Peña de Arias Montano



Monumento Natural "Peña de Arias Montano"

La Peña de Arias Montano es un lugar de los más famosos de la Sierra de Huelva y un mirador inmejorable para disfrutar del paisaje. En esta Peña se ubica la Ermita de Nuestra Señora de los Ángeles, patrona de la Sierra, de origen medieval. También se puede encontrar la Espadaña, al filo del mirador, la portada, y una fuente de agua de manantial. 





El Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche ocupa toda la franja norte de la provincia de Huelva y cuenta con una extensión de 186.884 hectáreas  englobando un gran numero de municipios. Limita al oeste con Portugal, al norte con la provincia de Badajoz y al este, con la de Sevilla. Se desarrolla en el extremo oeste de Sierra Morena y se puede definir como un parque de formas de relieve acolinado, con alturas moderadas pero con marcados elementos de contraste.





La Peña de Alájar ha estado asociada desde tiempos remotos a la creencia que era un lugar mágico  por ello y por su belleza siempre a atraído a sabios, viajeros y ermitaños para disfrutar de este lugar ideal para el recogimiento.





En el siglo XVI, Benito Arias Montano embellece este lugar y convierte la ermita en santuario espiritual de la Sierra  lo que dio mayor importancia al lugar. Naturaleza y devoción confieren un especial valor a este enclave del Parque Natural.




Benito Arias Montano fue un humanista, hebraísta, biólogo y escritor políglota español.
Realizó sus primeros estudios en Sevilla, donde trató entre otros a Pedro Mejía y Juan de Quirós, interesándose por las ciencias físicas y médicas y, sobre todo, por la poesía, la filosofía, la lingüística y la teología. Allí permaneció hasta 1548, año en que se trasladó a Alcalá de Henares para cursar estudios en su Universidad, ampliando sus conocimientos en medicina, teología, filosofía, las lenguas clásicas (latín y griego) y las semíticas (árabe, hebreo y sirio).
Se ordenó sacerdote y se retiró a la Peña de Alájar (Huelva) para dedicarse allí al estudio en profundidad de las Sagradas Escrituras.





Fuente monumento a Arias Montano.
Fuente monumento compuesta por una  pila lobulada sobre la que hay una taza con forma de  venera donde cae el agua de un surtidor de bronce  con forma zoomorfa. El murete sobre el que se apoya es de aparejo rústico de piedras irregulares. Arriba un pedestal de empedrado bícromo en el que se  representa hojas de laurel que encuadra la siguiente inscripción:   “Arias Montano 1527-1598. Erigido 1933”
Sobre la peana se encuentra el busto de Arias  Montano en bronce.




Manantial de la Peña de Arias Montano.
Se trata de uno de los manantiales más emblemáticos de la provincia de Huelva. Está situado junto a una zona arbolada, presidida por la Ermita de Nuestra Señora de los Ángeles levantada al amparo de las aguas.





En 1553 llega a la Peña el teólogo y humanista Benito Arias Montano. Una vez obtenido el patronato sobre la ermita la reedificó, construyendo casa y estudio con vides, huerta de frutales y paseo con parras y árboles de diverso género. En los alrededores de la ermita descubrió y acondicionó un antiguo manantial, "la Fuente de la Peña", levantó un cenador y ordenó todo el conjunto ampliando y adornando el camino de acceso con una frondosa alameda y los alrededores con huertas y viñas, siguiendo el ejemplo de las villas rústicas y de los jardines manieristas italianos.
El cenador es un pabellón situado en el jardín, generalmente redondo, cercado y habitualmente cubierto de plantas trepadoras.






Destaca esta lugar consagrado al culto de Ntra. Sra. Reina de los Ángeles, cuya ermita es uno de los centros de peregrinación más importantes de Andalucía, celebra su romería el 8 de septiembre. 




Ermita de Nuestra Señora de los Ángeles.
Según la tradición del s.XVIII, cuya advocación introdujo San Víctor el Ermitaño en el s.V, finalizada en 1528 y remozada durante el XVIII.




