Circular en Benamahoma: Llanos de Berral-Arroyo Ahijadero.



Sendero señalizado parcialmente:   Circular en Montes de Benamahoma: Llanos de Berral-Arroyo Ahijadero.

Longitud
8 km. Circular.
Dificultad
Media-Baja.
Tiempo
4 horas
Fecha
Diciembre/2011
Lugar
Parque Natural Sierra de Grazalema.


 
Cómo llegar: La ruta comienza en el Km 37 de la carretera A-372 que une Benamahoma con Grazalema, frente al Área Recreativa Los Llanos del Campo.

**************************************************************************************************************
Detalles del recorrido:

El sendero de los Llanos de Berral, ideal para dar un paseo en familia, permite conocer un bosque mediterráneo denso, poblado de especies animales y vegetales.


La ruta comienza por un camino de unos cien metros entre encinas y algarrobos hasta llegar a un carril, que hay que tomar a la izquierda, nosotros abandonamos el sendero por la cañada del arroyo de los Charcones hacia la laguna del Alacrán, buscando otro arroyo el Ahijadero. Tras transitar por la cañada de los Laureles completamos el circulo por este monte de las encinas a través de un cortafuegos, cruzando por varios cortijos en ruinas para llegar al mirador situado en el final del recorrido del sendero los Llanos del Berral. Se pueden disfrutar de unas vistas impresionantes sobre el macizo de la Sierra del Pinar, con su abrupto relieve. Así como de la Sierra de la Silla, el valle de Tavizna y el Castillo de Aznalmara.

Este itinerario discurre por bellos y tranquilos rincones donde disfrutar del contacto con la naturaleza. La vegetación es muy frondosa, con enormes encinas mezcladas con quejigos centenarios que sombrean el camino.

Parte del camino atraviesa terrenos de titularidad privada, habrá que contar con el oportuno permiso de sus propietarios. 


**************************************************************************************************************
La ruta:

Comenzamos la ruta frente al Área Recreativa Los Llanos de Campo, situada en el km. 37 de la carretera A-372. La carteleria indicadora del sendero Los Llanos de Berral esta colocada junto a una cancela metálica.

Tras pasar la cancela metálica,  avanzamos unos cien metros por un camino entre numerosas encinas y algarrobos  hasta llegar a un carril, que cogeremos a la izquierda.

En sus primero metros el carril va paralelo a la carretera. Al fondo el monte de las encinas que vamos a circundar.

A la altura de un cercado que encontramos a nuestra derecha giramos a la izquierda pasando entre grandes lentiscos.

Avanzamos hacia la cabecera del arroyo de los Charcones, transcurriendo anexo a un helipuerto.

Continuamos en subida por el margen derecho y luego mas adelante por el izquierdo del arroyo de los Charcones.

Una encina ladeada cubierta de musgo nos marca que el camino es el correcto.

Llegamos al puerto donde hay un gran llano que no es otra cosa que un perezoso.

Esta llano conocido como la Laguna del Alacran, sera porque abundaran estos arácnidos en ella. Este invierno esta seca por las pocas precipitaciones que ha caído, solo en el centro hay un charco

Abandonamos el perezoso por el lado opuesto por donde hemos venido.

Se puede apreciar una gran flecha pintada en una encina señalizadora del camino que debemos tomar.

Después de recorrer unos 200 metros llegamos a otro puerto que separa los el valle de los Charcones  del Ahijadero.

Bajamos por un sendero, entre madroños, contemplando la Sierra del Pinar.

En el camino de bajada transitamos por un sendero bastante pedregoso.

Casi llegando a otro gran llano nos topamos con una encina acostada en el suelo.

Llegamos al llano de los Laureles y nos desviamos a la derecha para buscar un lugar donde cruzar el arroyo Ahijadero.

Discurrimos por la garganta de los Laureles en un sendero muy angosto por la vegetación de ribera.

Seguimos el curso del arroyo por su margen izquierdo en un descenso cada vez con mas desnivel y nos topamos con muro de piedras alambrado. El arroyo emboca en el muro y se interna en una cortijada con abundante ganado ovino y caprino. Nos aventuramos a seguir por la derecha unos metros para comprobar una zona rocosa.  Luego volvemos atras al arroyo para continuar junto al muro de piedras por la cañada de los Laureles.

