Benadalid-Benalauria




Ruta:   Benadalid-Benalauria


"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino.
 Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).



Detalles del recorrido

Ruta entre dos pueblos del Bajo Genal, Benadalid y Benalauría. Pueblos con encanto de calles estrechas y laberínticas.
De otra parte en el recorrido entre estas dos poblaciones de la margen derecha del Valle del Genal disfrutaremos, en todo momento, de buenas vistas al paisaje de la Serranía de Ronda.

Mapa de la ruta.


Longitud
 10 km. Circular
Dificultad
 Media.
Tiempo
 4 horas
Fecha
 Otoño/2014
Lugar
 Serranía de Ronda.

La valoración de la dificultad, según nuestras apreciaciones, y el tiempo de realización de la ruta se conforman de acuerdo con las características del recorrido de la misma.
Varios son los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario: el perfil de alturas o variaciones de desnivel, la orografía del terreno y la longitud del recorrido.
En el tiempo de realización interviene, ademas de la dificultad del itinerario, la contemplación del entorno natural y étnico que se encuentran en el trayecto.
Por supuesto estas valoraciones no tienen que coincidir con las estimaciones de otras personas, son totalmente orientativas. Planifica bien el recorrido y ten en cuenta un elemento determinante, la climatología.





*Pincha sobre una imagen y podrás verlas todas en pantalla completa*

RUTA



Iniciamos esta ruta desde el Castillo de Benadalid, convertido en camposanto.



Seguimos por la parte baja del pueblo, con vistas al calcáreo Peñón de Benadalid.



Dialogamos con el Benalizo (gentilicio de Benadalid) que toma el sol mañanero sobre la belleza y tranquilidad de este pueblo rondeño.



Benadalid, nombre derivado de Beni-Al-Jalid o Familia de Jalid, tribu bereber, cuando la dominacion árabe en el siglo VIII.



Tras salir de Benadalid por el sendero señalizado PR-A 236 con destino a Benalauria encontramos un monolito coronado con una cruz.



Junto a la cruz observamos como Alpandeire y Faraján destacan en los alomados cerros del Valle del Genal.



También se adivina, entre la arboleda, el trazado del sendero que vamos a recorrer en la Loma de Benadalid.



Pronto en una curva del camino encontramos una fuente "La Fuentecilla" bajo varios amarillentos chopos.



El sendero desciende suavemente ente una variada vegetación en la que predomina el zumaque. Por encima de la cubierta vegetal se aprecia el blanco caserío de Benadalid y el Peñón homónimo, conocido por la zona como Tajo de los Aviones.



El zumaque deja paso al castaño.



El castaño de mayor tamaño de este bosque de fagáceas es el llamado "Mataquince".



El castaño Mataquince se halla hueco por su base.









Después de pasar por una cancela cambiamos de ladera en el cerro, alcanzando las primeras vistas de Benalauría. 



Benalauría bajo "El Cerro".



Continuamos por la vereda. En lontananza, de nuevo, el Peñón de Benadalid (1.116 m) que se ubica entre los valles del Genal y del Guadiaro. 



El sendero desciende cambiando las perspectivas al pueblo de Benalauría.









Los chopos advierten de la cercanía de un arroyo que baja por el barranco.



Arroyo de las Veguetas.



Iniciamos un empinado ascenso por la empedrada Cuesta del Quemaillo.



Superada la exigente cuesta, arribamos a las primeras casas de la villa.



Paseamos con gusto por las estrechas y cuidadas calles Benalauría.



Rincón de la Plazoleta, como toda la villa adornado de flores.



Benalauría tambien fue colonizada por una tribu bereber, los Banu-I-Hawariya que origina la procedencia de sus denominación actual.



El callejear nos lleva al Museo Etnográfico instalado en el antiguo Molino de Calleja.



La construccion de Molino de Calleja data del siglo XVIII siendo utilizado como tal hasta mediados del siglo XX. Sorprende que la maquinaria en su interior se conseva íntegramente. Hay que descatar una colosal viga de castaño de mas de 12 metros que se usaba en el proceso de prensado






Fuente Grande, en los aledaños del ayuntamiento.



Iglesia de Santo Domingo de Guzmán y como guardaespaldas Los Reales de Sierra Bermeja.



Emprendemos el regreso al Benadalid por un sendero diferente al que nos ha servido para llegar a Benalauría. Pasamos junto a la restaurada fuente y lavadero de la Alberca.



Sendero de los Arroyos.






Vadeamos de nuevo el arroyo de las Veguetas.



Poco despues del arroyo el sendero se divide en dos, continuamos por el de la izquierda comos señala la flecha amarilla.



Cuesta del Moril, sendero empinado, empedrado e interpretado en algunos puntos.



El ascenso acaba en el carril del Frontón.



Tras un corto tramo de carretera tenemos el Mirador de Los Castañares, próximo a Benadalid.



En este mirador recuperamos casi todas las vistas que hemos tenido en algún momento de la ruta.



Cerro Jarastepar y el pueblo de Alpandeire.



Alpandeire.



Faraján en las sierras bermejas pobladas de arboleda, en claro contrate con las desnudas calizas del cerro Cascajeras.



El Torrecilla, en la Sierra de las Nieves, tapado por las nubes.



Los cerros del Valle del Genal poblados de castaños. Cerrando el horizonte Sierra Palmitera.



Alto del Conio, cerro situado entre Atajate y Jímera de Líbar.



El cerro Ventana de la Sierra de Juan Diego asoma su gris cumbre.



Dejamos el mirador siguiendo por la carretera disfrutando de hermosas vistas de Benadalid.



De regreso en Benadalid recorremos su casco urbano.



No esperes el momento perfecto, toma el momento y hazlo perfecto.


Otras rutas en la Serranía de Ronda



1 comentario: