Trebujena, Sanlúcar y el Guadalquivir



Ruta en coche: Trebujena, Sanlucar y el Guadalquivir.


Pasado el ecuador de enero, el fin de semana siguiente se presenta con un temporal de viento y lluvia, tiempo adverso para salir al monte. Pero para el domingo 19 se pronostica una leve mejoría por el oeste peninsular. Optamos por hacer nuestra ruta semanal en la Costa Noroeste gaditana siguiendo un tramo del río Guadalquivir a su paso por los términos de Trebujena y Sanlúcar.

Pero nuestro gozo en un pozo, el fuerte y desagradable viento de poniente desanima nuestro intento de hacer la ruta caminando, por lo que decidimos visitar varios sitios singulares que se encuentran entre una y otra población. Como adalid del recorrido el imponente río Guadalquivir, río navegable por este lugar hasta la ciudad de Sevilla.

Por Trebujena visitaremos la plaza central del pueblo, el cortijo Alventus y el Codo de la Esparraguera. En Sanlúcar, el Pinar de la Algaida de un extremo a otro, de la Ermita de la Algaida a la Laguna de Tarelo y en la ciudad asistiremos a Bajo de Guía, donde se encuentra el Centro de Visitantes de Doñana, y la zona de las bodegas para degustar la rica manzanilla y el pescaito frito.

En cuanto a la carretera por la que circulamos hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones. El trazado de la carretera al río de Trebujena al Codo de la Esparraguera es estrecho y de firme irregular, pero pasable, empeorando algo tras pasar el cruce del embarcadero.  Otra historia es el tramo desde las compuertas al Pinar de la Algaida, con el asfalto en muy mal estado colmado de socavones, que se sortean despacio y pacientemente. La pista que cruza el Pinar de la Algaida esta muy bacheada por las lluvias y tiene numerosos badenes. El ultimo trayecto por el Barrio de la Algaida presentaba enormes charcos, producto de la lluvia caída el día anterior, que hay que atravesar.

Ruta: Trebujena - Sanlúcar de Barrameda.
Recorrido y paradas:

  • Trebujena.
  • Cortijo Alventus.
  • Embarcadero al Guadalquivir.
  • Compuertas del Caño Martin Ruiz.
  • Ermita del Pinar de la Algaida.
  • Laguna de Tarelo.
  • Sanlúcar de Barrameda.





Trebujena: entre viñedos y marismas.

Trebujena se encuentra entre las lomas de albarizas cubiertas de viñedos y terrenos de marismas. Su termino municipal se ubica al noroeste de la provincia de Cádiz, próximo  a la desembocadura del río Guadalquivir que le otorga un inigualable entorno natural de gran valor ecológico y paisajístico dentro de las marismas del Bajo Guadalquivir enclavada en el Parque Natural de Doñana.



Llegamos a Trebujena, hacemos una parada para desayunar en un bar cercano a la Plaza de España. Paseamos por esta plaza, unas fotos por aquí y por allá y luego buscamos la salida que conduce al río Guadalquivir.


Plaza de España, en la cual se ubica el Ayuntamiento y la Parroquia de la Purísima Concepción.


Fachada de estilo neoclásico del Ayuntamiento de Trebujena.



Parroquia de la Purisima Concepción.






Puerta del Perdón en la trasera de la iglesia.



Salimos del casco urbano de la población encontrando en un viñedo las ruinas de un antiguo molino de viento, donde se molía el grano.



Del molino de viento solo queda la estructura, de mampostería y planta circular. 




El Cortijo Alventus.



Siguiendo la carretera que conduce al río, a 4,5 km. de la población se sitúa  el cortijo de Alventus, antiguo donadío de los Duques de Medina Sidonia durante la repoblación que se realizó en el siglo XVIII.





Ubicado en el termino municipal de Trebujena, el cortijo Alventus tuvo su origen como donación de los duques de Medina Sidonia, mencionándose incluso en un privilegio de 1494; posteriormente, se convertiría en un cortijo ganadero característico de la Baja Andalucía. En la actualidad es sede de la ganadería de lidia Nuñez Guerra, que cuenta con divisa propia.


Se observa el cortijo como un conjunto cerrado, pero formando una gran mancha blanca que contrasta con el ocre de los cultivos de secano y con los cultivos marismeños.  




Se trata de un recinto cerrado, aislado en el campo, que integra varios edificios en torno a un gran patio empedrado al que se accede a través de un pórtico almenado decorado con azulejeria, rotulo y un retablo cerámico.


La denominación de Alventus dio nombre a un embarcadero en el Guadalquivir y podría derivar de Adventus lugar de llegada, en relación con un posible puerto fluvial de que se tiene constancia desde hace siglos.


El vocablo de cortijo procede del latín conhorticulum, que a su vez procede de cohors, que significa patio o corral e indica que estos edificios están levantado en torno a un gran pario. Los muros de este tipo de habitar rural se hacen de piedra, ladrillo o adobe, y tienen un espesor de cincuenta centímetros que asegura una agradable temperatura en el interior. Los pavimentos del cortijo son de baldosas y las cubiertas están formadas por estructuras de madero, tejas árabes y aleros de escaso vuelo.


El cortijo Alventus es mas o  menos grande, con varias dependencia. En su interior destacan las viviendas de los propietario, donde se aprecia una artística marquesina de forja, artesonado de madera, frontal cerámico y lapida conmemorativa de la visita del rey Alfonso XIII en 1908. 


Alrededor del patio central, se sitúan las construcciones ganaderas (cuadras, zahúrda,gallinero, parideras, etc...) donde acomodar el ganado y las de almacenaje, entre las que se encuentra el alfolí (para guardar las semillas) y los graneros. Otras dependencias dan alojamiento a los trabajadores y el recinto se complementa con instalaciones relacionada con la cría de reses bravas, como la plaza de tientas.







Codo de la Esparraguera y el rio Guadalquivir.


A medida que nos acercamos al río, el paisaje se va transformando en una inmensa llanura de marismas, hasta que nuestra vista alcanza por fin toda la inmensidad del Guadalquivir.

Las marismas, situadas en el antiguo estuario del río, fueron denominadas por el geografo e historiador griego Estrabón como Lacas Lingustinus (laguna semi abierta al mar existente en la desembocadura del río). Este complejo de marismas, entremezclado con numerosos caños, brazos y retazos, da lugar a un ecosistema especifico que favorece la presencia de una rica avifauna y flora. Las aguas marinas, con una salinidad superior a la normal, circulan por la zona a través de conductos de entrada (esteros) y de salida (caños). Así, la hidrodinámica actual del estuario esta influida por el régimen fluvial, la acción de las olas y las corrientes de deriva.

Poco despues de abandonar el cortijo Alventus hacemos una para para contemplar unos típicos chozos moriscos que acogen apartamentos turísticos. Al fondo se avista el embarcadero al Guadalquivir.



Estos chozos moriscos eran viviendas de los riacheros.


La ruta llega al embarcadero del Guadalquivir, para recorrer luego la margen izquierda del río por el Codo de la Esparraguera.

Las aguas se muestran muy revueltas por efecto del vendaval. Estos días atrás un carguero que cruzaba el cauce fluvial quedo encallado por causa de la niebla. Luego nos enteramos que la noche anterior habían logrado remolcarlo al puerto de Sanlúcar.



El Guadalquivir (del árabe al-wadi al-Kabir, "el río grande") es el río mas importante de Andalucía. Es navegable desde el Océano Atlántico, de Sanlúcar a Sevilla. Utilizado como transporte marítimo por romanos y árabes, consiguiendo su máximo esplendor en la época del Descubrimiento de América. Los Reyes Católicos conceden a Sevilla el privilegio del monopolio del comercio indiano a través de sus aguas.


El embarcadero del Guadalquivir, junto al limite de Sevilla en Lebrija, enclave que informa sobre la navegabilidad del río y su importancia como vía de comunicación. Se trata de un antiguo emplazamiento costero, donde el río formaba un amplio golfo marítimo que se ha ido colmatando con sedimentos fluviales y marinos originando la fisonomía actual marismeña.

Aguas abajo, hacia Sanlúcar.



Aguas arriba, hacia Sevilla.


Continuando por el Codo de la Esparraguera se llega a la piscifactoría ubicada junto al Caño de Martín Ruiz, regulado por compuertas y tras el caño la entrada del pinar de Monte Algaida.






El caño de Martín Ruiz se encuentra en las marismas que forma el río Guadalquivir en La Algaida. Nace en Sanlúcar de Barrameda y llega hasta Trebujena. Es utilizado como desagüe de diferentes  canales de riego.

En el Caño de Martin Ruiz se observan barcas de riacheros.

Los riacheros de Trebujena practican la pesca fluvial tradicional en el Bajo Guadalquivir. Se dedican principalmente a la pesca de la angula y del camarón, así como a otras especies, realizando sus capturas en pequeñas embarcaciones. En Trebujena existe la Sociedad Cooperativa Andaluza Solidaridad de Riacheros, que los agrupa. La prohibición de captura de la angula como consecuencia de su progresiva extinción, está poniendo en peligro la continuidad de este oficio tradicional.


El Caño de Martin Ruiz regulado por un "sifón invertido", compuerta que regula el régimen hidráulico del caño. Un sifón es un conducto cerrado diseñado para transportar el agua a sección llena y bajo presión. El funcionamiento de un sifón invertido se basa fundamentalmente en la diferencia de niveles en los extremos del caño, permitiendo el flujo en una dirección.

La pasarela de la compuerta se encuentra en mal estado, no permitiéndose el paso a vehículos pesados.



Pasada la compuerta, a la derecha, esta indicada una ruta de 6.1 km al Observatorio Salinas de Bonanza. Por la parte izquierda continua la carretera en dirección al Pinar de Monte Algaida.



El Pinar de Monte Algaida.


Entrada norte al Pinar de la Algaida.

El Pinar de la Algaida el mayor y mas representativo pinar de la costa noroeste de la provincia de Cádiz, Un bosque de pinos piñoneros instalado en un primitivo sistema dunar, antigua "isla de Barrameda" en medio de las marismas sanluqueñas de Guadalquivir. Originado por antiguas repoblaciones de los Duques de Medina Sidonia ya en el siglo XV.



La ermita de Nuestra Señora de la Algaida alberga una imagen de una Virgen con el Niño. Esta ermita está cerrada durante el año, menos los días de celebración de la romería de su titular a mediados de octubre.





El recorrido por la pista forestal atraviesa el Pinar de Monte Algaida, un bosque de repoblación propiedad del Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda.




Laguna de Tarelo.

La Laguna del Tarelo, donde es posible observar aves acuáticas, como patos reales, fochas y porrones.

Observatorio de la Laguna de Tarelo.












Entrada sur al Pinar de la Algaida.





Sanlúcar de Barrameda.

Dejamos el Pinar de la Algadia para dirigirnos a Bajo de Guía en Sanlúcar de Barrameda con la intención de visitar el Centro de Visitantes de Doñana instalado en la antigua Fabrica de Hielo. En el camino paramos para contemplar una industria salinera.








Embarcadero de Bajo de Guía.



Desembocadura del río Guadalquir por Bajo de Guía.



Centro de Visitantes de Doñana "Fabrica de Hielo".

Fábrica de Hielo ofrece una visión general del espacio natural, la historia y cultura de Doñana y el Bajo Guadalquivir.

Una replica de la Nao Victoria preside la exposición de la Fabrica de Hielo.

Sanlúcar de Barrameda fue principio y fin de una aventura, la primera vuelta al mundo demostrando así que la tierra era redonda. Hernando de Magallanes, al mando de 237 hombres y cinco naos, parte de Sanlúcar el 20 de septiembre de 1519. Solo la Nao Victoria comandada por Juan Sebastian Elcano, maestre de nao, junto con 17 hombres, regresará al Puerto de Bonanza el 6 de septiembre de 1522, casi tres años despues.

Trotones con la Nao Victoria.



Bajo de Guía y el Guadalquivir desde la terraza superior de la Fabrica de Hielo.



Pasado el mediodía todavía se nota en las palmeras el fuerte viento de poniente.

Solo nos queda deambular por las calle de Sanlúcar observando algunos iconos representativos de esta ciudad.

Barco pesquero situado en una céntrica rotonda.



La Virgen del Carmen en el interior de una Cofradía de pescadores.



La plaza del Cabildo importante lugar de actividad gastronómica.



Exteriores de una bodega dedicada a la elaboración de la Manzanilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada