Sierra de Aznar (Castellum Aquae)



Sendero:   Sierra de Aznar (Castellum Aquae)
Señalizado:  Si.

Cómo llegar: Desde Arcos de la Frontera, tomar la carretera CA-6104 en dirección a Algar. Llegando al núcleo secundario La Perdiz, girar a la izquierda por la carretera CA-6106 y a poco más de 1 Km se puede ver el centro de recepción de la Ciudad Romana de Sierra de Aznar que se encuentra en estado de abandono. 

Longitud
5 km. Circular
Dificultad
Baja.
Tiempo
3 horas
Fecha
Noviembre/2012
Lugar
Cadiz-Interior.


La valoración de la dificultad y el tiempo de realización de la ruta esta de acuerdo con las características del recorrido. Los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario son: el perfil de alturas, la orografía del terreno y la distancia a recorrer. En el tiempo de realización influye, ademas de los anteriores, la contemplación del entorno paisajístico y de los monumentos que encontramos en el trayecto.

"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino. 
Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).




Detalles del recorrido

Mapa de la ruta.
Sierra de Aznar es una estribación montañosa de la provincia española de Cádiz, perteneciente al término municipal de Arcos de la Frontera, con 413 msnm, y a medio camino entre Arcos y Algar.

Durante el recorrido se puede disfrutar, ademas de la ruta arqueológica de la Sierra Aznar, de unas buenas vistas del embalse de Guadalcacín y las sierras aledañas.



La ruta discurre por una antigua ciudad ibero-romana, donde su mayor interés radica en una construcción típica romana denominada Castellum Aquae (Castillo de Agua) para abastecer a la población. Así es como se conoce el complejo que integran las diferentes cisternas de Sierra de Aznar, que otorga a su vez ese carácter tan singular al yacimiento.
Esta infraestructura permanece semioculta por la vegetación, consta de una serie de cisternas de diferentes tamaños con funciones de recogida, limpieza y distribución a distinto nivel, aprovechando la pendiente natural del terreno, facilitando el recorrido del agua. Destaca un resto monumental que se corresponde con el conocido como Baño La Reina, una gran cisterna de acumulación excavada parte en roca y con una capacidad de dos millones de litros de agua.




El castellum aquae está estructurado, acorde con el modelo al uso en época romana, en tres unidades principales:

1Cisterna de captación (caput aquae): Se trata de una gran cisterna con capacidad para recoger agua procedente de antiguos manantiales superior a dos millones de litros.


2 Cisternas de decantación (piscinae limariae): Se trata de un conjunto de pilas, en origen abovedadas, cuya función era la de decantar el agua del caput aquae, así como frenar la presión que debió soportar la canalización que unía una y otra estructura.



3. Cisterna de almacenaje y distribución: En la denominación se explica su función.





RUTA

La ruta parte de las inmediaciones del centro de recepción utilizando un sendero solado en dirección hacia los acebuchales. 

Dejamos el sendero solado para subir al Cerro del Moro por una cañada donde discurre un arroyo estacional. Pretendemos contemplar el Castellum Aquae de arriba hacia abajo siguiendo la secuencia del recorrido del agua por la infraestructura. Un gran pilar entre enormes acebuches es lo primero que encontramos en el camino.

Tras pasar por una angarilla comenzamos a subir pegados a una alambrada.

Sin sendero claro progresamos entre la espesa vegetación arbustiva.

A nuestra izquierda en la falda del cerro de enfrente pasta el ganado vacuno. Arriba se distingue el Vértice Geodésico de la Sierra de Aznar. Este se encuentra en una zona minera. No entraba en nuestros planes pero la presencia de las vacas en la ladera, ademas es fin de semana y no hay actividad en la cantera, nos anima a visitarlo.

Vértice Geodésico de la Sierra Aznar (413 m.)

Tras la corta estancia en el punto mas alto de esta sierra, ponemos rumbo a la cumbre del Cerro del Moro.

Deambulamos por lo alto del cerro del Moro obteniendo buenas vistas al embalse de Guadalcacín y las sierras cercanas.

Al norte, el Castillo de Matrera.

Al este, la Sierra de Grazalema.

Al SE, Algar.

Al sur, Sierra de las Cabras y al fondo la Sierra del Aljibe.

Garganta de Bogas.

El embalse de Gudalacacín y la barriada arcense de La Perdiz.

Al fondo la Sierra del Valle.

La presa de Guadalcacín.

Al oeste, nuestro pueblo Arcos de la Frontera.

Tras transitar junto a un murete de piedras, comenzamos el recorrido por el Castellum Aquae. Lo primero que encontramos es un promontorio conocido como el Cucurucho. La forma de este montículo hace honor a su nombre. Se observa que su ladera interior forma un gigantesco embudo. Posiblemente sería uno de los lugares donde se captaba en agua que luego se canalizaba en la infraestructura.

El Cucurucho. Este montículo es también un excelente mirador al entorno serrano.

Bajamos del Cucurucho y se empieza a ver restos del amurallado y algunas simas donde se filtraría el agua de lluvia.

Pronto llegamos a la parte superior de la Cisterna de captación (caput aquae).


Se trata de una gran cisterna con capacidad para recoger agua procedente de antiguos manantiales superior a dos millones de litros.






A esta cisterna se le conoce como el Baño La Reina.



Continuamos bajando por el cerro. A uno y otro lado observamos lienzos de murallas. Estas rodeaban toda la ladera oeste del Cerro del Moro. En la actualidad el grado de destrucción es muy elevado, sin embargo, se conserva varios lienzos que delimitan el espacio fortificado, además de un torreón y una de las entradas a la ciudad, ambos al norte.





Siguiendo la empinada pendiente de bajada, a pocos metros de la gran pileta o Baño de la Reina, se encuentra las Cisternas de Decantación (piscinae limariae).


Se trata de un conjunto de piletas, en origen abovedadas, cuya función era la de decantar el agua del caput aquae, así como frenar la presión que debió soportar la canalización que unía una y otra estructura.






Se aprecia abajo la Cisterna Terminal.



Cerca de las piletas de depuración se sitúa la Cisterna Terminal de almacenaje y distribución del agua depositada. Por los alrededores se siguen observando restos de murallas. 







Terminamos el recorrido a las puertas del centro de interpretación de estas ruinas romanas que por desgracia se encuentran cerradas a cal y canto y en un claro estado de abandono.



Otras rutas en Cadiz-Interior

8 comentarios:

  1. Desconocía el lugar, y es una verdadera pena el abandono que hay de estos lugares, me recuerda el Dolmen de Alberite, tiene su centro de interpretación, como me parece que tiene este (no se ve bien) pero lo de Villamartin, en total abandono. Es todo un poco lamentable. Saludos nos vemos.

    ResponderEliminar
  2. Pues si Salvador es una pena pero en la mayoría de los casos así funciona la Administración. Mucho bombo y platillo al principio y luego abandono total.Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena una entrada con excelente explicación, quizás el conocimiento y la divulgación de estos entornos, haga reflexionar a los responsables de de su estado. Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperaremos que tomen nota y gestionen adecuadamente la conservación de este patrimonio etnológico. Gracias por vuestro comentario. Saludos.

      Eliminar
  4. Otra cosa mas, apenas tenia referencias de Guadalcacin, y me parece un lugar idilico, esta precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de acuerdo las vistas al embalse son preciosas.

      Eliminar
  5. a que se deberá el abandono ¿falta de dinero para mantenerlo, pocas visitas, desidia administrativa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Centro esta cerrado desde Octubre de 2009. Había un Bar-Venta que lo mantenía abierto y visitable hasta esa fecha. No sería muy rentable el negocio cuando lo cerraron. Seguramente la Administraciones (Locales y Autonómica) dirán que la competencia de su mantenimiento es de las otras. El estado del yacimiento es de abandono total. La maleza lo cubre todo y el vallado esta muy deteriorado. Ademas hay gente que se divierte destruyendo este tipo de patrimonio cultural. Saludos Rafael.

      Eliminar