Pinsapar de Grazalema



Sendero señalizado:   Pinsapar de Grazalema.

Longitud
12 km. Lineal.
Dificultad
Media.
Tiempo
5 horas
Fecha
Diciembre/2011
Lugar
Parque Natural Sierra de Grazalema.

Observaciones: Sendero de acceso restringido, hay que solicitar autorización en el Centro de Visitantes de El Bosque (956 72 70 29)
 
Cómo llegar: Desde Grazalema tomar la A-372 hacia Benamahoma. Tras recorrer 1,5 Km girar a la derecha por la CA-9104 hacia el Puerto de las Palomas. El acceso al sendero se encuentra a 1 Km a la izquierda de la carretera.

**************************************************************************************************************
Detalles del recorrido


Este sendero discurre por la ladera Norte de la Sierra del Pinar entre un bosque de pinsapos, abeto singular que propició la declaración como Reserva de la Biosfera y Parque Natural.

El pinsapo pertenece a una de las nueve especies de abetos que viven en las montañas que circundan el Mediterráneo. En Andalucía sólo se encuentra en la Serranía de Ronda y la Sierra de Grazalema, donde se extiende en más de 400 ha sobre la Sierra del Pinar. Generalmente se ubica en laderas Norte, protegidos de la insolación, lo que genera un bosque denso y umbrío con un escaso sotobosque.

La Sierra del Pinar es una barrera contra la que se estrellan las nubes provenientes del Estrecho de Gibraltar, y que dan a esta sierra la mayor pluviometría de la Península Ibérica.





**************************************************************************************************************
La ruta

Nuestro sendero comienza en el lugar conocido como Las Canteras o Los Areneros debido a las canteras que aquí se encuentran, a un par de kilómetros de Grazalema, en la carretera que sube al Puerto de las Palomas.

Iniciamos temprano el recorrido, el sol mañanero le imprime un color anaranjado cálido a las imágenes. Cruzamos una cancela metálica, la cual dejamos cerrada como nos indica el cartel de la entrada.

Comenzamos a ascender entre pinos de repoblación que han permitido frenar la alta erosión del suelo provocada por las intensas lluvias. De hecho, esta zona posee uno de los índices pluviométricos más altos de España.

Entre las copas de los pinos asoma el caserío blanco de Grazalema.

El primer tramo hasta el Puerto de las Cumbres es el mas duro. La subida dibuja varias curvas para superar el desnivel del terreno.

En el claro del sendero por el que discurrimos apreciamos a ver el embalse del Fresnillo. En lontananza La Torrecilla en la Sierra de las Nieves.

Ganamos altura, hasta alcanzar el Puerto de las Cumbres, paso natural a la vertiente norte de la sierra del mismo nombre.

Puerto de las Cumbres. Desde aquí la vista es soberbia, permitiendo ver la  gran extensión de la Zona de Reserva delante nuestro. Divisamos  el cerro San Cristobal (1.556 m.s.n.m.), también en el centro de la imagen el Torreón (1.645 m.s.n.m.), el pico más alto de la provincia de Cádiz.

Ahora podemos ver el embalse del Fresnillo y Grazalema conjuntamente. Siguiendo la mirada al horizonte se vislumbra la Serranía de Ronda.

Al sur, detrás de las rocas del Peñón Grande, emergen las máximas elevaciones de la Sierra del Endrinal: el Reloj (1.535 m.s.n.m.) y el Simancón (1.564 m.s.n.m.), de izquierda a derecha.

Al oeste la sierra de  Zafalgar.

Al norte el pueblo de Montellano en el borde de la sierra de San Pablo.

Pavostrotones en el Puerto de las Cumbres.

Con el pico San Cristobal como faro, faldeamos la sierra por su cara norte.

Después de una pronunciada curva nos dirigimos a un promontorio a modo de mirador natural. 

Nos encaramamos a las rocas del promontorio para disfrutar de las vistas.

Divisamos mas cerca la sierra de Zafalgar, con el Cerro del Pilar (1.294  m.s.n.m. ) y el Cerro Cornicabra (1.298 m.s.n.m. ), de izquierda a derecha.

Abajo en primer termino la Garganta Verde, al fondo la Sierra de Líjar y en el centro el pueblo de Algodonales.

Primer plano de la Garganta Verde sobre ella Cerro Cambronero. A la derecha si observamos atentamente aparece la figura del castillo de Zahara de la Sierra.

Al este el Cerro Las Lomas, en su parte trasera se ubica el Puerto de las Palomas.

Girando la vista a la derecha, el Puerto de las Cumbres de donde venimos y la traza del sendero en la ladera.

Detrás nuestra, la enorme mole caliza del cerro San Cristobal.

Abandonamos el lugar para seguir el camino rumbo al oeste.

El sendero llanea entre encinas y acebuches.

La cartelería nos indica la proximidad de un pozo de nieve, nos acercamos a contemplarlo.

El lugar ha sido acondicionado por la Consejería de Medio Ambiente, protegiendo el nevero y colocando un panel informativo.

El pozo de nieve es un verdadero frigorífico artesanal y debe tener entre 8 y 10 metros de diámetro. 

Los pinsapos comienzan a ser más numerosos y, tras una curva del sendero, vemos el pinsapar en toda su magnitud bajo la atenta mirada de El Torreón.

Tomamos contacto con los primeros pinsapos de este magnifico bosque. Entre los claros de la arboleda observamos las caídas de esta sierra. 

Abajo en la falda del pinsapar los Llanos de Rabel o del Reves, a lo cuales se puede acceder por otro sendero señalizado desde el Puerto de los Acebuches, situado  este puerto en  la carretera que une Zahara de la Sierra con Grazalema.

A la derecha de los Llanos de Rabel están, en otro llano, las ruinas del cortijo del Pinsapar en la Viña del Moro.

Los enormes pinsapos cohabitan en sus diferentes fases de desarrollo: pinsapos maduros y jóvenes con los  enfermos o  muertos (todavía en pie o derruidos en el suelo).

Enorme patilla de un pinsapo desplomado.

Mas adelante a nuestra derecha surge una cañada entre los pinsapos, con un gran desnivel, evacuadora de  la gran cantidad de agua que suele caer en esta zona.

También se distingue la gran cárcava de la Cañada de los Alazores y arriba a la izquierda el embalse de Zahara-El Gastor.

Desde este punto el camino comienza a descender. Nos seguimos adentrando en el pinsapar y lo primero que llamará nuestra atención es la escasa luz.

Nos topamos con este curioso árbol hueco en su base.

Que se convierte en un Kinder-sorpresa.

La ciudad de Olvera. Detrás la sierra del Tablón, a la derecha los cerros Lagarin y Las Grajas. Mas cercano el cerro del Montón, ubicado este en plena Reserva Natural.

El sendero desciende siempre y pasa por varios canchales, ganando, poco a poco, anchura para convertirse en senda de tierra. Los pinsapos ceden el protagonismo a los quejigos y, así, salimos del pinsapar. 

Arribamos al Puerto del Pinar. A la entrada vemos una gran mancha de hielo.
Helada en el Puerto del Pinar.

El cerro del Puerto del Pinar presenta un aspecto bucólico.

Estamos en el Puerto del Pinar. hacemos una parada para disfrutar del lugar.

Frente nuestra se yergue el peñón rocoso de la sierra del Pinar en su cara norte. Su forma nos recuerda un gran acantilado.

Impresionante, hay que ir allí para apreciar su grandiosidad.

A la izquierda, el pico San Cristobal y la ladera donde se aloja el Pinsapar.
La cañada de los Alazores.

Pavostrotones en el Pinsapar de Grazalema.

Dejamos el Puerto del Pinar, a la izquierda una señal orientativa nos desviará por un sendero habilitado hasta llegar a la pista forestal.
Seguimos disfrutando de las vistas de la pared rocosa, donde comprobamos se instala una numerosa bandada de buitres.

Cruce de camino. Tomamos contacto con la pista forestal que nos conducirá a Benamahoma.

En la bajada atisbamos a divisar el cerro Albarracin.

Arcos de la Frontera.

La pista forestal discurre entre un fantástico bosque mediterráneo, donde abundan los quejigos, las encinas, los lentiscos, y algún pinsapo suelto que nos recuerda de dónde venimos.

El descenso transita por la pista en un vertiginoso desnivel. Avistamos la cercania de Benamahoma.

Continuamos descendiendo y pasamos junto al camping, llegamos a una cancela donde termina nuestro sendero o empezaría si nos aventuráramos a hacer el recorrido al contrario.

Seguimos y pasamos junto al cementerio y, en un par de minutos, llegamos a El Nacimiento, en Benamahoma, fantástica surgencia de aguas subterráneas, junto a la piscifactoría, donde nace el río Majaceite.



Fuentes Bibliográficas: 300 senderos de la provincia de Cádiz (Diputación de Cádiz) y Cuadernos de senderos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

5 comentarios:

  1. muy bueno el reportaje fotografico y los comentarios. hace 25 años hice esta ruta por primera vez y mañana voy con mis hijos al llano del rabel.cuantos recuerdos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu opinión. Espero que haya tenido buena ruta. Saludos.

      Eliminar
  2. Pues al leer vuestra narración me ha picado el gusanillo por volver a hacer el recorrido. Voy a ver si enrollo a mis cachorros y "nos echamos al monte".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este lugar no se cansa uno de visitarlo. Buena ruta. Saludos.

      Eliminar
  3. Muy buena información, la semana que viene vamos a ir a hacer el sendero, buenísimo vuestro blog!!

    ResponderEliminar