Rio Hozgarganta-Miradores "El Risco"-Castillo de Jimena




Ruta: Río Hozgarganta-Miradores de "El Risco"-Castillo de Jimena.



Longitud
9 km. Circular.
Dificultad
Media.
Tiempo
5 horas
Fecha
Septiembre/2011
Lugar
Parque Natural de los Alcornocales.

Cómo llegar: Desde Jimena, junto al molino de Rodete. Otras opciones de inicio son: por el camino de la Encubierta, accediendo a la mitad del recorrido, o hacerlo en sentido contrario cerca de la Cruz Blanca. 


Detalles del recorrido


Ruta por el sendero que recorre el río Hozgarganta a su paso por Jimena de la Frontera, permitiendo disfrutar del que puede ser el último río virgen de Andalucía. El camino discurre paralelo al río bordeando el cerro de San Cristóbal, coronado por el Castillo de Jimena. La última parte del sendero junto al río a través de un camino empedrado y pasadizos cavados en la roca, próximos a una zona donde el agua alcanza mayor profundidad permitiendo el baño.

Tras entrar en el pueblo por la zona de la Cruz Blanca nos dirigimos a los Miradores de "El Risco" para contemplar desde los distintos balcones habilitados, el cauce del Río Hozgarganta y las sierras que lo circundan.

El itinerario se culmina visitando el Castillo Cristiano-Nazarí en lo mas zona mas alta de Jimena de la Frontera.





Mapa de la ruta.



RUTA


Comenzamos la ruta en un puente que cruza el Río Hozgarganta.



  El jimenato del carrillo llevaba unos 10 perros junto el, faltan los que están con nosotros. 



Pequeño galápago en una roca del río bajo el puente.



Pasado el puente se presenta el Molino del Rodete.



Tomamos la calle Pasada de Alcalá  para desviarnos a la izquierda por una calle empedrada.



Al final de la calle se encuentra el cartel de inicio del sendero.



Inmediatamente nos topamos con el Cao de la Real Fabrica de Artillería.



Panel informativo de "El Cao de la Real Fábrica de Artillería".



La Real Fábrica de Artillería fue construida durante la segunda mitad del siglo XVIII para la fabricación de material bélico (bombas, principalmente) necesario para la defensa de las colonias de ultramar. Desde aquí salieron, hasta la desembocadura del río Palmones, numerosa munición durante el Gran Asedio de Gibraltar (1779-1783).



El Cao transcurre paralelo e intermedio entre el Río Hozgarganta y a un carril terrizo por el que avanzamos.



Interior del Cao.



Algunos tramos el camino esta empedrado.



Hay que tener cuidado al caminar por el borde del Cao, hay varios metros de caída.



Azud que alimentaba el Cao para asegurar el suministro de agua para el movimiento de los fuelles de aire de la fundición.



Mas adelante, se pasa junto a una casa en ruinas de la que ha nacido una higuera entre sus muros.



Marchando por el sendero.



Quejigo de gran tamaño junto al camino.



El sendero se topa con una cancela de hierro, que debemos cruzar.



A la izquierda un molino harinero, en buen estado de conservación.






Tras pasar por la cancela, el sendero se estrecha bastante.



Cruce de caminos, el cartel señaliza el acceso de la Vereda Encubierta que viene de Jimena hasta llegar al río.



Angosturas del Río Hozgarganta.



La senda se abre paso excavando en la roca.



Bajamos hacia el río por unas huellas talladas en las rocas.



Cuanta gente habrán pasado por aquí.



Mirando arriba hacia Jimena divisamos los Miradores del Risco que luego visitaremos.



Una zona arenosa a modo de playa en el río Hozgarganta.



En épocas de lluvias el nivel de río debe crecer bastante.



Cala pequeña donde se puede disfrutar de un buen baño.



El sendero continúa abriéndose paso en las rocas en su transitar junto al río.



Molino del Gaitan.



Antes de iniciar una subida por un carril, nos paramos a contemplar el Río Hozgarganta.



Este tramo de pista coincide con el sendero Vereda de Ubrique-Las Asomadillas.



Fin del sendero señalizado. Continuamos hacia Jimena para visitar los miradores del Risco.



Subimos por una zona adoquinada para llegar a la Cruz Blanca.







Fuente con un mirador a la entrada de Jimena.



