Cola del Embalse de Arcos







Ruta:   Cola del Embalse de Arcos.





Detalles del recorrido






Esta ruta transita por el reculaje del embalse de Arcos sobre el río Guadalete. Este espacio se caracteriza por el mantenimiento durante todo el año de una lámina de agua y la presencia de una vegetación palustre constituida por carrizo, espadaña y caña común.

La Cola del Embalse de Arcos, es fundamentalmente, un carrizal con una extensión de 120 ha que ocupan la parte final o cola del embalse del Guadalete en Arcos de la Frontera. Al amparo de la vegetación palustre proliferan numerosas aves acuáticas con distinto grado de protección. Estas aves ocupan este espacio, algunas en forma de residentes habituales y otras visitantes estacionales o puntuales. Protección: Paraje Natural Cola del Embalse de Arcos, LIC (Lugar de Interés Comunitario) y ZEPA (Zona de Especial Protección para Aves).

En el recorrido encontraremos tres puntos de interés: un mirador natural en el paraje de Cuchagranos, un observatorio en la trasera de la barriada de El Santiscal y la Presa del embalse de Bornos. Durante todo el trazado se obtienen magnificas vistas a la ciudad-fortaleza morisca de Arcos de la Frontera.


Paraje de Cuchagranos, vista desde el Observatorio de El Santiscal.

Observatorio de El Santiscal, vista desde el paraje de Cuchagranos.

Mapa del recorrido.
Longitud
 11 km. Lineal.
Dificultad
 Baja.
Tiempo
 3 horas
Fecha
 Diciembre/2013
Lugar
 Arcos de la Frontera.

La valoración de la dificultad, según nuestras apreciaciones, y el tiempo de realización de la ruta se conforman de acuerdo con las características del recorrido de la misma.
Varios son los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario: el perfil de alturas o variaciones de desnivel, la orografía del terreno y la longitud del recorrido.
En el tiempo de realización interviene, ademas de la dificultad del itinerario, la contemplación del entorno natural y étnico que se encuentran en el trayecto.
Por supuesto estas valoraciones no tienen que coincidir con las estimaciones de otras personas, son totalmente orientativas. Planifica bien el recorrido y ten en cuenta un elemento determinante, la climatología.



"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino.
 Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).


RUTA




Iniciamos el recorrido junto a un tramo de la antigua carretera A-382, muy cerca del polígono industrial arcense de El Peral. Unas balizas señalizan el trazado en la mayor parte de la ruta.



Se circula por la vía pecuaria Vereda de Bornos. En el horizonte de cerro Plaza de Armas en la angostura de Bornos. 




La vereda discurre entre tierras de labor de secano y en algunos puntos de regadio. A la izquierda el cortijo de Buenavista.



El sendero gira bruscamente al este en busca de las aguas del llamado popularmente Lago de Arcos.



En este tramo encontramos grandes ejemplares de pinos piñoneros, pero el trazado, en general, esta poco arbolado.



Discurrimos junto al Cortijo de Escuchagranos o Cuchagranos (popular)



Llegamos al primer punto de interés de la ruta, el mirador natural de Cuchagranos.



La colmatación del embalse origina que la vegetación palustre se vaya desarrollando y ocupando las orillas.



Al otro lado de las aguas la Barriada El Santiscal, punto final del itinerario.



Las vistas al pueblo blanco de Arcos de la Frontera son magnificas.



Continuamos la marcha en dirección a la Presa de Bornos, ya se avista la Casa del Ingeniero en dicha presa.



Una mirada atrás en el camino.



Al final de la alfombra verde se levanta la Sierra de Barrancos.






La vereda alcanza la carretera asfaltada de la Presa de Bornos. Divisamos el antiguo trazado de ferrocarril Jerez-Almargen.



Sobre la Casa del Ingeniero de la Presa de Bornos se alza el paraje de las Hoces en la Sierra de Martega. Se aprecia un enorme pino, un árbol singular no catalogado aun administrativamente. 



La carreterilla desciende a los pies de la presa.



La Presa de Bornos cuenta con una subestación eléctrica unos de sus usos la producción eléctrica junto al regadío.






La Presa de Bornos se construyo en el año 1961, es de tipo gravedad y tiene una capacidad de 200 hm3 de agua.



El río Guadalete continua su cauce a la cola del embalse de Arcos.




La ruta sigue por la carretera de servicio del Canal de Riegos de Bornos, siempre con vistas a Arcos de la Frontera.




Nos aproximamos a los aledaños de la Barriada el Santiscal.



Hacienda El Santical, antiguo cortijo con mucha historia que actualmente se dedica al hospedaje y la restauración.



Antes de llegar a la barriada nos desviamos por un sendero que traza por la orilla del embalse.



En poco tiempo arribamos a un observatorio habilitado para el avistamiento de aves acuáticas.



Entre las infraestructuras del Paraje Natural Cola del Embalse de Arcos se encuentran dos habitáculos observatorios ornitológicos. Se elevan varios metros por encima del carrizal lo que facilita la observación directa de las aves.



PARAJE NATURAL COLA DEL EMBALSE DE ARCOS.

El paraje natural Cola del embalse de Arcos es un área protegida situada en el término municipal de Arcos de la Frontera. Se sitúa a escasos 3 km del núcleo urbano y a los pies de la Urbanización El Santiscal. Su declaración como espacio protegido por parte de la Junta de Andalucía tuvo lugar el 18 de julio de 1989, también es Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), y Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).

Con una extensión de 120 hectáreas ocupa la mitad norte del embalse de Arcos cuyas aguas provienen del río Guadalete. El principal valor natural de este paraje es la rica avifauna que bajo la protección de la flora circundante ocupa el lugar formada principalmente por carrizos, espadañas y cañizales. 

Este ecosistema facilita el desarrollo y reproducción de aves acuáticas, porque el entramado de carrizos y aneas ofrece zonas seguras, libres de depredadores, donde construir sus nidos y conseguir alimento. Es utilizado como área de nidificación e invernada de especies de aves protegidas. De entre todas destacan, como ave sedentaria, el Calamón, como migradoras invernantes el Ánade Real y como ave migradora en paso la Cigüeñela. Entre los reptiles se encuentra el Galápago Leproso.








La vegetación palustre se compone principalmente por el carrizo y la espadaña llamada también anea.
El carrizo forma una densa masa, impenetrable, excepto por las aves acuáticas adaptadas a el, fundamentalmente los rálidos con el calamón, la focha o la gallineta de río.
La anea posee un fruto característico que se asemeja a un puro.  De hecho este fruto sirve de alimento al calamón. 
La anea ocupa las zona mas cercanas a la orilla mientras que las mas alejadas son ocupadas por el carrizo.


















Para volver al punto de partida se puede utilizar un vehículo de apoyo, una linea de bus local que hace su itinerario entre El Santiscal y Arcos o regresar caminando. Nosotros seguimos andando por un sendero habilitado en el interior de la urbanización que se dirige a las cercanías de la Presa de Arcos. Durante el camino seguimos disfrutando de estupendas vistas al pueblo y al Lago de Arcos .


























Presa de Arcos.


Otras rutas en Arcos de la Frontera


No hay comentarios:

Publicar un comentario