Cartajima - Júzcar, entre riscos y castaños.



Sendero:   Cartajima - Júzcar, entre riscos y castaños.
Señalizado:  Si.


Longitud
10,7 km. Circular
Dificultad
Media.
Tiempo
5 horas
Fecha
Octubre/2012
Lugar
Valle del Genal. Serranía de Ronda.

La valoración de la dificultad y el tiempo de realización de la ruta esta de acuerdo con las características del recorrido. Los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario son: el perfil de alturas, la orografía del terreno y la distancia a recorrer. En el tiempo de realización influye, ademas de los anteriores, la contemplación del entorno paisajístico y de los monumentos que encontramos en el trayecto.

"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino. 
Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).



Cómo llegar:  Por la carretera A-397 Ronda-San Pedro de Alcantara. Junto al área de servicios de La Ventilla, unos 100 m antes llegando desde Ronda se encuentra el desvío hacia Cartajima, tomando la carretera el nombre de MA-525. Tambien se accede desde la carretera A-369 Ronda-Gaucín tomando la carretera en dirección Alpandeire (MA-515), teniendo continuidad a los municipios de Faraján, Júzcar y Cartajima.





Detalles del recorrido


Mapa de la ruta.

Ruta circular por el Alto Genal que conecta las poblaciones de Cartajima y Júzcar a través de veredas y senderos que recorren una diversidad de parajes y paisajes. Hay que destacar de estos parajes, las formaciones rocosas de "Los Riscos" que nos escoltan en la primera parte del camino y los vastos bosques de castaños que atravesamos durante la mayor parte del itinerario.

Comenzamos nuestro peregrinar en Cartajima por el sendero PR-A 224 en sentido Júzcar. Después de contemplar tan pintoresco pueblo, pintado de azul pitufo, tomamos el sendero PR-A 225, convertido en  carretera asfaltada, que se dirige a Pujerra. Cuando llegamos al Río Genal viramos nuestra marcha cogiendo la vereda de Estepona a Ronda, por la cuesta de la Capilla, para regresar a Cartajima.


Perfil.





Cartajima.
Cartajima se encuentra en la Sierra del Oreganal, a 846 m de altitud, y a los pies de los Riscos, uno de los fenómenos kársticos mas interesantes de la Serranía de Ronda.
El nombre de Cartajima proviene claramente del árabe y su significado es alquería de la Aljaima.




Juzcar.

Júzcar se sitúa a una altura de 623 m. Su casco urbano es el mas irregular y desaglutinado de todos los del Valle del Genal, con forma de Y invertida.
Aunque el termino de Júzcar ha estado habitado desde la prehistoria, la configuración del pueblo es el resultado de la repoblación con gentes venidas de otras tierras tras la expulsión de los moriscos a partir de 1.570 y el consiguiente abandono del despoblado de Monclón.
Los pitufos  viven en Júzcar, primer Pueblo Pitufo. Para recrear el lugar donde habitan las pequeñas criaturas azules se han pintado de azul todas las casas del pueblo. Además, las casas han sido decoradas con pequeñas reproducciones de pitufos.




Los Riscos.
 Con el nombre de los Riscos se conoce a un impresionante torcal que se encuentra a caballo de los términos de Júzcar y Cartajima. Las características de la roca dan lugar a caprichosas formaciones que recuerdan figuras animales y humanas.



Bosque de castaños.
El castaño en un árbol caducifolio que florece entre los meses de mayo y junio. Sus frutos, las castañas, maduran entre octubre y noviembre.
En el Valle del Genal se sitúa entre los 400 y 1.000 m de altitud. Ocupa principalmente las lomas del Alto Genal, formando bosques mas o menos densos.

Erizos de castañas.

Cartel de aviso en el recorrido.



Río Genal.
El río Genal es un corto río del sur de España, situado en la Serranía de Ronda, al oeste de la provincia de Málaga. Nace en Igualeja y desemboca en el río Guadiaro. El valle que recorre toma su nombre.



RUTA
 
Comenzamos la ruta descendiendo por la avenida de Andalucía de Cartajima hacia la vereda de Estepona a Ronda.

Pronto encontramos un señal del sendero PR-A 224. La Serranía de Ronda ofrece una red de senderos y veredas que conectan los pueblos de esta comarca, aprovechando antiguos caminos que eran las únicas vías de comunicación entre ellos.

Seguimos la indicación de la señal y nos desviamos por un camino a la derecha, abandonando la vereda de Estepona a Ronda. Dicha vereda nos traerá en el regreso a Cartajima.

De frente al sendero se vislumbra la mole caliza de Los Riscos, que nos acompañaran durante todo el trayecto hasta Júzcar.

Detalle del relieve kárstico de Los Riscos.

En Los Riscos se adivinan curiosas formaciones pétreas  La dos formaciones rocosas de la imagen se asemejan a la gibas de un camello.

El sendero baja por una ladera hacia un castañar.

Tomamos contacto con el esplendido castañar, con Los Riscos como testigo en la distancia.

Los erizos maduros, caídos de los castaños, ocupan paulatinamente el sendero.

En una de las numerosas miradas a Los Riscos descubrimos otra curiosa formación entre las rocas.

Una aguja o cuerno pétreo.

El pronunciado descenso desemboca en una cañada donde fluye el arroyo Blanco.

El arroyo se presenta seco por la falta de lluvias.

Cruzado el cauce del arroyo Blanco iniciamos una moderada subida por un camino muy deteriorado y pedregoso. Esta ladera de solana esta cubierta por un encinar con matorral al contrario de las de umbría donde se instalan los bosques de castaños.

Durante un tramo de la subida quejigos de gran porte cubren el sendero.

Pujerra, en la falda del Monte Jardón, aparece por encima de las copas de los arboles.

La senda describe una gran curva próxima a la carretera MA-7303 entre Júzcar y Cartajima.

Una nueva señal nos confirma la continuidad del sendero. En la lejanía, mirando atrás, se muestra el blanco caserío de Cartajima.

El sendero transita durante un breve tramo por la carretera, entre castaños.

Pronto llegamos a un cruce señalizado para llegar a Los Riscos. Un cartel nos advierte del respeto a la privacidad de las propiedades castañeras.

Desde el cruce seguimos avistando el sinuoso relieve de Los Riscos.

Hemos tomado el cruce a la derecha. Un carril hormigonado con una considerable pendiente nos lleva rápidamente a Júzcar, del cual comenzamos a ver sus azules casas.

A la derecha del carril se atisba el cerro del Romeral, donde se localizan varios restos arqueológicos.

Mas al sur sobre el cerro emerge la linea de cumbres de la Dorsal y el Hacho de Gaucín.

Entramos en Juzcar por su barrio mas alto,  el barrio de Ereta. 

Transitamos por las calles de Júcar contemplando su caserío de color azul emulando al pueblo de los pitufos.

Papa-Pitufo, con una amplia sonrisa, nos da la bienvenida a este pintoresco pueblo de la serranía rondeña.

Pavostrotones con Pavo-Papa-Pitufo.

Callejeamos por las estrechas casas de Júzcar.  A continuación un clip de vídeo de nuestro paseo por el pueblo.



Reanudamos la marcha saliendo de Júzcar por una carretera en dirección a Pujerra.

Nada mas salir del pueblo a la izquierda encontramos la Fuente Almáchar también pintada a juego con el pueblo. La fuente aprovecha el agua de un manantial y tiene tres partes: dos caños, dos abrevaderos y un deposito.

Según avanzamos, poco a poco vamos perdiendo de vista Júzcar.

El camino desciende al valle donde discurre el río Genal. Se adivina su presencia por los chopos allí aposentados.

En la ladera opuesta se sitúa el poblado de Pujerra, rodeado de castaños, en un cerro con un gran desnivel.

Poca antes de llegar al río  a la izquierda, se vislumbra el sendero que se dirige a Cartajima junto a la  caseta de coto de pesca.

Pero antes de seguir por el camino marcado nos acercamos al vado del río a observar las aguas del Río Genal.

Aguas arriba se aprecian restos de molinos allí ubicados.

Mas ruinas de molinos entre la maleza.

Por debajo del vado hormigonado, el agua del río sigue su curso.

Volviendo atrás, sobre nuestros pasos, abordamos el sendero por una empinada cuesta, la cuesta de la Capilla.

Pujerra es visible en toda la subida que discurre por la vereda de Estepona a Ronda.

Cuando ganamos altura se empieza a ver, de nuevo,  el cerro del Romeral.

El ascenso por la cuesta de la Capilla entre olivos y Chaparros.
Detrás la omnipresente Pujerra en la ladera de Sierra Bermeja.

Vaya con la cuestecita, se hace interminable.

Alcanzando las proximidades de la cumbre del cerro que transitamos logramos divisar otro pueblo del Alto Genal, Parauta.

A nuestra derecha se ven las Lomas de Igualeja revestidas con el castañar. En lontananza, también  se ve el Cerro Cascajares y Sierra Palmitera.

Un enorme tocón de castaño, con nuevos brotes, resistiéndose a fenecer.

El contraste de la piedra gris caliza del Cerro Cascajares con la tierra  mas oscura y su verde manto en los montes de alrededor.

Al nordeste, la cima del Torrecilla, en la Sierra de las Nieves, se asoma por encima de un cerro.

Por el noroeste comparece de nuevo Los riscos.

Siguiendo al Oeste, la Dorsal, el Hacho y otros pueblos del Bajo Genal.

Con mas detalle. Algatocin y Benalauría debajo de la sierra de Benadalid.

Al sur, el Hacho de Gaucin.

Desde una zona recreativa al margen del camino, con mesas y bancos de madera, logramos la vista de Cartajima a los pies del Cancho Almola.

La mole caliza del Cancho Almola y el Cerro Malhacer.

Conectamos con la vereda de la ida y en poco tiempo comparecemos en Cartajima. A continuación unas imágenes de un paseo por esta blanca población.





Fuente bibliográfica: Valle del Genal de Rafael Flores Domínguez.


Otras rutas en la Serranía de Ronda




7 comentarios:

  1. Mi bisabuelo por parte de padre era de Igualeja y emigro a Algeciras, era Molinero y acá en esta zona todos los Escalona o la gran mayoría, tenemos allí las raíces, por eso aquí también hemos tenido molinos como el del Río de la Miel, o panadería famosas como la de Escalona... Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto la entrada vuestra como siempre en su linea, osea perfecta.

      Eliminar
    2. Como siempre te agradecemos tu comentario, saludos.

      Eliminar
  2. Estupenda ruta con bellísimas imágenes, me alegro de que lo pasarais tan bien. Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otoño es una buena época para visitar este lugar. Gracias por vuestra alegría, también es importante que nuestro disfrute lo compartan y perciban otras personas. Saludos y una sonrisa :)

      Eliminar
  3. Es cierto que el otoño es el mejor momento, nosotros ya hemos estado varias veces y cada vez nos gusta más, ahora tenemos previsto ir con el grupo, Al-Sendero el domingo día 11, esperemos que no llueva. Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os deseamos que tengáis una buena jornada por la Serranía de Ronda. Saludos.

      Eliminar