El mirador de la fuente tiene buenas vistas al Hacho de Gaucín.



Caminamos por las calle de Jimena y nos llama la atención los tejados de las casas.




En la Calle Llana se encuentra el acceso a los Miradores del Risco. Hace unos años fue habilitado esta zona para paseos en contacto con la naturaleza y se instalaron miradores de madera tanto hacia el Parque Natural Los Alcornocales como hacia la propia población. 
 Son ocho miradores unos con un vallado de madera y otros montados en plataformas. Son los siguientes: El Eucaliptal, De la Fuente, La Laja del Águila, La Grieta, De Roma, De Poniente, de Jimena y El Caracol.

Caseta de madera en la entrada al Jardín Botánico "El Risco".



Los primeros metros por un estrecho sendero entre abundante maleza.



Mirador del Eucaliptal.



Mirador de la Fuente.



Vista del río desde el Mirador de la Fuente.



Mirador de La Laja del Águila.



Mirador de Poniente desde el Mirador de la Laja del Águila.



Laja del Águila.



Mirador de la Grieta.



Escalinata de madera en el Mirador de la Grieta.



Plataforma de madera del Mirador de la Grieta.



Mirador de la Grieta.



Magnificas vistas desde el Mirador de la Grieta.



La zona del Río Hozgarganta por la que hemos transitado anteriormente.



Mirador de Roma.



Mirador de Poniente desde el Mirador de Roma.



Mirador de la Grieta desde el Mirador de Roma.



Mirador de Poniente.



Los "cabras" del grupo.



Mirador de Roma desde el Mirador de Poniente.



Valle del río Hozgarganta.

El río Hozgarganta nace en la confluencia de las gargantas de La Sauceda y Pasada Llana, a unos 160 metros de altitud. Tiene un recorrido total de 35 kilómetros, siendo uno de los pocos cauces fluviales carente de regulación en toda su cuenca; esta circunstancia, unido a su riqueza ecológica y a su buen estado de conservación, lo hacen muy singular.

El Mirador de Jimena y el Caracol están mas apartado y hay que afrontar una dura subida.



Mirador de Jimena de la Frontera.



El Castillo visto desde el Mirador de Jimena.



Jimena de la Frontera.



Abandonamos los miradores por las calles del pueblo, pasando por el acceso de la Vereda Encubierta hacia el río.



Caminando hacia el Castillo.



Puerta y muralla de acceso al Castillo.



Vista general del cerro donde se sitúa la fortaleza.



Torre del Homenaje y las murallas.
Situado en la zona más alta de Jimena de la Frontera, destaca el recinto amurallado, con sus merlones y almenas, y su torre del homenaje. El castillo apenas estuvo cuarenta y nueve años en manos cristianas durante los más de dos siglos que duró la frontera entre reinos.
La construcción musulmana se hizo sobre restos romanos, perfectamente adaptada a la orografía del terreno y diseñada para la defensa y para la resistencia de largos asedios (con aljibes de hermosas arcadas para almacenar el agua). Una primera línea defensiva está constituida por las torres más alejadas de la meseta superior del cerro, entre ellas la situada en la parte delantera de la muralla, en la zona con menor pendiente, que controlaba el acceso al recinto, y en cuyos muros podemos descubrir materiales de construcción romanos. El resto de torres, situadas de trecho en trecho, son piezas clave en la organización estratégica del conjunto, constituyendo puntos de guardia permanente, verdaderas fortalezas independientes.
La torre del homenaje circular, excepcional en la arquitectura militar musulmana, consta de dos niveles abovedados, ocultando en su interior los restos de otra más antigua, de planta poligonal.


El cerro visto desde el Castillo, al fondo el cementerio de Jimena.



El bastión defensivo.



El puente donde comenzamos la ruta.



Vista de Jimena desde el Castillo.



Trotones guardianes en el amurallado.



  Bajamos por el pueblo y vemos esta curiosa veleta que reproduce la figura de un barco pintado en una cueva rupestre de la Laja Alta.



Hacemos una parada en esta plaza para tomar un refrigerio.



Una mirada al Castillo desde la plaza. Ya solo nos queda volver al puente.


Fuentes Bibliográficas: 300 senderos de la provincia de Cádiz (Diputación de Cádiz) y Cuadernos de senderos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.


Otras rutas en el Parque Natural de los Alcornocales



No hay comentarios:

Publicar un comentario