Lagunas de Espera




Ruta:   Lagunas de Espera.

Cómo llegar: Desde el pueblo de Espera tomamos la carretera CA-6100 (Espera – Las Cabezas de San Juan). Aproximadamente a 1 km cogeremos un desvío señalizado hacia las lagunas.


Longitud
 5 km. Lineal.
Dificultad
 Baja.
Tiempo
 1:30 horas
Fecha
 Abril/2013
Lugar
 Interior de Cádiz.


La valoración de la dificultad y el tiempo de realización de la ruta esta de acuerdo con las características del recorrido. Los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario son: el perfil de alturas, la orografía del terreno y la distancia a recorrer. En el tiempo de realización influye, ademas de los anteriores, la contemplación del entorno paisajístico y de los monumentos que encontramos en el trayecto.

"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino.
 Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).




Detalles del recorrido


El Complejo Endorreico de Espera se encuentra en las inmediaciones de esta población gaditana, en la vertiente norte de la Sierra de Gibalbín. Está compuesto por tres lagunas llamadas: Hondilla, Salada de Zorrilla y Dulce de Zorrilla, que ocupan una superficie de 379 ha.


Mapa de la ruta.
Los humedales son ecosistemas frágiles de gran importancia ecológica, que durante décadas han sufrido grandes presiones por parte del hombre. Por ello, en 1987, las tres lagunas de este complejo, Hondilla, Salada de Zorrilla y Dulce de Zorrilla, fueron  declaradas por la Junta de Andalucía como Reservas Integrales de Interés Zoológico. Posteriormente en 1989, adquieren su actual denominación de Reserva Natural.

Junto a las siete lagunas del Complejo Endorreico de Lebrija Las Cabezas , las lagunas de Espera forman parte del Complejo Palustre de la Campiña alta de Jerez, asociada al entorno de la Sierra de Gibalbin.

Estas lagunas son visitadas por gran cantidad de aves acuáticas. Algunas de ellas en peligro de extinción, que encuentran aquí el lugar idóneo para invernar, reproducirse o permanecer durante todo el ciclo anual, cuando lo permite el carácter temporal de estos humedales.



RUTA


Nos desplazamos al cercano pueblo de Espera. Una serie de señalizaciones desde el pueblo nos indican el camino a tomar para llegar a las lagunas.



Llegamos a las lagunas y nos encontramos con una casa forestal.



Detrás de la casa forestal se encuentra un mirador desde donde poder contemplar vistas de la laguna Hondilla, la más pequeña de todas, de carácter semipermanente. Las aves acuáticas, en este y los demás miradores se oyen mas que se ven. Para admirarlas o te armas de paciencia o te llevas un buen equipo óptico, especifico para la observación de aves.



Laguna Hondilla es la más pequeña del Complejo Endorreico, contiene una gran diversidad de avifauna; aunque al ser una laguna temporal, en verano podría secarse. Tiene 8 has, presenta un cordón de vegetación compuesto por tarajes, carrizo y eneas, que ofrecen el refugio necesario a numerosas especies.



La laguna Hondilla tiene el perímetro casi circular. En esta primavera lluviosa la inundación ha llegado a la zona de los tarajes.



Bordeando esta primera laguna vemos las primeras aves acuáticas.



A unos 600 metros de la casa forestal se localiza el inicio del sendero que se dirige a las proximidades de las otras dos lagunas que componen este complejo.



Recorrido otros trescientos de metros, a un lado de la vereda, se abre un desvío para acceder a un observatorio de aves.



La laguna Salada cuenta con un observatorio y mirador en una zona alta.



Laguna Salada de Zorrilla tiene una extensión de 26 has, siendo la mayor del complejo. Se trata de una laguna con aguas más salinas que las otras dos del complejo, lo que la convierte en la preferida por los flamencos.



Está rodeada de tarajes y carrizos, así como de eneas y castañuelas. Desde este alto se puede apreciar que está dividida en dos dique artificiales  colonizado por tajares, testigos de su antiguo uso como cazadero. Actualmente la caza se encuentra prohibida.



Bajamos a la vereda que se encuentra muy embarrada.



La vegetación que se ve alrededor de las lagunas recibe el nombre de palustre y se caracteriza por formar agrupaciones de plantas muy densas y altas que viven en suelos húmedos cubiertos por el agua. Esta vegetación está influenciada por tres factores fundamentes: los ciclos de inundación y desecación, la salinidad del suelo y el clima dominante en la zona. 



En las zonas más próxima a la orilla el perímetro de las lagunas está dominada por plantas muy importantes dentro de las zonas húmedas, la enea y el carrizo. Por fuera del carrizal y en zonas inundadas de forma temporal, aparecen otras especies capaces de soporta ambientes salinos, juncos y castañuela.



Más alejado de la orilla ocupando zonas libres de inundación se localiza el taraje, que junto al carrizo es la formación vegetal lacustre más numerosa.



Al alejarse de esta zona va apareciendo vegetación natural compuesta fundamentalmente por matorral mediterráneo como acebuches, lenticos, coscojas, palmitos y tras ellos los pastizales o cultivos de secano.



Continuamos con el sendero que transcurre por la vía pecuaria "Cañada Real de Utrera-Jerez" y une las laguna Salada y Dulce de Zorrilla. Ambas reciben su apellido del cortijo que se encuentra próximo a ellas, el cortijo de Zorrilla.



Llegamos a un cruce de caminos junto a un pozo. El camino que sale a la derecha lleva al cortijo de la Zorrilla.



Junto al pozo, como abrevaderos, hay cuatro pilones de piedras muy gastados.



También vemos un pequeño galápago que trata de esconderse ante nuestra presencia. 









 Arribamos al mirador de la laguna Dulce de Zorrilla, donde finaliza el sendero.



Laguna Dulce de Zorrilla, de 13 has, posee un denso cinturón de carrizos y juncos. Esta laguna tiene carácter semipermanente, además de ser la mas profunda por lo que en verano secos puede ser la única que presente una lamina de agua atrayendo así  a la aves del lagunas vecinas.



Desde el mirador parece distinguirse dos tipos de aves acuáticas: el Porron común (izquierda) y la Focha común (derecha).



La riqueza de estas lagunas se incrementa durante el otoño y el invierno con la llegada de especies migradoras e invernantes que, en su mayoría, abandonan estas latitudes con la llegada de la primavera.



Tomamos el camino de regreso a la localidad de Espera.



El atardecer cae sobre el Castillo de Fatetar.




Otras rutas en Cadiz Interior


3 comentarios:

  1. Tengo pendiente varias cosas por Espera, tenemos alli familia y vamos a menudo, pero nunca buscando aventura. Pronto tendremos que hacer algo por. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Fenomenal descripción, como siempre y unas fotografías bellísimas. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  3. Gracias por vuestros comentarios, Salvador y Carlos.

    ResponderEliminar