Interior de la Ermita de la Reina de los Ángeles.
Situada en la Peña de Arias Montano, y dedicada a la Sta. Reina de los Ángeles, coronada canónicamente el día 2 de agosto de 2.004. Esta ermita del siglo XVI es un heterogéneo edificio formado por agregaciones a un pequeño templo. Consta de nave, presbítero y camarín, además de sacristía, vivienda y anexos. La nave, con fuertes deformaciones en planta, tiene dos arcos transversales apuntados, que arrancan de pilares adosados.







En la explanada principal del recinto encontramos en la actualidad otras edificaciones. 
En primer lugar, se levanta un campanario de estilo ligero y sencillo pero esbelto que fue restaurado al estado actual a finales del siglo XIX. 
A los flancos del campanario se sitúan dos garitas de fecha indeterminada aunque al parecer también reconstruidas a finales del siglo XVIII o principios del XIX y cuyo carácter parece ser eminentemente defensivo. 
Junto a cada una de las dos garitas existían en el pasado dos construcciones en forma de pirámide, al parecer de altura considerable, y de las que hoy en día sólo se conserva una parte de una de ellas en la cual existe una lápida conmemorativa de la visita a la Peña de Felipe II.





Entre la ermita y la espadaña se encuentra una Portada Almohadillada, popularmente Arco de los Novios.
Arco románico de estilo romano bizantino. Consta de dos semicolumnas y un arco, además de las mochetas en derrame y unos arranques de muros a modo de contrafuertes.
Una leyenda dice: "Cuídese el viajero de atravesarlo acompañado por una dama, sera esta su futura esposa".



La  Espadaña de estilo renacentista s.XVI rematada en 1701 por Martín Carnes. Flanqueada por garitas y un monolito conmemorativo de la visita del rey Felipe II a su consejero, el humanista Benito Arias Montano.
La espadaña consta de dos niveles: el inferior presenta una composición simétrica a base de seis semicolumnas empotradas en cada cara que enmarcan un arco de medio punto, sendos huecos adintalados con ventanas cuadradas encima y finalmente dos macizos.




El piso alto está constituido por un macizo central de forma paralepípeda con una ventana central ovalada. 

Tres campanas y un pintoresco farol completan la obra.















Junto a cada una de las dos garitas existían en el pasado dos construcciones en forma de pirámide, al parecer de altura considerable, y de las que hoy en día sólo se conserva una parte de una de ellas en la cual existe una lápida conmemorativa de la visita a la Peña de Felipe II.










Una singular encina, debe ser muy longeva, se encuentra apuntalada en sus ramas. En la zona se observa un predominio de especies del género Quercus como la encina (Quercus rotundifolia), el alcornoque (Quercus suber) y el quejigo (Quercus faginea). 




Mirador de la Peña de Arias Montano.
Ofrece unas vistas increíbles de Alájar y todo hacia el sur de la provincia de Huelva.
Se puede ver el relieve acolinado característico de esta sierra. un verdadero mosaico de vegetación vinculada al típico paisaje mediterráneo en que van de la mano naturaleza y aprovechamiento humano.





El mirador se encuentra a unos 740 metros de altitud, uno de los puntos mas altos del Parque Natural, cobre una impresionante formación caliza. En los días despejados se puede observar Riotinto e incluso en lontananza, el Océano Atlántico.





Debajo del mirador el pueblo de Alájar. Desde este balcón puede observar la estructura del trazado urbano irregular de esta población, con calles estrechas y numerosos recovecos, de clara influencia árabe. 





Alájar es una pequeña población que no llega a los 800 habitantes, situada en la parte central de la Sierra de Aracena a los pies de la famosa Peña de Arias Montano. 
Bautizada así por los musulmanes (Al-axar, la piedra) que como en gran parte de la serranía dejaron su impronta, aún se nota al pasear por su laberíntico trazado urbano.
El pueblo está ubicado en el valle de una zona montañosa y rodeado de una frondosa vegetación.




Iglesia de San Marcos, alrededor de la cual se agrupa el pueblo de Alajar.





Referencias: 

  • Wikipedia.
  • Web Ayuntamiento de Alájar. Enlace.

3 comentarios:

  1. Preciosa esa ermita Trotones! Excelente reportaje. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Genial presentación. Me ha servido mucho. Enhorabuena.

    ResponderEliminar