Playa de los Alemanes-Cabo de Gracia-Playa del Cañuelo



Sendero:   
Playa de los Alemanes-Cabo de Gracia-Playa del Cañuelo
Señalizado:  Parcialmente, parte de la ruta discurre por el sendero de Faro Camarinal.


Longitud
8 km. Circular
Dificultad
Baja.
Tiempo
4 horas
Fecha
Julio/2012
Lugar
Parque Natural del Estrecho.
 
Cómo llegar: El sendero comienza en la playa de los Alemanes, a la que se accede mediante la A-2231 desde Barbate, o la A-2227 desde la N-340 después de cruzar Zahara de los Atunes en dirección a Atlanterra. 




Detalles del recorrido

Mapa de la ruta
Desde la playa de los Alemanes se asciende una ladera por un camino arenoso, con cierto desnivel,  hasta llegar al mirador de la Punta Camarinal  junto al Faro Camarinal. El faro se asienta en la antigua Torre del Cabo de Gracia o Torre Vieja, una torre almenara construida por encargo de Felipe II en el siglo XVI. A continuación se toma el sendero señalizado de Faro Camarinal para concurrir al Mirador de Camarinal y al vértice geodésico VN 9.

Después se baja por la carretera que llega a Bolonia para tomar  un carril que se dirige a la cala del Cañuelo, no sin antes hacer una visita para admirar la Piedra de la Escalera que se encuentra en las cercanías del sendero.

Terminado el carril una senda discurre paralela al arroyo desembocando en la playa de la Cala del Cañuelo, encajada, esta, entre los acantilados de Punta de Gracia y Punta Camarinal.



Playa de los Alemanes
La bella playa de los Alemanes situada entre los cabos de Plata y de Gracia, tiene una extensión de 1500 metros y una anchura media de 50 metros y arena fina. En sus proximidades se encuentra la urbanización Atlanterra. Ambas pertenecientes al municipio de Tarifa.

Cabo de Gracia
El Cabo de Gracia se encuentra en el extremo oeste del Parque Natural del Estrecho como inicio o fin del mismo según se mire. Su costa, formada por abruptos acantilados, está bañada por el Océano Atlántico. Forma parte de la Sierra de la Plata.

Playa del Cañuelo
La paradisíaca playa de El Cañuelo situada entre el Cabo de Gracia y Cabo Camarinal esta playa de unos 800 metros de longitud y una anchura media de 30 metros es una de las pocas de la zona en la que la presencia humana no ha transformado profundamente el paisaje y aún puede observarse un ecosistema dunar bien conservado. Entre la flora de las dunas destaca el barrón y el grama de mar.





RUTA

Partimos temprano desde la playa de los Alemanes, que en esos momentos estaba prácticamente vacía de gente. Avanzamos por la arena playera hacia el contiguo Cabo de Gracia . 

Tomamos uno de los varios senderillos que sube la ladera y comenzamos un ascenso, con cierto desnivel, buscando la zona mas accesible entre las rocas, la arena y el matorral.

La paradas en la subida son frecuentes para disfrutar de las vistas que vamos consiguiendo en el trayecto entre la playa de los Alemanes y del Cabo de Gracia.

El hermoso Cabo de Plata rematado con un bunker en su extremo sobre el mar.

A nuestra derecha, donde se agota la playa de los Alemanes, se extienden las rocas del acantilado del Cabo de Gracia.

Desde aquí el camino cambia de aspecto, sube con más pendiente y en el matorral, más espeso, son más frecuentes sabinas y enebros.

Al final de la subida el camino se hace mas angosto entre el matorral y las dunas.

Emplazado entre la Ensenada de Bolonia y Zahara de los Atunes  el Cabo de Gracia esta coronado por una antigua torre vigía hoy convertida en el Faro de Camarinal.

Desde la alto y entre el roquedo divisamos completamente la playa de Atlanterra o de los Alemanes, su doble acepción.

La  Torre de Cabo de Gracia o Torre Vieja  fue reformada en el siglo XVI. Su planta es circular y no es visitable.

Debajo de la torre se prolonga el Cabo de Gracia. Vemos un bunker y una escalinata de madera que lleva a un mirador sobre el acantilado.

