Travesía por Sierra Crestellina




Sendero:   Travesía por Sierra Crestellina
Señalizado:  Si, excepto la subida al Cerro de las Chapas.


Longitud
11 km. Circular
Dificultad
Media. Alta en la subida al pico Las Chapas.
Tiempo
5 horas
Fecha
Abril/2012
Lugar
Paraje Natural Sierra Crestellina.


Cómo llegar: El Paraje Natural Sierra Crestellina, se localiza en el municipio de Casares (Málaga), tiene una superficie de 477,50 hectáreas. 
 El inicio de la ruta se sitúa, aproximadamente, en el km. 3 de la carretera A-7150, en la zona norte del pueblo.



Detalles del recorrido

Mapa
El sendero parte de Casares y tras ascender desde la carretera a través de un carril de buen firme llega al Puerto de las Viñas. En un cruce de caminos se sigue, por la derecha, en dirección al cerro de la Chapas, máxima altitud de esta sierra. Desde su cima se otean los Valles del Genal y Guadiaro, los macizos de Libar y Grazalema, Sierra Bermeja, el Monte del Duque, Gibraltar y la costa africana. De vuelta al cruce se continua girando al oeste en dirección a un mirador y a un refugio, situados en la vertiente frontal del valle. Desde el refugio se baja a través de una senda a la carretera que nos llevará de nuevo a Casares. 


Perfil
 El sendero está repleto de la vegetación típica del bosque mediterráneo: quejigos, encinas, pinos, algarrobos, lentiscos, etc. También podremos observar el vuelo del buitre leonado, que tiene en esta sierra una importante colonia.


Sierra Crestellina

 Sierra Crestellina cuenta con la declaración de Paraje Natural Protegido desde el año 1989. Este espacio protegido, a pesar de sus pequeñas dimensiones, presenta elementos sumamente interesantes. Entre ellos, destaca su orografía, con sierras de altura media, pero de crestas afiladas e inaccesibles. Esta característica es la que da nombre al Paraje Natural Sierra Crestellina. El origen de estas formas agrestes se encuentra en la composición de los materiales del lugar, rocas de origen calizo y de colores grisáceos que la diferencian de otras sierras próximas. 
 Sierra Crestellina tiene dos picos, uno llamado “Sierra de Casares”, con 906 m., y el otro llamado “Cerro de las Chapas”, con 948 m. Su localización al sur de la provincia de Málaga se puede considerar como el extremo más meridional de la Serranía de Ronda.




Casares

 Casares es un municipio de la provincia de Málaga, en la comunidad autónoma de Andalucía, España. Está situado en el límite con la provincia de Cádiz, en la comarca de la Costa del Sol Occidental. Limita al noroeste con el municipio de Gaucín; al norte con los municipios de Benarrabá y Genalguacil, con el que también limita al nordeste; al este limita con Estepona; al sur con Manilva y el mar Mediterráneo; y al oeste con San Roque y San Martín del Tesorillo, pedanía de Jimena de la Frontera, en la provincia de Cádiz.
 Casares es el estereotipo del pueblo blanco andaluz, de calles estrechas, empinadas y sinuosas y casas encaladas. Además, es el lugar de nacimiento de Blas Infante, considerado el padre de la patria andaluza.






RUTA


El sendero parte de Casares y tras ascender desde la carretera a través de un carril de buen firme llega al Puerto de las Viñas. Al comienzo de la ruta se encuentran dos paneles informando del itinerario.

Caminando por el carril avistamos Casares y la carretera A-7150 por donde hemos llegado.

Casares, las vistas al pueblo son permanentes durante el transcurso de la ruta.

El primer tramo discurre en la vertiente oriental de Sierra Crestellina. En la parte soleada tenemos vistas de los dos cerros mas elevados: mas cercano el Sierra de Casares y a la derecha el de las Chapas.

Pasamos delante de una fuente del S. XVIII denominada Fuente de la Arquita.

Durante un corto tramo se incorpora al grupo un lindo gatito.

Transitamos junto a un curioso lugar adornado con motivos aztecas: El rincón de Xochipilli.

Las vistas hacia Casares y el Estrecho de Gibraltar son cada vez mejores.

El cerro de las Chapas al fondo, mas abajo el Monte del Duque, donde hay varios bosques de encinas, alcornoques y quejigos. Por la hondonada de esta sierra fluye el arroyo Albarrán.

Arribamos al Puerto de las Viñas tenemos vistas del Valle del Genal y de la Sierra del Oreganal. Seguimos el carril ascendente hasta que lo abandonamos por el primer sendero que se encuentra a la derecha

El carril señalizado en su inicio por un cartel de la Junta de Andalucía el que indica “Sendero Crestellina Natural”.Una barrera metálica impide el paso a los vehículos.

