La Sierrecilla - Peñón Grande - Camino de los Charcones





Ruta:   La Sierrecilla - Peñón Grande - Camino de los Charcones.
Señalizado:  Parcialmente. Sólo el Camino de los Charcones.

Cómo llegar: Se accede por un camino situado cerca del aparcamiento del camping Tajo Rodillo, a la salida del núcleo urbano de Grazalema en dirección a Benamahoma por la A-372 


Longitud
7 km. Circular
Dificultad
Media-Baja.
Tiempo
3 horas
Fecha
Diciembre/2012
Lugar
Parque Natural Sierra de Grazalema.


La valoración de la dificultad y el tiempo de realización de la ruta esta de acuerdo con las características del recorrido. Los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario son: el perfil de alturas, la orografía del terreno y la distancia a recorrer. En el tiempo de realización influye, ademas de los anteriores, la contemplación del entorno paisajístico y de los monumentos que encontramos en el trayecto.

"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino. 
Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).




Detalles del recorrido


Mapa de la ruta.

Ruta que transita entre la cara norte del Peñón Grande y La Sierrecilla en su primer tramo. El sendero tiene cierta dificultad, ya que en la mayor parte de este recorrido no se encuentra un camino muy marcado. Además, en el ascenso a la antecima del Peñón Grande  hay que tomar una acusada pendiente, campo a través, por una angosta escorrentía.
Acabada la subida se llega a una amplia nava conocida como "Las Llanaillas".  Sin acceder a la complicada cumbre del Peñón Grande nos acercamos a su otra vertiente para disfrutar del paisaje por la cara sur.
Luego ponemos rumbo al Puerto del Boyar transitando por una cómoda senda (se atraviesa un pinar de repoblación)  que conecta con el sendero del Puerto de las Presillas.
Tomamos en el Puerto del Boyar el Camino de los Charcones. Este sendero llega a la población de Grazalema por la vía pecuaria Cordel de Arcos. Se trata de un sendero de tierra con firme regular, que desciende paralelo al río Guadalete.


El Peñón Grande y La Sierrecilla.




RUTA


Partimos cerca del camping de Grazalema avanzando inicialmente pegados a una alambrada. Penetramos en un espeso pinar con la esbelta figura del Peñón Grande vigilante. Los primeros rayos de la mañana cubren de tonalidades anaranjadas el paisaje.

Cruzamos una angarilla a poco de comenzar.

Ademas de los pinos. encontramos por el camino repoblación de encinas y pinsapos.

A nuestra izquierda sobresale la fisonomía gris de los farallones del Peñón Grande.

Varias son las sendas dibujadas por los animales en esta sierra, pero todas parecen confluir en esta fuente enmedio de ella.


La parte superior del agua de la fuente está congelada producto de la helada nocturna.

Dejamos la fuente y ponemos la vista en la parte alta de cerro hacia donde nos dirigimos.

Cercana a la fuente se encuentra una calera.

La altura ganada en el trayecto nos hace obtener buenas vistas mirando hacia atrás.

El sendero se vuelve cada vez mas áspero. En esta zona muy umbría la vegetación aun presenta rastros de ultima nevada.

Ejemplo este champiñón coronado de nieve.

Llegamos a una pedrera formada por derrubios de la montaña.

La nieve y parte de ella transformada en hielo dificulta el transito por las rocas. Renunciamos a seguir por la izquierda de la pedrera. Buscamos otro acceso a la parte alta. Tomamos una escorrentía, a nuestra derecha, que circula abierta entre el roquedo.

El tramo por la escorrentía no es muy largo pero si escabroso por el firme resbaladizo, la espesura de la arboleda y el desnivel a superar.

Todo cambia cuando llegamos arriba, pasamos de la angostura a la amplitud. Ante nosotros se abren unas magnificas vistas a la Sierra del Pinar en un improvisado balcón.

Seguidamente arribamos a una gran y verde nava salpicada de piedras puntiagudas, Las  Llanaíllas.

La calma de este lugar solo es rota por el balar de las ovejas, que aquí campan a sus anchas.

En el otro extremos del llano los colosos de la Sierra del Endrinal.

Nos dirigimos a la otra vertiente del Peñón Grande. Entre las aberturas del roquedo a modo de ventanas se divisa un esplendido paisaje.



En primer termino el embalse del Fresnillo cobijado en el regazo de Sierra Morena.

Levantado la mirada el Cerro Malaver con el pueblo de Montecorto en sus pies.

Y fijando la vista en el horizonte la ciudad de Olvera y la Sierra del Tablón  sevillana.

Llegamos a la otra vertiente del Peñón Grande. Al Oeste, vemos el cerro del Cancho de la Berejuela que acoge la singular Cueva de las Dos Puertas. A un lado asoma la cresta del Hacho de Montejaque. En lontananza la Sierra de la Nieves malagueña.

Debajo de donde estamos situados quedan los Llanos del Endrinal.

Al Sur las máximas cotas de esta Sierra del Endrinal.

Reloj (1.535 m) y Simancón (1.569 m).

Volvemos a la gran nava donde encontramos una corraliza.

Detrás de la corraliza traza la cresta rocosa del Peñón Grande.

Pavostrotones en el Peñón Grande.

Ponemos rumbo al Puerto de Boyar. Dejamos atrás este encantador lugar.

Las piedras que emergen del suelo, por su disposición, parecen querer peregrinar hacia donde se encuentran sus hermanas de la Sierra de Pinar.

El camino de vuelta es en claro descenso.

Ganamos vistas de la Sierra de la Silla.

También de la Sierra del Albarracín. En la punta del pico Albarracín parece esta pinchado nuestro pueblo Arcos de la Frontera.


Tomamos contacto con un pinar de repoblación. Este lugar vuelve a estar mas sombrío por lo que conserva retazos de la nevada.

Juanito nos señala el manto de nieve sobre la hierba. Este pavito en mangas de camisa y los demás arropados hasta las orejas.

Llaneamos un poco hasta llegar a la fuente del nacimiento del Guadalete.

El agua de esta fuente y varias arroyadas aledañas sirven de nacimiento al río Guadalete.


Estamos ya en el sendero que une el Puerto del Boyar con el Puerto de las Presillas. Tomamos el camino de bajada.

En el Puerto del Boyar hallamos el balizado de varios senderos que parten de este lugar. Nosotros tomamos el Camino de los Charcones que nos devolverá al camping de Grazalema.

Este sendero aprovecha una vía pecuaria, anteriormente,  destinada al transito de ganado .


A nuestra izquierda tenemos el pinar de la Sierra de las Cumbres.


El nombre de "charcones" alude a los charcos en los que quedaba reducido el río en la época estival.

Terminado el sendero cruzamos la carretera y en pocos metros llegamos al camping.

Acabada la excursión es el momento de reponer fuerzas. En el menú figuran entre otras viandas: queso curado en aceite de oliva, tortilla de espárragos trigueros y chorizo al infierno.


Queramos brindar por un año 2013 repleto de nuevas aventuras.

FELIZ AÑO NUEVO.




Otras rutas en la Sierra de Grazalema

2 comentarios:

  1. Buen comienzo de año con esta preciosa caminata, enhorabuena. Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y que tengáis un buen año rutero, saludos.

      Eliminar