Caminando cerca al muro de piedras, abajo se divisa la garganta del Boyar por encima de la arboleda.

Tras pasar por una angarilla nos encaminamos hacia las ruinas del cortijo del Olivillo. Frente nuestra el monte de las encinas en su vertiente de solana.

Pasamos otra angarilla para buscar un cortafuegos. Echando la mirada atrás se puede ver el Cerro de las Cuevas con unos enormes cortados donde se encuentran unas buitreras.

Girando la vista hacia la izquierda vemos un pequeño valle y  la garganta de los Laureles por donde hemos transitado. Al fondo la Sierra del Pinar.

Seguimos avanzando hacia el sur y empezamos a tener magnificas vistas del la Silla, el Higuerón de Tavizna y el castillo de Aznalmara.

Primer plano del peñon rocoso donde se instala imponente el castillo de Aznalmara.

Ruinas de unos rediles del Cortijo del Olivillo.

Progresamos por un cortafuegos en una ladera muy pronunciada con vistas siempre  al valle de Tavizna.

El triunvirato dominante durante la marcha.

El cortafuegos circula próximo a las ruinas de otro cortijo donde pastan algunas vacas.

Ruinas el cortijo de las Peñuelas.

Desde el caserio contemplamos el valle de Tavizna entre las sierras de la Silla y la de Albarracin.

Seguimos por la ladera del monte girando al norte para iniciar una bajada al arroyo de los Charcones que vamos a vadear. El cerro Peñuelas se muestra cubierto de abundante vegetación frente a nosotros.

Tras vadear el arroyo continuamos en dirección norte por una fuerte pendiente ascendente, encontrándonos en el camino este abrevadero  para el ganado.

Ladera arriba por senderillos que los animales del lugar han trazado. Aqui empezamos a ver hitos de piedras. Esta zona también es rica en madroños.

Nos encontramos un mirador situado al final del sendero señalizado "Los Llanos de Berral" con buenas vistas a la sierra de la Silla y al valle de Tavizna.

Pavostrotones en el mirador de Berral.

Dejamos el mirador y unos metros mas arriba cruzamos una cancela que accede a un carril que va paralelo al arroyo de los Charcones escoltados, hasta llegar al llano, por grandes ejemplares de encinas y quejigos.

Llegamos al llano y volvemos a tener buenas vistas de la Sierra del Pinar.

Enlazamos con el camino de la ida, ya solo nos queda llegar al área recreativa, después de haber disfrutado de un ruta poco visitada en estos lugares.


Fuentes Bibliográficas: 300 senderos de la provincia de Cádiz (Diputación de Cádiz) y Cuadernos de senderos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Track: Ruta de los miradores del Grupo de Senderismo "El Tercer Tiempo"

2 comentarios:

  1. Hola a todos.

    Enhorabuena por vuestra página, es magnífica. Al menos, a mí me ha ayudado a conocer un poco la Sierra de Cadiz y alrededores...

    Sobre esta ruta... Bueno, maravillosa. Vuestras fotos son buenas y permiten apreciar parte de la belleza de estos parajes. Me encantaría poder caminarla con mi mujer en septiembre. ¿Dónde puedo solicitar información para tramitar los permisos de acceso a las fincas privadas?

    Muchas grácias por todo, y buen viaje...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, normalmente transitamos por montes y veredas públicas y no es necesario solicitar permiso alguno, excepto si son zonas de reserva especial. En esta ocasión cruzamos dos angarillas por el cortijo del Olivillo, que son pasos en las alambradas y no están cerrados con candados, el único deber es dejarlas cerradas cuando se pasa por ellas, ademas de respetar la propiedad. Si te encuentras con el propietario en el lugar debes verbalmente pedirle autorización para cruzar la finca. Otra cosa es que la cancela este cerrada con llave o exista un cartel de prohibido el paso, en este caso si debes ponerte en contacto con el dueño.
      Los distintos parajes de la sierra de Cádiz son fabulosos. Saludos.

      Eliminar