El carril continua transitado entre la vegetación típica del bosque mediterráneo: quejigos, encinas, pinos, algarrobos, lentiscos, etc

Seguimos el sendero hasta que finaliza a los pies del cerro de las Chapas.

Empezamos a subir campo a través siguiendo los hitos de piedra que se encuentran y que orientan en la ascensión a la cumbre.

Hay que superar un desnivel de 200 metros en un corto trayecto.

Llegamos a una terraza en la antecumbre. 

Desde la antecumbre apreciamos una corona rocosa que protege la cima.

Los últimos metros hacia la cima hay que utilizar las manos para subir a ella.

Cima del cerro las Chapas 948 msnm. En el otro extremo el cerro Sierra de Casares 906 msnm. Desde aquí se consiguen magnificas vistas hacia los Valles del Genal y Guadiaro, los macizos de Libar y Grazalema, Sierra Bermeja, el Monte del Duque, Gibraltar y la costa africana.

En primer plano la cima del cerro Sierra de Casares. Detrás la columnas de Hercules: el Peñón de Gibraltar y el Jebel Musa al otro lado del estrecho.

Jimena de la Frontera, a la derecha San Pablo de Buceite.

El río Genal en sus últimos metros antes de sumar sus aguas al río Guadiaro.

Sierra del Aljibe en el horizonte.

Gaucin y el Hacho.

La sierra de los Pinos y Cortes de la Frontera. También se distinguen los picos de la sierra del Endrinal: Simancón y Reloj.

Al fondo los cerros Martín Gil y el Palo en el Macizo de Líbar.

La Sierra de Benadalid.

Los pueblos Genalguacil, mas cercano, y Alpandeire, este, en la falda de la Sierra del Oreganal.

En lontananza El Torrecilla en la Sierra de las Nieves.

Sierra Bermeja.

En las faldas de Sierra Bermeja y a orillas del Mar Mediterráneo la ciudad de Estepona.

Monte del Duque, el mejor bosque mediterráneo de la provincia de Málaga.

Casares es uno de los pueblos blancos de Málaga, catalogado como Conjunto Histórico Artístico.

Abajo la antecumbre donde se distingue la caseta.

Pavostrotones en la cumbre del cerro de las Chapas de Sierra Crestellina. Coincidimos en el pico con Gabrielle un simpático senderista de origen italiano.

Abandonamos la cumbre comenzando a bajar por la pronunciada ladera.

Una vez terminado el conflictivo descenso, regresamos al sendero buscando el cruce para girar en el a la derecha y seguir hacia el refugio.

El sendero se adentra en el monte en direccion sur y nos conducira, a traves de una repoblacion de pino carrasco hacia un refugio.

Contemplamos el vuelo del buitre leonado, que tiene en esta sierra una importante colonia.

Seguimos transitado por el sendero en un claro y suave descenso.

Un cruce en el camino señaliza la proximidad del refugio y del Mirador de la Cosalba, este se divisa desde el sendero. Nos acercamos al mirador en primer lugar.

La explanada del mirador. Este tiene dos paneles informativos uno lo nombra como Mirador de la Cosalba y otro como Mirador del Castillón, curiosamente ambos pertenecen a la Junta de Andalucía.

La vertiente por la que hemos circulado al inicio de la ruta. Detrás Sierra Bermeja.

Mejores vistas de Jimena de la Frontera.

Aerogeneradores en la Sierra Utrera.

El cerro Sierra de Casares y la entrada al mirador.

Asomándonos al murete de piedras, que circunda al mirador, logramos divisar el refugio entre la arboleda.

Volvemos al cruce y ahora tomamos el sendero en dirección al refugio.

Refugio Sierra Crestellina.

El descenso desde el refugio hasta la carretera es un tramo bastante dificultoso, dada su marcada pendiente y un firme un tanto resbaladizo.

Otra perspectiva de Casares.

El arroyo Albarrán discurre cercano al sendero una vez terminado el descenso.

En el margen del arroyo se observan numerosas y fértiles huertas.

El camino acaba en la carretera A-7150.

Cruzamos la carretera y continuamos hasta llegar al punto de partida.

La iglesia y el castillo de Casares vistos desde un mirador junto a  la calzada.






Otras rutas en la Serranía de Ronda

1 comentario:

  1. Una ruta, que tenemos pendiente, Crestellina siempre la nombramos, siempre la tenemos como referencia, y queremos poder hacerle una visita pronto. Vuestra escapa allí nos servirá de referencia. Un Saludo.

    ResponderEliminar