Benaocaz-Fardela-Navazo Llano-Tajo de Verner




Ruta:   Benaocaz-Fardela-Navazo Llano-Tajo de Verner




Detalles del recorrido


El magnifico y emocionante relato que nos regalo José Manuel Amarillo V.  sobre el descubrimiento del Tajo de Verner, como él lo bautiza, lugar de anidamiento de los ultimos buitres barbados o Quebrantahuesos en la Sierra de Grazalema nos sirve de objetivo para realizar esta ruta.
Para disfrutar de los detalles de ese relato recomiendo  ver el reportaje EL TAJO DE VERNER, ...o de como descubrimos los nidos dequebrantahuesos 100 años después. publicado en el blog de josemanuelav.




Comenzamos la ruta en Benaocaz hacia el Valle de Fardela para discurrir junto al arroyo Pajaruco hasta su nacimiento en la Cuesta de Fardela. A continuación buscamos un paso poco transitado hacia los Navazos del Caos.
Impresionantes, tanto las vistas que se consiguen en el punto mas alto de la ruta, como el colorido del Navazo Llano.
Buscamos descender paralelos a los tajos calizos hasta llegar a Benaocaz y en el camino contemplar el monumental escarpe rocoso del Tajo de Verner. 


Mapa de la ruta.



Longitud
 9 km. Circular
Dificultad
 Media.
Tiempo
 5 horas
Fecha
 Mayo/2013
Lugar
 Macizo de Grazalema.

La valoración de la dificultad y el tiempo de realización de la ruta se conforman de acuerdo con las características del recorrido.
Varios son los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario: el perfil de alturas o variaciones de desnivel, la orografía del terreno y la longitud del recorrido.
En el tiempo de realización interviene, ademas de la dificultad del itinerario, la contemplación del entorno natural y étnico que se encuentran en el trayecto.



Perfil de la ruta.


"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino.
 Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).




RUTA




El punto de inicio de esta ruta lo situamos en la Fuente de Allá de Benaocaz. La niebla esta presente en estas primeras horas de la mañana, que en esta época del año, en primavera, se agradece refrescando la temperatura ambiental.



Buscamos salir de Benaocaz por un camino empedrado que parte alta del Barrio Nazarí.



Pronto encontramos con la Fuente del Tejar con aspecto misterioso entre la neblina.



El camino sigue flanqueado por paredes de piedra y cubierto por la densa bruma.



El sol intenta abrirse camino entra el encinar y la niebla formando hermosos contrastes de luces y sombras.



Trotones en la niebla.



El sendero gana altura, las nubes quedan atrás, y se interna en un valle poblado de encinas y majanos de piedras. Como telón de fondo la muralla rocosa de la sierra del Caos.



Cruzamos una zona despejada de árboles hacia un muro de piedras, donde hay dos cancelas de paso.



No dejamos de mirar hacia los farallones intentando distinguir el objetivo principal de nuestra excursión. Cuantas veces hemos pasado por aquí y solo hemos contemplado el paisaje sin detenernos a mirar algo concreto en esas paredes calizas.



Mas adelante la senda se dirige al Valle de Fardela, que ya tenemos a la vista, delimitado por las calizas de la sierras del Endrinal y del Caíllo.



A nuestra derecha Las Mesas  con su lamparon de tierra de color rojiza.



Pero afinando la vista, con los prismáticos y el zoom, en la mole rocosa se aprecia la figura reconocible del Tajo de Verner en el lienzo grisáceo.



El siguiente hito en el camino es el arroyo Pajaruco que sale a nuestro paso. Cruzamos un par de angarillas y la corriente de agua. Aquí podríamos haber seguido la alambrada hacia las Mesas y llegar a los farallones en poco tiempo, pero no, tomamos el margen izquierdo del arroyo, según baja, para continuar hacia la Cuesta de Fardela por una zona poco pisoteada.



Tras avanzar por un pequeño prado atravesamos una portilla.



Marchamos paralelos al arroyo Pajaruco por senderillos trazados por el ganado.



Y llegamos a la primer lugar especial de la ruta. Una enorme encina medio derruida por la que pase hace tres años, que me trae buenos recuerdos de aquella travesía.  En la imagen de mas abajo, de aquel momento, se observa que se conserva prácticamente igual a pesar del paso del tiempo.



Encina en el Valle de Fardela ( Marzo 2.010).



Hay que tomar a la derecha de la gran encina para continuar por un cancho de piedras suelta, donde asienta lo que podría ser una corraleta o la base pétrea de un chozo.



Tras dejar atrás la pedrera arribamos a un prado tapizado de fina hierba verde, presidido por una roca peculiar con figura de cascada.



Cascada de piedra.



A la izquierda del prado, en un montículo, se encuentra varios charcos en una zona muy embarrada y entre las piedras y los arbustos se oye el brotar del agua. Posiblemente estamos en el nacimiento del arroyo Pajaruco.



Desde el montículo echamos una mirada hacia las ultimas estribaciones de la Sierra del Caillo que separa Fardela de los Navazos del Caos. A la cresta del cerro nos dirigiremos para llegar a uno de esos Navazos.



Nuevamente llegamos a un prado salpicado de rocas donde pastan tranquilamente un rebaño de vacas. 



Por este sitio un grupo de rocas nos sirve de mirador natural. Una encina solitaria hace equilibrios para sobrevivir.



Abajo el valle del Pajaruco.



Al sur, La Mesas. Se distingue mejor su terreno rojizo.



Mas al sur todavía, hacia Benaocaz, la crestería de la Sierra de la Silla emerge de las nubes cual dorsal de un colosal saurio.



Al norte, la Cuesta de Fardela.



Con zoom, el Cortijo de Fardela y en lontananza la Sierra del Pinar que tiene su máxima altura en El Torreón (1.654 m.).



De vuelta al camino, por la empinada ladera, en busca de una angarilla ubicada en lo alto del cerro. Ascendemos sin senda alguna entre grandes encinas y las rocas resbaladizas por la hierba que las cubre.



Coronamos el cerro y logramos vistas a Fardela y a los Navazos. La cuerda del roquedo delimita los términos municipales de Benaocaz y Villaluenga.



Abajo, una parte del Navazo Llano y detrás el cerro Pardeja.



A la derecha de Pardeja, el Puerto de los Navazos. En el horizonte el Macizo de Líbar y al fondo la Sierra de las Nieves.



Mas a la derecha la Sierra del Caillo.



Al otro lado de la cuerda donde nos ubicamos, el Valle de Fardela desde mas altura. 



Cortijo de Fardela.



Cuesta de Fardela.



Por encima de la Cuesta de Fardela aparece la figura punzante del Simancón.



Embelesados por el paisaje nos ponemos en marcha bajando a los navazos, tras cruzar una escondida angarilla.






Raudos llegamos al Navazo Llano  radiante de verdor primaveral, con la vista puesta en la mole rocosa que tenemos enfrente.



Una surco, como una cicatriz en el llano, recorre esta Nava para desembocar en una sima.



Un tramo de subida nos lleva a una nueva angarilla. En un mirada atrás vemos el Navazo Llano en el centro del circo rocoso.



Hemos llegado hasta aquí para recorrer, en lo que podamos, paralelos a estos peñones del Caos.



Comenzamos el descenso por la ladera.



La nubosidad persiste de Benaocaz hacia el confín.



 Las pedreras recubren los bajos de los peñones.







Y llegamos a este fantástico cortado de roca caliza bautizado por JMAV como el Tajo de Verner.



Abajo de tajo calizo las dos encinas centenarias que resisten a la gran pedrera.



Cuando estamos frente al Tajo de Verner las nubes se apoderan de la parte alta del cortado dándole una apariencia mágica.



Tajo de Verner.



Parte alta del tajo, lugar de anidamiento de los últimos Quebantrahuesos.



Parte baja, donde un rebaño de ovejas pacen despreocupadas.



 Cautivados por el tajo seguimos adelante sin dejar de mirar hacia atrás.



Nuevos tajos y pedreras se encuentra en el camino.



Protagonistas de este lugar: enormes encinas, grandes rocas y verdes prados.



Otra mirada atras.



A la derecha aparece el Valle de Fardela.



Cuando nos acercamos a Benaocaz la niebla se aclara.



Otro hito singular surge en la ruta, el Colmillo o Diente del Cao.



Colmillo del Cao.






 Ermita de Benaocaz y Sierra de la Silla.



Finalizamos este rutazo en el mismo lugar donde comenzamos. La Fuente de Allá despejada de la niebla matinal.



Trotones en el Tajo de Verner, Estrenamos enseña en este emblemático lugar.



PANORÁMICAS:

Valle de Benaocaz y farallones del Caos.



Muro de piedras en el camino a Fardela.



Valle de Fardela.



Entre el Valle de Fardela y los Navazos del Caos.



Navazo Llano hacia la Sierra del Caillo.



Navazo Llano.



Tajo de Verner.



Colmillo del Cao.



Ermita de Benaocaz y la Sierra de la Silla.




Otras rutas en la Sierra de Grazalema


12 comentarios:

  1. Aún no he terminado de leer la crónica pero he llegado a una foto que merece mención aparte. Me refiero a la de esa donde los rayos de sol se filtran entre la niebla y las ramas de la encina de título "Trotones en la niebla". SOBRESALIENTE con Matrícula de Honor, y ya no digo "ná" más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que la foto es buena. Me alegra que te haya gustado. Saludos Carlos.

      Eliminar
  2. Un día ideal para andar por la sierra. Y fenomenales imágenes las que habéis tomado de esta, para mí, entrañable piedra, amigos de Arcos. Me alegra que os haya gustado el lugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si un día fresco, bueno para para caminar por esta sierra. JMAV tienes la facultad de ver cosas y sitios fabulosos, te damos las gracias por compartirlos. De nuevo gracias por tu comentario, saludos.

      Eliminar
  3. Miguel Angel Lopezdomingo, 09 junio, 2013

    Me ha impresionado la ruta. Me apunto para hacerla en mi proxima salida.Una pregunta:¿Existen pasos dificultosos entre el Valle de Fardela y el Navazo Llano?
    Saludos
    Miguel Angel Lopez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde la roca "cascada" hasta la cuerda del cerro no hay senda alguna pero buscando las zonas mas accesibles se llega bien arriba. Luego por una angarilla, en un lateral de la alambrada, se pasa al Navazo Llano sin dificultad. Una opción a esta subida es seguir por la Cuesta de Fardela hasta el Puerto de la Víbora y desde allí seguir por la parte alta del cerro. Gracias por tu opinión Miguel Angel.

      Eliminar
  4. Felicidades a los Trotones y a Jose Manuel Amarillo por el hallazgo. Estas rutas son las que me animan a seguir pateando el campo. Saludos desde la Isla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus felicidades y a disfrutar de esta actividad que nos gusta tanto. Saludos Manuel.

      Eliminar
  5. Un lugar increíble, ha resultado una magnifica entrada adornada de bellas fotografías, enhorabuena. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fantástica ruta por el Caos. Gracias por tu felicitación Carlos. Saludos.

      Eliminar
  6. Buenas tardes amigos. Preparando rutas para la temporada que viene me acorde de esta que usteds hicieron y que me dejo muy buen sabor de boca. He estado mirando en wikiloc, pero concretamente el track de esta ruta no lo tienen subido ustedes. ¿Seria posible que nos pasaran el track?. Un saludo y gracias de antemano.

    ResponderEliminar