Bornos - Villamartín por la vía férrea Jerez-Almargen



Ruta:   Bornos - Villamartín por la vía férrea Jerez-Almargen.





Detalles del recorrido


Ruta que discurre por el fallido trazado ferroviario Jerez-Almargen entre las localidades de Bornos y Villamartín. Se puede disfrutar de un paisaje eminentemente agrícola por la extensa Vega de Bornos hasta alcanzar el Paraje Natural Cola del Embalse de Bornos. Al llegar al túnel del Algarrobillo, el sendero se interna en el termino municipal de Villamartín. En este punto el curso del río Guadalete acompaña el dificultoso itinerario hacia la Estación de Villamartín. El trazado ferroviario que nunca entró en funcionamiento puede ser recorrido a pie, en bicicleta o a caballo, hasta el mencionado túnel del Algarrobillo. 

El Ferrocarril de la Sierra, que discurriría entre Jerez de la Frontera y Almargen, fue un proyecto con el que soñaron, a principios de siglo XX, generaciones de gaditanos y sevillanos que moraban en las tierras aledañas al Guadalete y las más altas de Olvera .

Por su parte, los militares también deseaban la construcción de un ferrocarril que enlazara sus bases de Cartagena y Cádiz. Con todas las bendiciones, las obras se iniciaron con celeridad bajo la batuta del General Primo de Rivera, jerezano a la sazón. La Guerra Civil supuso un fuerte parón a las obras. Superada la contienda, la dura posguerra no fue el mejor marco para retomar esta difícil construcción. Así llegamos a mediados de los sesenta, cuando un informe del Banco Mundial determinó el definitivo abandono de las obras, estando concluidas las estaciones, viaductos y túneles, a falta del tendido de vías.



Distancia   
12,5 kms.
Tiempo aproximado
 4 horas.
Época del año
Otoño.
Espacio Natural
Vía Verde de la Sierra. Vega de Bornos. Paraje Natural Cola del Embalse de Bornos.
Municipios
 Bornos y Villamartín.


Mapa de la ruta.






RUTA

Comenzamos el recorrido temprano desde la estación de autobuses de Bornos. La linea de autobús entre Bornos-Villamartín nos servirá para regresar al punto de partida.

Cruzamos el caserío de Bornos y tras tomar la vereda del Camino de Villamartín llegamos al trazado ferroviario.

Una mirada atrás hacia Bornos, tras circular los primeros metros del Camino Natural de la Vía Verde.

El trazado atraviesa la carretera Jerez-Ronda por el paraje de Cantarranas. Con sumo cuidado se cruza la concurrida carretera.

El sendero continúa hacia el Coto de Bornos por una llanura de tierras de labor decoradas con eucaliptos plantados alrededores del embalse para minimizar el impacto ambiental del pantano. Se sigue al frente, a la izquierda se conecta con la Cañada Real de los Marmoles.

El puente de los Veintiún Ojos sobre el arroyo de Almarda, el único viaducto del trazado del ferrocarril fuera de la actual Vía Verde de la Sierra. Para saber mas enlace.

Nueva mirada atrás hacia Bornos, dominando este la extensa vega que lleva su nombre.

Hemos cruzado un acceso del Coto de Bornos. En esta parte del camino se consiguen vistas de la Sierra de Grazalema.

De mas cerca a lejos: los campos de algodón, la Torre de Pajarete y la Sierra de Grazalema.

A un lado del camino la pedanía del Coto de Bornos.

El Coto de Bornos es un poblado de colonización, donde viven unas 1000 personas dedicadas sobre todo a la agricultura y la ganadería.

Volvemos a cruzar otro acceso al Coto de Bornos. El trazado, mas irregular, toma rumbo a Villamartín.

Como se ve en la imagen en camino es muy frecuentado por amantes del ciclismo, que buscan lugares tranquilos por donde discurrir.

El sendero se topa con la carrera A-371 hacia las Cabezas de San Juan. Nuevamente hay que tomar precauciones al cruzarla.

Tras cruzar la carretera encontramos el Paraje Natural Cola del Embalse de Bornos. 

Entre eucaliptos.

Una trinchera del ferrocarril.

El sendero arriba al túnel del Algarrobillo que tiene una entrada en el termino de Bornos y otra en el termino de Villamartín.

El túnel del Algarrobillo tiene un longitud cercana a los 200 metros y actualmente sirve de almacén de heno para el ganado.

Como no es posible seguir por el túnel, continuamos por el exterior del mismo.

Aparece el curso del río Guadalete.

Comienzan las dificultades en el recorrido.

Pasamos junto a la otra boca del túnel del Algarrobillo, tapada y en bastante mal estado.




Lo mejor, las vistas al río y al caserío de Villamartín.

Villamartín y detrás la Sierra de Grazalema.

Seguimos sorteando la alta hierba, a la altura de los terrenos de la cooperativa agrícola ecológica La Verde.

Complicado pasar por aquí.

Salimos a unos campos sembrados. El trazado del ferrocarril está desaparecido por esta zona.

Estación del Tren en Villamartín, reutilizada actualmente como hotel rural.

Puente de la Vega, desde aquí buscamos la estación de autobuses para regresar a Bornos.