Tomamos la escalinata de madera que facilita la bajada al mirador.

Tras pasar por el bunker se aprecia el tramo final de bajada y el mirador.


Enmarcada entre el Cabo de Plata y el Cabo de Gracia: la playa de los Alemanes.  Las miradas son innumerables y continuas para nuestro deleite.

Llegamos al mirador sobre el acantilado. Un cartel avisa que tiene su fin el sendero señalizado de Faro Camarinal. 

El terreno arenoso se convierte en piedras de areniscas en el acantilado. Un lugar estupendo para contemplar el ancho mar bajo nuestros pies.

 Regresamos al Mirador del Faro de Camarinal, después de recrearnos en el acantilado.

Desde el mirador se avista la Punta Camarinal y una de las playas mejor conservadas del litoral gaditano, la preciosa playa del Cañuelo.

Dejamos al Faro Camarinal, como eje de nuestra ruta, para mas tarde volver en nuestro camino de retorno.

A través del sendero de Faro Camarinal se acomete un suave ascenso bajo un pinar salpicado de lentiscos y palmitos asentado sobre un suelo de tierras pardas.

En poco metros llegamos a un caserío: el Rancho del Cañuelo,  alrededor del cual vemos cabras y otros animales que le pertenecen.

Mas adelante llegamos a un aljibe que recoge aguas de algunos de los muchos manantiales que hay en estas sierras calizas, favorecidas con un clima más húmedo que el habitual en el entorno.

Marchamos por el sendero escoltados por el montículo de grandes rocas donde se intercalan enormes ejemplares de pinos.

Cuando divisamos el Mirador de Camarinal sobre nuestras cabezas nos desviamos, para llegar a el, por una vereda a la izquierda del sendero. Vereda deteriorada, en su parte inicial, por bastante piedra suelta producto de las escorrentías que la cruzan.

Arribamos al Mirador de Camarinal. Un excelente otero al Monte Camarinal y los alrededores. Este mirador recibe su nombre de la planta camarina (Corema álbum)  planta adaptada a la sequedad y el viento tipicas de dunas costeras que se encuentra en Punta Camarinal un refugio para su conservación.

Sin apenas detenernos en el mirador seguimos avanzando por una senda al margen de la carretera para visitar un  vértice geodésico.

Semioculto entre la vegetación se halla el vértice geodésico.

Vértice geodésico VN9. Altitud sobre el nivel medio del mar 182,40 m.

El vértice nos sirve de mirador improvisado. Comprobamos como las rocas de Sierra de la Plata se desparraman, formando el Cabo de Gracia, en dirección al mar.

Ampliando la imagen se puede apreciar el Rancho de Cañuelo en linea con el Faro Camarinal.

También se vislumbra la idílica playa del Cañuelo.

El Faro de Camarinal desde otra perspectiva.

En sentido opuesto al mar se atisba la carretera que sube hacia la laja donde se ubica la Cueva del Moro. Nos encontramos en el corazón de la Sierra de la Plata, donde se hallan los puntos mas altos del Parque Natural del Estrecho.

Regresamos al Mirador de Camarinal y hacemos una parada mas duradera.

Otra ocasión para disfrutar de las vistas. De nuevo la visión de la Torre de Gracia, parece estar colgada sobre el azul océano.

Alzando la vista al frente destaca el mar de pinos piñoneros del Monte Camarinal adentrandose en la aguas del Estrecho.

En el margen izquierdo del Monte Camarinal, junto a la ensenada, el final de la Duna de Bolonia. Declarada Monumento Natural formada por una acumulación de arena de 30 m de altura y 200 m de anchura.

Continuamos circulando por la carretera para tomar el carril camino de la Cala del Cañuelo. Enfrente la mole, difuminada por la calima, de la Loma de San Bartolo.

Seguimos descendiendo acompañados, a nuestra izquierda, por las enormes lajas de areniscas de la Sierra de la Plata. Un panel informa que se prohíbe la escalada.

Antes de seguir por un carril que sale a nuestra derecha, rumbo a la Cala del Cañuelo, decidimos hacer una vista a la Piedra de la Escalera que ya la podemos avistar desde la carretera que lleva a Bolonia.

La enigmática Piedra de la Escalera , al parecer de origen celta.

Por la parte posterior se traza otra escalera esculpida en la roca.

Vista de la escalera pétrea desde la zona superior.

Esta semana Manuel ha publicado en su blog un magnifico trabajo sobre este lugar de culto celta: la Piedra de la Escalera o Peña Sacra de Ranchiles. Sugerimos su visualización. Enlace al Blog de M@nuel

Abandonamos el lugar echando una ultima mirada a la Piedra de la Escalera desde la angarilla que cruzamos para tomar un carril en sentido a la Cala del Cañuelo.

Marchando por el carril.

A la izquierda del camino se divisa la Duna de Bolonia que se introduce sobre el pinar de repoblación con el que se intento frena su avance.

El carril se topa de frente con la cancela de un finca privada. Una indicaciones en las rocas nos indican el camino a seguir.

Unas marcas de pintura nos guían por un sendero trazado entre la vegetación y que discurre paralelo al estacionario arroyo del Cañuelo. 

A diferencia de nuestra anterior visita, que transitamos a través del arroyo o pegados a el, en esta ocasión el sendero marcado nos traslada por un terreno mas claro y cómodo de pasar.

El sistema dunar formado se encuentra poco deteriorado por la acción humana aunque los fuerte vientos de la zona y las mareas provocan un continuo movimento de arena que sepulta cada cierto tiempo las comunidades vegetales presentes.

Antes de acceder a la virgen playa del Cañuelo seguimos junto a la alambrada de la zona militar para admirar otras calas mas apartadas y próximas a Punta Camarinal.

La Torre de Gracia testigo permanente de nuestro caminar.

Entre los acantilados observamos una idílica y apartada de cala de Punta Camarinal.

A nuestros pies las caprichosas formaciones del acantilado y las claras aguas del Océano Atlántico.

Es mediodía, algunos bañistas disfrutan de este paradisíaco lugar.

Pavostrotones en la Cala de Cañuelo.

Bajamos a pie de playa.

Desde la playa se avistan las rocas de areniscas de la Sierra de la Plata y la cañada donde desemboca el arroyo de El Cañuelo que en épocas de gran pluviosidad puede formar un pequeño estuario.  

El acantilado del Cabo de Gracia. Una vez finalizada las arenas de la playa entre las rocas encontramos un paso a la zona superior.

Ganamos altura y también vistas de la playa del Cañuelo desde los resaltes rocosos del Cabo de Gracia.

Salimos a una zonaa mas abierta  encontrando, entre la arena y  las piedra arenisca una representacion del matorral tipico mediterraneo: palmitos, enebros y sabinas. 

La Torre de Gracia está situada a 50 metros  sobre el nivel del mar.

A los pies de la torre. Esta torre vigía fue construida hace mas de quinientos años con fines defensivos basados en la trasmision de señales visuales o acústicas de una torre vecina a otra. 

Su misión principal era para avisar del avance de los piratas turco-berberiscos que por aquellas épocas asolaban nuestras costas.

Como muestra de la importancia estratégica de esta zona costera, nos encontramos con una llamativa superposición de construcciones defensivas, que van desde las torres almenaras medievales hasta los búnkers construidos durante la Segunda Guerra Mundial.

Cerca del faro encontramos la carretera que llega al mismo, cerrada al tráfico por una cancela algo más abajo.

Detrás del Cabo de Plata difuminada por la neblina se distingue el acantilado de la Breña de Barbate.

Nuevamente avistamos la playa de los Alemanes.

La playa de los Alemanes concurrida de bañistas. Como es habitual en nuestras rutas por la costa para mitigar el calor veraniego tomamos un refrescante baño en el mar.


Otras rutas en el Parque Natural del Estrecho





2 comentarios:

  1. Bonita zona, por aqui sera la primera ruta del club
    Camino y Jara sobre el 30 de este mes. Esta zona la visite mucho en su epoca buscando los abrigos rupestre de Atlanterra casi a pie de playa( hoy en mal estado ) y el abrigo o cueva de Los Alemanes mas arriba en la montaña. Saludos. (soy Salvador)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una zona con encanto para disfrutar una y otra vez. Saludos Salvador.

      Eliminar