Setenil - Acinipo, por la ruta de los bandoleros.




Ruta:   Setenil - Acinipo por la ruta de los bandoleros.



Detalles del recorrido


Ruta a caballo, que no en caballo, entre las provincias de Cádiz y Málaga. Dos extraordinarios enclaves sirven de puntos de partida y final al recorrido, el singular y pintoresco pueblo gaditano de Setenil de las Bodegas y el yacimiento arqueológico romano de Acinipo en plena Serranía de Ronda. Entre ambos la ruta de los bandoleros.

Ruta de los bandoleros interesante por su variedad paisajística, su  flora y fauna, las cortijadas y casas de campo que jalonan sus márgenes y las riberas del río Guadalporcún.

En el final de la ruta los formidables restos romanos de Acinipo, donde destaca el magnifico Teatro y, ademas, en la meseta de Ronda la Vieja se disfrutan de unas impresionantes vistas de los alrededores.

Terminado el paseo volvemos a Setenil, deambulando por sus estrechas calles, pero eso será otra historia.



Mapa.


Longitud
 12 km. Lineal.
Dificultad
 Media-Baja.
Tiempo
 4 horas. Sin contar la visita a Acinipo.
Fecha
 Junio/2013
Lugar
 Cádiz-Interior y Serranía de Ronda.

La valoración de la dificultad y el tiempo de realización de la ruta se conforman de acuerdo con las características del recorrido.
Varios son los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario: el perfil de alturas o variaciones de desnivel, la orografía del terreno y la longitud del recorrido.
En el tiempo de realización interviene, ademas de la dificultad del itinerario, la contemplación del entorno natural y étnico que se encuentran en el trayecto.


Perfil.

"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino.
 Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).




RUTA


Comenzamos la excursión desde el puente nuevo que está sobre el Río Guadalporcún.



Enfrente tenemos el llamado por los setenileños "Puente Zamudio".



Cruzamos al otro margen del cauce fluvial. Cuantos nombres se le asignan este río, Guadalporcún, de Setenil, Trejo o de la Peñas, según el lugar por donde discurre. En la publicación Junta los Ríos (Guadalete y Guadalporcun) del Tercer Tiempo se menciona este galimatías apelativo. "El río Setenil, nace cerca de Arriate, entre las sierras de la Sanguijuela y Salinas, pasando después a ser río de la Peña, río Trejo y río Guadalporcún".  Enlace.



Tomamos una vereda paralela a la corriente de agua que sale de la villa en sentido sur. Disfrutando de bonitas vistas al río y al blanco caserío de Setenil.



Las cámaras echan humo. Cada cual busca captar el panorama desde la mejor posición.



El pueblo enmarcado entre el olivar. ¿Y que avistamos tras él en el horizonte?.



La respuesta a la pregunta anterior es la espectacular ciudad de Olvera colgada en los tejados de Setenil.



Torre sobre torre. Castillo de Setenil y castillo de Olvera.



El camino continua entre olivos y un muro de piedras hasta llegar a un amplio carril.



El carril se dirige a "Los Montecillos" durante un par de kms entre olivares.



Entrada al Cortijo de Los Montecillos.



El carril traza en subida ganando vistas a la meseta de Ronda la Vieja donde se ubican las ruinas romanas de Acinipo, vistas que nos acompañaran durante el resto del recorrido.



La parte frontal del Teatro romano de Acinipo domina el paisaje.



Tras una pronunciada curva llegamos a las ruinas del Cortijo de las Limosnas. Curioseamos por los alrededores y el interior de esta antigua construcción. Un gran eucalipto con formas redondeadas preside la entrada.



El edificio de mediano gran tamaño se conforma de estancias, dependencias ganaderas, establos, zahúrdas y corrales que están en ruinas.



La fachada principal se abre a un gran patio.



La estancia principal consta de dos plantas. El tejado es de dos aguas.



A un y otro lado las dependencias ganaderas son de una planta con amplias entradas.



El interior de construcción tradicional presenta gruesos muros y reducidos huecos al exterior.



La parte trasera del cortijo ha perdido la cubierta.



Dejamos el Cortijo de las Limosnas. El camino se torna en bajada en busca de reencontrarse con el río. Transitamos por una pasadizo de rocas, lugar perfecto para una emboscada. Las leyendas románticas de estas tierras están ligadas al bandolerismo. Se conoce que José M. El Tempranillo subsistió en esta comarca morando en varios pueblos concretamente en Setenil de las Bodegas, Torre-Alháquime y El Gastor.



Seguimos la dirección que marca la señal hacia Acinipo.



Una competición ciclista proveniente del cercano pueblo malagueño de Arriate coincide con nuestro itinerario. En la imagen el líder de la prueba, escapado del grupo, en ese momento.



El paisaje cambia, discurrimos a lo largo de los márgenes del Río Guadalporcún y la vegetación se diversifica.



Tomamos contacto con el río, por este lugar llamado "De las Peñas".



Especies de ribera y los chopos proporcionan frescura y verdor al entorno. 



Siguiendo el pasillo vegetal, las encinas dominan las lomas en ambos lados del río.



El cauce del río anega el camino, lo salvamos por una tarima de madera a un lado de la pista.



Un ciclista cruza espectacularmente la corriente.



La vereda cambia otra vez de orilla y vuelve a estar inundada. Las intensas lluvias de este año han derrumbado una plataforma de madera habilitada para cruzar.



Vadeamos el cauce aprovechando unos inestables troncos colocados sobre el agua.



La vereda nuevamente se separa del río. Llegando en poco tiempo al Cortijo Calle que parece estar habitado en parte. 



El Cortijo Calle destaca por que en su fachada esta rematada por un frontón triangular con una hornacina que albergaba una imagen religiosa. En la parte superior se asientan tres pináculos de planta cuadrada.



A lo lejos vemos la meseta de Ronda La Vieja y otras cortijadas con el olivar bien cuidado.



Ampliación de la vista de las Mesas de Ronda La Vieja para destacar la figura de la portada del Teatro Romano de Acinipo.



La vereda transcurre entre tierras de labor hasta llegar a un cartel indicador, este nos señala la dirección hacia Acinipo, girando a la derecha.



Cruce de caminos, Setenil y Acinipo.



Pasamos junto a un cortijo rodeado de almendros, detrás otro cortijo singular por el estos parajes, el Cortijo de Charco Lucero.



El río de nuevo se presenta en la caminata. Observamos como una cascada cae de gran altura bajo un puentecillo.



Afrontamos los 3 últimos kms de la ruta. El perfil de esta parte es en continuo ascenso, hay que superar unos 300 metros de desnivel. Con calor, este tramo, se puede hacer algo duro.



El carril finaliza en la carretera MA-486 a la altura del Cortijo de Ronda la Vieja.



Tras transitar un tramo por la carretera llegamos a las puertas del yacimiento arqueológico de Acinipo. La entrada es gratuita y esta abierto todos los días, excepto los lunes.



El yacimiento arqueológico de Acinipo, se ubica en las Mesas de Ronda La Vieja, con una altitud de 1.000 m. sobre el nivel del mar. Su prominencia en la Depresión de Ronda le confirió un claro valor estratégico.



En la parte derecha se ubican las Domus (viviendas).



Las viviendas están dispuestas en terrazas escalonadas adaptándose a la pendiente del terreno.



Nos dirigimos a la izquierda del complejo donde se ubican las Termas.



Se sabe que la ubicación de las termas no es casual, se colocaron cerca de acceso al agua.



En las termas (baños públicos) se conservan tres piscinas.



Anexo a las piscinas se encuentran la base de un extenso edificio con funciones de naturaleza análoga a los baños.



Ahora nos dirigimos al edificio dominante de la meseta, el Teatro.



El elevado  frontal del escenario es visible desde varios kilómetros alrededor.



Nada mas entrar al recinto se observan el graderío (cavea) y la plataforma inferior (orchestra). Con una capacidad de unos 2000 espectadores sentados y para su construcción se aprovecho el desnivel de la ladera para colocar la cavea. En la parte de la orchestra, todavía se pueden observar diversas placas del mármol rosado con el que estuvo decorado.



Teatro romano de Acinipo (Vista lateral).



La escena consta de dos pisos, el bajo con un cuerpo columnada delante del frons scaenae y el alto con tres puertas a las que corresponden tres nichos para la decoración del cuerpo superior.



Trotones de Arcos en el yacimiento arqueológico de Acinipo.



Vistas las ruinas romanas nos dirigimos al punto mas alto de la meseta para disfrutar de las vistas que allí se consiguen.



En el punto mas elevado de la meseta a 1.000 m. se ubica el vértice geodésico de La Mesas.



Nuestra mirada se dirigen en primer lugar al promontorio mas cercano (oeste) el Cerro Malaver en cuyo pies se sitúa Montecorto. Comenzamos a otear el horizonte en sentido de las agujas del reloj.



A la derecha del Cerro Malaver se avista la Sierra de Líjar o de Algodonales.



Al NW parte del Valle del Río Guadalporcún. 



Tirando de zoom se aprecia el Peñón de Zaframagón horadado por el río protagonista de esta ruta (Guadalporcún) en la zona del Estrechón. Detrás la Sierra de Esparteros junto a  la ciudad de Morón.



Siguiendo al norte, mas del Valle del Guadalporcún. Se divisan varios pueblos y sierras detallados a continuación.



Olvera, delante de la Sierra de las Harinas.



Torre Alhaquime, en primer plano y Pruna, detrás, con su peculiar castillo.



La Sierra del Tablón sevillana que alberga en punto mas alto de esa provincia en el Cerro Terril.



Continuando al NE se atisba parte de las casas de Setenil, nuestro punto de partida.



Al Este, la meseta de Ronda la Vieja ladera abajo. Mas allá la Serranía de Ronda.



En el centro de la imagen Ronda y en lontananza la Sierra de las Nieves.



La Sierra de Grazalema y el valle de Montecorto al SW.



Sierra del Endrinal.



Las máximas cumbres de la Sierra del Endrinal, Reloj y Simancón.



El blanco pueblo de Grazalema dividiendo el Peñón Grande (arriba) y el Peñón Gordo (abajo).



Monte Prieto semi-oculto por las sombras. Atrás, a la izquierda la crestería de la Sierra del Pinar. En el lado contrario los cerros El Pilar y Cornicabra.



PANORÁMICAS:

Setenil.



Los Montecillos.



Cortijo de las Limosnas.



Caserío y vereda junto al  Río de las Peñas.



Cortijo de Charco Lucero.



Termas de Acinipo.



Teatro de Acinipo (Frontal del escenario).



Teatro de Acinipo (Graderío o Cavea).



Teatro de Acinipo (Zona interior).



Vistas al sur desde la Meseta de Ronda la Vieja.

9 comentarios:

  1. Bonito e interesante reportaje. Esta ruta me la perdí con el Club y aun la tengo pendiente. Ademas es un tema que a mi me llama mucho la atención. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu opinión Salvador, estos sitios merecen visitarse.

      Eliminar
  2. Preciosa ruta con un poco de todo lo que nos gusta. A destacar, por mi parte, la foto de Olvera sobre los tejados y torre de Setenil. Una foto singular donde las haya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos alegra que te guste la ruta. Esa foto es especial. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Magnifica ruta, con unas fotografías espectaculares, ya va siendo hora de ir a Acinipo, enhorabuena. Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, no dudes en ir, te gustará Carlos. Saludos.

      Eliminar
  4. Muy buen reportaje y espectaculares imágenes. Nos ha gustado mucho la ruta. Lo compartimos. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos satisface que os haya gustado, saludos.

      Eliminar
  5. Buenas fotos, si señor!

    ResponderEliminar