Cruz de Benamahoma - Llanos del Campo



Sendero:   Cruz de Benamahoma - Llanos del Campo
Señalizado:  Si, en los tramos del Tesorillo y del Descansadero.

Cómo llegar: La ruta comienza en la parte alta de Benamahoma, justo detrás de su pequeña plaza de toros. 

Longitud
8 km. Circular
Dificultad
Media-Baja.
Tiempo
4 horas
Fecha
Noviembre/2012
Lugar
Parque Natural Sierra de Grazalema.


La valoración de la dificultad y el tiempo de realización de la ruta esta de acuerdo con las características del recorrido. Los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario son: el perfil de alturas, la orografía del terreno y la distancia a recorrer. En el tiempo de realización influye, ademas de los anteriores, la contemplación del entorno paisajístico y de los monumentos que encontramos en el trayecto.

"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino. 
Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).




Detalles del recorrido


Mapa de la ruta.
El sendero asciende buscando la Cruz de La Atalaya. Existe o existía un sendero señalizado denominado sendero de la Atalaya ,SL-A 5, pero apenas permanecen las indicaciones (solo una) para circular por él.
Una vez conseguido llegar a la cruz conectamos, campo a través durante un corto tramo, con un sendero que nos lleva al Área Recreativa de los Llanos del Campo. Transitando, a continuacion, por dos senderos de pequeño recorrido como son los senderos del Tesorillo y del Descansadero. Para regresar al acogedor pueblo de Benamahoma.

Con la cristianización de Benamahoma y la llegada de las órdenes religiosas, el clero de la época colocó el símbolo de la cruz como conmemoración de la ocupación del pueblo por los cristianos.

Benamahoma constituye una pedanía de Grazalema, se encuentra a una altitud de 500 m. y conserva la fisonomía tradicional de un pueblo blanco. Ubicada a los pies de las caídas mas occidentales de la Sierra del Pinar y en un valle formado por las sierras de Labradillo, Albarracin y del Pinar.




RUTA


Estamos en Benamahoma, en la fuente de los cantaros junto a la Venta El Bujío. Desde aquí una mirada al cerro que vamos a subir. Este se encuentra al fondo de la imagen, delante de las estribaciones de la Sierra del Pinar.  La Cruz se distingue entre la masa vegetal.

Un poco de aumento y la Cruz se divisa con mas claridad.

Subimos a la parte alta del pueblo. Detrás de la pequeña plaza de toros de Benamahoma parte un sendero "señalizado" a la Cruz de la Atalaya.

Lo de sendero señalizado es un decir. Ascendemos por el cerro tomando algunas veredas poco claras que vamos encontrando. Una baliza del sendero local SL-A 5 es la única señalización que hallamos en el camino. 

La baliza nos dirige a los restos de una calera.

Tras visitar la calera, continuamos el ascenso zigzagueando para evitar la fuerte pendiente entre un denso encinar con palmitos y lentiscos. Un cumulo de nubes cubre el cerro.

Al llegar a una alambrada, ascendemos pegados a esta, tomando la cuerda del cerro. Mas arriba encontramos una senda mas nítida. Mirando hacia abajo, durante la subida,  se ve la carretera que sube a Grazalema.

La vegetación se aclara y comenzamos a tener mejores vistas del entorno.

Abajo Benamahoma. Los chopos, de color áureo  dibujan la traza donde discurre el río Majaceite.

La vereda llega a las ruinas de una casa en un sitio muy pedregoso. También a nuestra derecha una pedrera a modo de cortafuegos se proyecta hacia la cumbre del  cerro. Esta pedrera nos servirá, mas tarde, para superar el cerro hacia la otra vertiente.

Intuimos que la cruz esta cercana. Nos abrimos paso entre el matorral y al fin divisamos, dirigiéndonos a ella.

La Cruz de la Atalaya. Excelente mirador desde donde se pueden apreciar unas vistas espectaculares.


Empezamos a otear el entorno para contemplar lo que desde este mirador se visualiza. 

Al Norte el cerro Labradillo, cubierta su cima de nubes. A la derecha, en su falda, un camino que lleva a Zahara de la Sierra.

Al Este la Sierra del Hinojar y las caídas de la Sierra del Pinar. Entre las dos discurre el archiconocido  sendero del Pinsapar.

Al Sur el cerro Albarracín.

Debajo de este torreón se encuentra el pueblo de Benamahoma con sus famosas huertas.

De allí abajo partimos para hacer esta ruta. Imagen contrapuesta de la realizada desde la fuente de los cantaros, la primera de la entrada.
Al Oeste, la vega del Majaceite con el paraje de Hortales.

En el horizonte, el cerro Pajarete coronado  por el castillo de Matrera.

Pavostrotones en la Cruz de Benamahoma.

Volvemos sobre nuestro pasos a la casa en ruinas. Sin senda alguna, subimos campo a través por una pedrera con bastante desnivel. Una vez arriba del cerro la pendiente se va suavizando.

Alcanzado la cima seguimos por la otra vertiente del cerro. Bajando un poco conectamos con un sendero. Lo tomamos a la derecha que nos llevará a los Llanos del Campo. En sentido contrario engancha con el sendero del Pinsapar.

La senda desemboca en una gran cancela metálica y en un pontón que cruza el arroyo del Descansadero. Un poste, tras el pontón  señaliza los senderos del Tesorillo y del Descansadero. Giramos nuestra marcha por el sendero del Tesorillo para llegar por él a los Llanos del Campo. En los Llanos del Campo se ubica un área recreativa aledaña a este lugar.

Sin cruzar la cancela, por un camino empedrado, nos adentramos por un frondoso encinar, salpicado por vetustos quejigos

Por toda esta zona el musgo guarnece las rocas.

Este es un camino antiguamente muy transitado por los habitantes de la sierra. Entre ellos, los carboneros, que supieron aprovechar los recursos en una época en la que el carbón era una energía necesaria en todos los hogares.

El sendero gira, a la derecha, al llegar a un gran quejigo al que se le nota el efecto de la poda. Las podas de los quejigos, junto con las de las encinas, eran aprovechadas, por su dura y calorífica madera, para el carboneo. Detrás de él tenemos la abrupta Sierra del Pinar.

Al terminar esta pequeña cuesta, en un rellano del terreno podemos ver unas construcciones ganaderas abandonadas.


La vegetación es muy frondosa, con enormes encinas mezcladas con quejigos centenarios que sombrean el sendero.




Proseguimos por una corta bajada, de poco desnivel y con firme irregular.

Arribamos al área recreativa los Llanos del Campo. Esta área recreativa acoge a principios del mes de junio la romería de Benamahoma.

Esta espaciosa área recreativa cuenta con barbacoas, mesas y bancos de madera.

Salimos del área recreativa en dirección a Benamahoma.

Cogemos el sendero del Descansadero.

Este hermoso sendero enlaza los Llanos del Campo con el pueblo de Benamahoma. Se camina cobijado por quejigos, encinas y algarrobos.

Mas adelante y paralelo a nuestra senda aparecerá una zona de juncos y adelfas, delatando la proximidad del arroyo que le da nombre al sendero. El camino se acerca a la fuente del Descansadero. Esta se encuentra rodeada de sauces llorones y pinos.

Tras cruzar la carretera con precaución  podemos hacer un alto en el camino y contemplar los restos de un antiguo molino harinero que aprovechaba la fuerza de la caída del agua del arroyo para mover las ruedas que lo hacían funcionar. Escondido entre una vegetación espesa se ocultan las ruinas del molino del Susto.

Bajo la densa arboleda discurre una antigua calzada medieval que servia de enlace en otros tiempo entre Benamahoma y Grazalema.

Cruzamos de nuevo la carretera A-372 para regresar al punto de partida.





Otras rutas en la Sierra de Grazalema

6 comentarios:

  1. Una ruta preciosa de la que se obtienen unas fotos preciosas, enhorabuena. Saludos cordiales. FELIZ NAVIDAD

    ResponderEliminar
  2. Fotos y rutita preciosa. Feliz Navidad y que el año 2013 lo disfrutemos haciendo excursiones.

    ResponderEliminar
  3. Soy Salvador, desde Cadiz. Magnifica ruta. No se cansa uno de visitarlo.

    ResponderEliminar
  4. COMO BENAMAHOMETANO, DAROS LAS GRACIAS POR ESTE BONITO REPORTAJE Y POR LO QUE ESO SUPONE PARA LA PROMOCION DE UN PUEBLO QUE PARECE QUE NO EXISTE... BUEN TRABAJO Y MARAVILLOSAS FOTOS... AQUI ME TENEIS PARA DECIROS OTRAS RUTAS... GRACIAS DE NUEVO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu felicitación. La Sierra de Grazalema es increíble y tiene muchos lugares con encanto como vuestro pueblo Benamamoha que no nos cansamos de visitar. Escríbenos un mail con las sugerencias de rutas que nos puedas aportar, te estaríamos agradecidos. Saludos desde Arcos.

      Eliminar