Cerro del Águila y Pinar de la Algaida



Sendero:   Cerro del 
Águila y Pinar de la Algaida.
Señalizado:  Si.


Longitud
8 km. Circular
Dificultad
Baja.
Tiempo
2:30 horas
Fecha
Mayo/2012
Lugar
Espacio Natural Doñana.


Cómo llegar: Desde Sanlúcar de Barrameda tomar la carretera secundaria CA-9027 en dirección a La Algaida. Esta carretera llega hasta la entrada del Pinar de Monte Algaida, donde comienza el sendero. 




Detalles del recorrido

Mapa del recorrido
La ruta permite asistir al encuentro entre los dominios del mar y la tierra, otear desde dunas fósiles y apreciar las sutilezas de una vegetación que tiñe de matices verdes este itinerario. 
Especial relevancia posee la laguna de Tarelo por ser refugio de muchas aves. 
En cuanto a vegetación, durante el itinerario tendremos la oportunidad de observar principalmente grandes pinos y sabinas.


Pinar de la Algaida
Pinar de la Algaida. Mayor y mas representativo pinar de la costa Noroeste de la provincia de Cádiz. Situado al sureste del Parque Nacional, en la margen izquierda del río Guadalquivir al norte de Sanlúcar de Barrameda, que incluye un gran bosque de pinos y una zona de marisma en la que existen explotaciones de salinas. Un bosque de pinos piñoneros instalado en un primitivo sistema dunar, antigua "isla Barrameda" en medio de las marismas sanluqueñas del Guadalquivir.  El Pinar de la Algaida existe por repoblación desde principios del siglo XIX, contiene una colonia de milanos.





RUTA

Entrada al Pinar de la Algaida.

El recorrido se inicia junto al aparcamiento que existe en la entrada del pinar,  donde la señalización nos dirige hasta la Laguna de Tarelo.

Pronto llegamos al observatorio de la Laguna de Tarelo.

Esta laguna artificial se originó tras una extracción de áridos para la cercana colonia agrícola. Dada la profundidad de la excavación, esta sobrepaso el nivel de agua del subsuelo, de forma que una vez abandonado el arenero, se inundo inmediatamente dando lugar a un humedad artificial de aguas ligeramente salobres, cuyo nivel de agua oscila con el del subsuelo, según las precipitaciones anuales y la extracion de agua para riego.

En el centro de la laguna se formo un islote. Podemos escuchar los peculiares cantos de estas aves que se entremezclan constituyendo un agradable concierto.

El lugar se ha convertido en refugio ideal para muchas aves, entre las que es posible observar malvasías, porrones o somormujos junto con zampullines y fochas.

A pocos metros se encuentra el inicio del sendero Cerro del Águila. Sendero de suave relieve poblado de pinos piñoneros, ejemplares de sabina y matorral característico.
La longitud del trazado oficial es de 3,7 km, nosotros lo hemos ampliado ( 8 km ) para visitar y contemplar un árbol singular: el Eucalipto de la Algaida.

Continuando el sendero hacia el frente en el siguiente cruce, nos encontraremos con una vegetación de tonalidades blanquecinas, es el monte blanco. Podremos compararlo con el que hay a nuestra derecha, entre el pinar, en suelos más bajos y húmedos. Se trata del monte negro.

En la siguiente bifurcación seguimos de frente y abandonamos el recorrido oficial para dirigirnos a contemplar el Eucalipto de la Algaida, catalogado como Árbol Singular por la Junta de Andalucía. 

Avanzamos por el carril y a la izquierda descubrimos la Vera.

La “Vera” es un ecotono o línea de encuentro de paisajes de Doñana. Se trata de una franja de terreno donde aflora la humedad filtrada del subsuelo y que da lugar a la presencia de junqueras y pastizales que dan cobijo y alimento a mamíferos y aves. Los contrastes de la marisma son espectaculares; en invierno convertida en inmensa laguna y en verano completamente seca.

Después, el sendero entra en un bosquete de pinos de repoblación.

Al fin divisamos el Eucalipto de la Algaida incluido en el catalogo de Árboles Singulares de Andalucía. Forma parte de un pinar de pinos piñoneros que resalta como una isla en medio de las marismas del Guadalquivir gaditano.

El Eucalipto del Pinar de la Algaida destaca por su excepcional tamaño, alcanzando los 41 metros de altura. Tiene un fuste recto, que se ramifica a 3 metros del suelo, ostentando una copa esbelta.

Este fenomenal ejemplar, sirvió de observatorio para la vigilancia de incendios forestales durante el verano. En su tronco fueron clavados aros metálicos a modo de peldaños para facilitar la subida a los guardas forestales. 

Actualmente puede observarse cómo el eucalipto está absorbiendo dichos aros en su crecimiento.

Pavostrotones junto al Eucalipto de la Algaida.

A pocos metros del eucalipto existe una charca con carrizos, zarzas y tarajes.

También cerca del eucalipto se halla un pino gigantesco.

Retomamos el carril, introduciéndonos plenamente en el Pinar de la Algaida.

Seguimos comprobando que varias zonas del pinar se están haciendo trabajos forestales.

Un nuevo cruce a la izquierda nos conduce por un camino flanqueado por pequeñas dunas.

Grandes manchas de sabinas acompañan al matorral junto con torviscos y jaguarzos. 

Durante la primavera parejas de milanos negros, ademas de aguilas calzada e incluso halcones peregrinos encuentran el lugar idoneo par anidar. De ahí que esta zona se conozca como "Cerro del Águila".

Avistamos en varias ocasiones numerosas aves sobrevolando el pinar. Esta por su morfología podría ser un Milano negro.

Ascendemos una gran duna fósil cubierta de romero y sabina.

 Desde las crestas de dunas se divisan las copas de este extenso pinar, que no dejan ver mas allá.

Bajamos de las dunas y hacia la izquierda llegaremos a la zona de aparcamientos, donde finaliza el recorrido.





Aprovechamos la corta duración de la ruta para visitar el barrio marinero de Bajo Guía en Sanlúcar de Barrameda.


Bajo de Guía es un modesto y pintoresco barrio marinero de Sanlúcar de Barrameda, a finales del siglo XIX se constituye la localidad en una pedanía del municipio sanluqueño.


En ella se ubica el pantalán del buque Real Fernando, que realiza travesías Guadalquivir arriba y atraca en Doñana. Junto a este pantalán se ubica el Real Club Náutico, que dispone de varadero y de acceso a embarcaciones.


Desde un pequeño embarcadero se pueden trasladar, tanto personas como vehículos, a la otra orilla del Guadalquivir y desembarcar en el Coto de Doñana.











En la otra orilla del Guadalquivír el Coto de Doñana.


4 comentarios:

  1. como tú dices, una ruta llevadera, casi todo su recorrido sin subidas. Buenas foto.Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Acabo de ver tu pagina web http://www.sotoimagen.es/ es excelente. Felicitaciones por tu trabajo y un saludo cordial.

      Eliminar
  2. Preciosas fotografías de una bonita ruta, algunos no podemos dejar de caminar a pesar del calor. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos ahora con el calor estamos haciendo rutas de playa, no podemos dejar de salir a disfrutar de las caminatas. El monte ahora es muy penoso y peligroso por los incendios. Saludos.

      Eliminar