Tajos de Mogarejo




Ruta:   Tajos de Mogarejo.

Cómo llegar: El punto de partida de la ruta se encuentra en el km 27 de la carretera A-375 ( Entre las poblaciones de El Coronil y Montellano). Concretamente junto a la antigua venta El Salado y frente a una estación de servicio. 


Longitud
8 km. Lineal.
Dificultad
Baja.
Tiempo
2 horas
Fecha
Marzo/2013
Lugar
Sevilla


La valoración de la dificultad y el tiempo de realización de la ruta esta de acuerdo con las características del recorrido. Los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario son: el perfil de alturas, la orografía del terreno y la distancia a recorrer. En el tiempo de realización influye, ademas de los anteriores, la contemplación del entorno paisajístico y de los monumentos que encontramos en el trayecto.

"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino.
 Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).




Detalles del recorrido


Los Tajos de Mogarejo, localizados en el municipio sevillano de Montellano, son unos escarpes rocosos de más de 30 metros situados en un afluente del río Guadaíra, el arroyo Salado, en plena Campiña Sevillana. En sus orillas se forma un fresco bosque ribera con abundancia de tarajes, especies propias de ambientes salobres. 

Tienen una extensión de 131.973 metros cuadrados y un gran valor geomorfológico, paisajístico, botánico e histórico, por lo que han sido declarados monumento natural.

El curso del Salado transcurre por rocas de areniscas y calcarenitas Estas últimas presentan un remoto pasado marino, al formarse por la compactación de restos de organismos de ese medio. Las sales de estas rocas han originado el apelativo que da nombre al arroyo, ya que aporta a sus aguas una ligera salinidad. El paso del tiempo ha ido desgranando estos materiales ofreciendo curiosas oquedades llamadas taffonis. 

Las rocas de estos tajos han sido utilizadas desde antaño como material para la construcción, de ahí la existencia de canteras, hoy abandonadas. Estos materiales se empleaban en las edificaciones de la comarca, existiendo constancia de su utilización en el Cabildo de la Catedral de Sevilla. 

Mapa de la ruta.




RUTA

Iniciamos el recorrido junto a la antigua venta El Salado que en la actualidad se denomina Asador San Sebastian. Durante unos 3 kms caminaremos por un amplio carril, el Cordel de los Puertos.

El carril discurre entre tierras de cultivo y el cercano arroyo Salado.

Cuando llevamos algo mas de 2 kms distinguimos, en la distancia, el paraje natural que vamos a visitar.

Encontramos una cancela metálica, la cual sorteamos por un lateral.

El sendero transita por el roquedo de areniscas y el arroyo con cierto desnivel lateral.

Una típica angarilla (un somier) da paso a una bifurcación de la vereda. A la derecha desciende al arroyo. Por la izquierda llegaremos a nuestro destino.

Pronto apreciamos los primeros tajos y las ruinas de un molino. Antes cruzaremos un prado donde pastan diversos tipos de equinos.

Curioseamos primeramente por las ruinas del viejo molino harinero conocido como Molino Pintao.




Subimos a la parte alta del molino donde hay un palomar.


El palomar también derruido, conserva algunos nidos de palomas. Estos nidales son pequeños cántaros incrustados en la pared.



Desde esta zona se ve como un puente cruza el arroyo Salado.



El puente parecer datar entre los siglos XVII y XVIII y su arquitectura es de un solo arco que cruza el cauce del arroyo.



Desde el puente tenemos una vista completa del Molino Pintao y los Tajos de Mogarejo.

Volvemos a cruzar el puente para contemplar los tajos rocosos.
Pavostrotones en los Tajos de Mogarejo.

Avanzamos por el muro de la acequia que canalizaba el agua hasta el molino buscando la otra cara de los tajos. 


Esta zona de gran valor paisajístico presenta extraordinarios escarpes de más de 30 m. de altura.

Se observan las curiosas oquedades llamadas taffonis.

El caudaloso en estos días arroyo Salado nos impide alcanzar la otra orilla para vislumbrar la parte alta de los tajos desde el cerro de enfrente.

Abandonamos este bonito lugar pensando en volver en otra ocasión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario