Desembocadura del Guadalhorce




Ruta:   Desembocadura del Guadalhorce
Señalizado:  Si.

Cómo llegar:  El único acceso a este Paraje ya que se encuentra totalmente aislado en forma de isla en ambos lados, por el río Guadalhorce es llegando a la Urbanización Guadalmar, Málaga,encontrándose el puente que nos cruzará el río, solo es posible llegar a pie o bicicleta.


Longitud
 5 km. Circular
Dificultad
 Baja
Tiempo
 2 horas
Fecha
 Marzo/2013
Lugar
 Málaga.


La valoración de la dificultad y el tiempo de realización de la ruta esta de acuerdo con las características del recorrido. Los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario son: el perfil de alturas, la orografía del terreno y la distancia a recorrer. En el tiempo de realización influye, ademas de los anteriores, la contemplación del entorno paisajístico y de los monumentos que encontramos en el trayecto.

"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino.
 Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).




Detalles del recorrido

El Paraje Natural Desembocadura del Guadalhorce ocupa una extensión de 67 hectáreas pertenecientes íntegramente al municipio de Málaga. Este espacio fue declarado Paraje Natural por la ley que aprobó el Inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía.
El complejo lagunar de la desembocadura del Guadalhorce esta enmarcado entre la ciudad de Málaga y el mar. La mayor parte de sus lagunas tienen su origen en antiguas graveras restauradas y, ademas, mantiene el tramo mas extenso de playa en estado natural de todo el litoral malagueño.
A pesar de sus reducidas dimensiones  este espacio protegido tiene un gran interés ornitológico, a lo que contribuye su diversidad de hábitats  el estar constituidos por humedales permanentes y su proximidad al Estrecho de Gibraltar, donde confluye una de las principales vías de migración de las aves entre Europa y Africa.
Para la observación del paisaje y la fauna de este Paraje se disponen de 5 observatorios. El nublado día ensombrece bastante el atardecer impidiéndonos disfrutar del colorido de este bello paraje.
Entre las aves destacan el morito, el flamenco, la espátula, la cigüeña negra (de paso), la gaviota de Audouin, el martín pescador o la pagaza piquirroja, además de otras más comunes como garcillas, pardelas, charranes, fochas, anátidas, etc.


Mapa de la ruta.




RUTA


La visita puede realizarse siguiendo los dos senderos señalizados Río Viejo y Laguna Grande, los cuales nos permiten acceder a los cinco observatorios.

Río Guadalhorce.






Los observatorios, ubicados junto a las distintas lagunas del espacio, son la forma más adecuada para descubrir la rica avifauna con paciencia y la ayuda de unos prismáticos.


Laguna Escondida.






Laguna Grande.









Mar Mediterráneo.

El paraje natural no sólo tiene relevancia como lugar de descanso y protección de las aves, también constituye un pequeño oasis verde junto a la ciudad de Málaga que permite completar el ciclo reproductivo de muchas especies que no disponen, en las inmediaciones, de lugares apropiados para criar; uno de los ejemplos más interesantes es el del chorlitejo patinegro, pues gracias a las tareas de protección del hábitat que se vienen desarrollando en este espacio natural protegido consigue encontrar una pequeña reserva en la arenas de la playa, en la que traer al mundo nuevos polluelos. 


Observatorio denominado como de Aves Marinas, cubre la franja marítima del paraje y es útil en la observación de aves ligadas a las arenas de la playa y el mar.






Río Viejo.


Laguna de la Casilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada