La Garganta Verde, el Gran Cañón de Grazalema



Sendero:   La Garganta Verde, el Gran Cañón de Grazalema.
Señalizado:  Si.
Permiso del Parque Natural: Si.


Longitud
6 km (Ida y vuelta). 
Dificultad
Media.
Tiempo
3 horas
Fecha
Octubre/2012
Lugar
Parque Natural Sierra de Grazalema.


La valoración de la dificultad y el tiempo de realización de la ruta esta de acuerdo con las características del recorrido. Los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario son: el perfil de alturas, la orografía del terreno y la distancia a recorrer. En el tiempo de realización influye, ademas de los anteriores, la contemplación del entorno paisajístico y de los monumentos que encontramos en el trayecto.

"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino. 
Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).



Cómo llegar: Desde Grazalema tomar la A-372, hacia Benamahoma. Tras recorrer 1,5 km girar a la derecha y tomar la CA-9104 hacia el Puerto de la Palomas. Después de haber recorrido unos 10 km, el sendero se inicia a nuestra izquierda sobre esta carretera. Desde Zahara de la Sierra tomar la carretera CA-9104 hacia Grazalema. Después de haber recorrido unos 4 Km, el sendero se inicia a la derecha





Detalles del recorrido

Mapa del recorrido.


Esta ruta nos conduce al fondo de un espectacular cañón. Cañón estrecho y profundo, cuyas paredes pueden llegar a los 400 m de altura, fruto de la excavación del arroyo Bocaleones, que tiene su nacimiento en la falda del pinsapar de Grazalema.

Lo profundo y estrecho del lugar, junto a los rezumaderos de agua en sus paredes, crea un ambiente húmedo y fresco que permite la proliferación de un llamativo tapiz vegetal que da nombre a la Garganta.


Cañón de la Garganta Verde





RUTA

El sendero comienza tras cruzar una cancela en el Puerto de los Acebuches, en la carretera que une Grazalema con Zahara de la Sierra.  A la izquierda se divisa una fuente y una espléndida panorámica de la Sierra del Pinar.

El relieve de la Sierra del Pinar, al fondo.

Detalle de El Torreón (1.654 m) máxima altura de la Sierra de Grazalema y de la provincia de Cádiz.

Al sureste podemos ver el Puerto de las Palomas.

En este primer tramo del recorrido atravesamos un tupido matorral mediterráneo, con retamas,  acebuches, palmitos y lentiscos.

Al frente divisamos los primeros farallones de Garganta Verde. El cerro de los Pilones a la izquierda y el monte Cambronero a la derecha.

Al poco encontramos un desvío a la izquierda que lleva a un mirador, atalaya privilegiada para observar la garganta en toda su magnitud.

Mirador del arroyo de Bocaleones.

Desde el mirador apreciamos la hendidura de la Garganta Verde.

No podía faltar la vista de un grupo de cabras montesas saltando por el roquedo cercano.
.
Siguiendo el sendero llegaremos al Puerto de los Portillos, donde  se ven unos muros de piedras que podrían haber sido utilizados, en el pasado, como chozas o corraletas.
Sobre el sendero. antes de iniciar un acusado descenso, planean buitres leonados que, desde sus nidos en pequeñas plataformas en las verticales paredes del cañón, se lanzan dibujando círculos en el aire.

Esta colonia de buitres leonados supone una de las más numerosas de Europa.

Se comienza un descenso. entre lentiscos y cornicabras, zigzagueando para evitar la fuerte pendiente que tenemos que salvar.


En el camino nos encontramos la ayuda de los escalones y barandillas presentes en la bajada.

Disfrutando de las vistas durante el vertiginoso y duro descenso. Enfrente la figura esbelta del pico de Sierra Margarita.



Bajar, bajar, bajar. Aunque no es muy larga la bajada, esta se hace interminable. Quedando poco para el final del descenso se llega a unos escalones, en los que perdemos altura muy rápidamente.

.El camino está ahora tallado en la roca viva.

Empezamos a notar el frescor del interior del cañón. Las adelfas, laureles y durillos atestiguan la humedad de este lugar, llegando a ser exuberantes en algunos momentos.

Unos minutos más y llegamos al cauce del arroyo Bocaleones.

Ya en el cauce, seguiremos unas balizas de madera que nos guían a uno de los lugares más bellos del parque natural: La Ermita de la Garganta Verde.

El arroyo va seco, podemos caminar con cuidado entre las rocas lavadas de su cauce. De hecho, este arroyo es básicamente una torrentera, y sólo lleva agua en época de grandes lluvias y únicamente durante algunas horas. Aun así, algunas pozas mantienen el agua largos periodos.

Atravesamos el cauce del arroyo, por la base de los farallones, con precaución por la pulidas piedras que allí se encuentran. 

Llegamos a una enorme cuerva que queda a la izquierda del cauce del arroyo.  La Cueva de la Ermita.

La Garganta Verde esconde la Cueva de la Ermita que, sin estar adscrita a ningún culto que no sea el de la propia naturaleza, resulta un espacio mágico.

El arroyo Bocaleones ha construido este lugar con dimensiones de auténtico templo.

La luz es tenue y los rayos directos del sol apenas tocan el lugar. 


La Ermita llama la atención por las texturas y colores rosas y verdes que tiñen sus paredes, causados por unas algas que proliferan en su roca.

El silencio sólo es roto por las gotas de agua que caen desde el techo de la enorme bóveda, y que construyen las estalactitas y estalagmitas que se pueden ver, en un proceso delicado y muy lento.

La corriente subterránea bajo su cauce construyó esta gruta, pero la erosión del propio arroyo provocó el acercamiento de ésta a la superficie. Finalmente se produjo el derrumbe de la parte superior de la galería y ambas  corrientes de agua se unieron.


El nombre de Garganta Verde le viene de la vegetación que tapiza sus elevadas y verticales paredes.









Aquí termina el sendero, aunque es posible seguir el cañón, pero para continuar el descenso es necesario contar con experiencia en barranquismo y disponer del material apropiado para ello: cuerdas, arneses y neoprenos.

Pavotrotones en la Garganta Verde.

A continuación una super-imagen del cañón de la Garganta Verde en honor a su grandiosidad.




Otras rutas en el Parque Natural Sierra de Grazalema - Entorno de Grazalema

4 comentarios:

  1. Estupendas fotografías y buena esplicación, una parte mas que interesante de nuestra querida tierra. Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. Magnifico reportaje. Siempre me gusta dejar mi coletilla. Hace como mas de 25 años ya pasaba por la carretera de Zahara a Grazalema, y aparcaba el coche, cerca de donde comienza esta ruta, y hablábamos los amigos, de haber cuando la haríamos. Hoy tantos años después aun no la he hecho, y no me puedo explicar como es posible, sabiendo de lo bello del paraje. Gracias por la aportación, se que ahora el momento de ir allí esta mas próximo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo que vayas en primavera, tiene mas colorido en esa estación del año. Te lo digo por experiencia, saludos.

      Eliminar