Acantilado de Barbate desde el mar.




Acantilado de Barbate, hemos visitado este extraordinario lugar en varias ocasiones y nos quedaba contemplarlos desde el mar. Aprovechando una actividad organizada por la oficina del Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate embarcamos para realizar ese deseo pendiente.

El Acantilado de Barbate forma parte del litoral gaditano, con una longitud de unos 5 km., entre Los Caños de Meca y Barbate.

Durante la navegación contemplaremos el impresionante acantilado de mas de 100 m. de altura sobre las aguas del Atlántico.  Sobre el tajo rocoso se extiende un vasto pinar costero que llega hasta su mismo borde.




Itinerario en barco.




Junto a las imágenes tomadas desde la embarcación se muestran otras capturadas en el interior de la costa, de anteriores visitas a la zona, para confrontar los lugares mas destacados de la linea costera del acantilado. 
Las imágenes desde tierra se identifican como V.I.C. (Vista desde el Interior de la Costa).




Tomamos una embarcación turística en el Puerto de Barbate.



Poco a poco abandonamos la ensenada bordeando un espigón. Frente divisamos las sierras del Retín y de la Plata.



Los barcos entran y salen del puerto pesquero en un ajetreo constante. Al fondo el pueblo de Barbate.



La nave gira sobre la punta del espigón. A un lado el Acantilado; en el otro el puerto de la Albufera barbateño.




V.I.C.- Puerto de la Albufera desde el Pinar de la Breña.



Ponemos rumbo a los tajos rocosos.






Lo primero que se encuentra en la linea costera, junto al Puerto de la Albufera,  es la Playa de la Yerbabuena.



V.I.C.- Playa de la Yerbabuena.



Retamas, lentiscos y una de las poblaciones de enebros más importantes de Andalucía se instalan en la gran duna fósil, pero un extenso bosque de pinos cubren las zonas mas altas. La duna oculta veneros de agua, retenida por materiales impermeables que la dirigen a pozos, como el que podemos ver en ruinas asomando al litoral.



Pozo de las Ánimas. Cuenta que su nombre se debe al efecto que hace el viento al pasar por su interior provocando sonidos de ultratumba.



V.I.C.- Pozo de las Ánimas.



Siguiendo el litoral hacia el oeste divisamos los cortados de las canteras. De este lugar se extrajo la piedra para la construcción del puerto de Barbate.



Los tajos ganan altura.






V.I.C.- El Acantilado visto desde la linea costera.






Las paredes del acantilado siguen dibujando formas caprichosas de diferentes colores y texturas en las cercanías de la Torre del Tajo, almenara construida en el siglo XVI.



En la cornisa superior del acantilado se encuentra un mirador al acantilado y al Océano Atlántico.



V.I.C.- Torre del Tajo y el Mirador del Acantilado.






El Acantilado, la Piedra "Aisla" y el Tómbolo de Trafalgar.






V.I.C.- Abajo la Piedra "Aislá".






V.I.C.- El Acantilado desde el Mirador.



Superada la cota que marca la Torre del Tajo, continuamos en dirección al Cabo de Trafalgar.






Ya tenemos a la vista el faro de Trafalgar.




Los acantilados son escarpes litorales modelados por la erosión marina en zonas montañosas, volcánicas. macizos antiguos y en afloramiento de rocas competentes.
Su perfil se caracteriza por una zona de pendiente abrupta o frente y otra superior, con una pendiente variable, en función de la dureza de los materiales, denominada cornisa.
Al pie del acantilado se forma la denominada plataforma de abrasión o rasa intermareal. Consiste en una superficie rocosa de morfología tendente a plana y que se desarrolla por delante de la pared. Sobre esta plataforma se depositan los bloques que se van desplomando por la acción erosiva del oleaje sobre el pie del acantilado.
Por efecto de la erosión marina y eólica se forman una gran cantidad de cornisas que son aprovechadas por las aves para construir sus nidos.
















El barco se dirige al Cabo de Trafalgar y se separa gradualmente del acantilado.



V.I.C.- Caños de Meca y el Cabo de Trafalgar.



Los Caños de Meca bajo la enorme duna del Cerro de Meca.



Tómbolo y Faro de Trafalgar.



La actividad marítima se complementa con la posibilidad de avistamiento de cetáceos y un acercamiento a la almadraba de Barbate. Solo conseguimos ver unos cuantos delfines comunes que apenas salían a exterior del agua.



Cabo de Plata y Punta Camarinal.



Atlanterra.



Sierra del Retín y Zahara de los Atunes.



Dos pueblos de la Janda desde el mar. En la costa Barbate y en la parte superior Vejer.



Ponemos proa hacia la Almadraba de Barbate. Boyas naranjas delimitan su extensión.                                         

La Almadraba.

Ya en épocas romanas existían talleres de salazón de pescado y  la antigua Baesipo debió situarse muy cerca de la población actual.
Desde finales del siglo XIII se sabe de la existencia de almadrabas en el litoral, controladas por el linaje de los Perez de Guzmán.
La almadraba es un arte de pesca fijo, una trampa mortal para los atunes que cruzan en su periplo anual el Estrecho.
Peces procedentes del Norte del Atlántico se concentran en estas aguas después de los meses fríos para desovar en las cálidas aguas del Mediterráneo. Poco después volveran a cruzar hacia el océano.
En la ida y la venida muchos de ellos caerán en la almadraba de Barbate, fijada a poca mas de tres km. de la costa.
El momento de la captura es un espectáculo sin igual que revive las grandes campañas pesqueras del pasado, cuando los pescadores de Barbate encontraban en la fuerza de sus brazos y la pujanza de barras y garfios los principales medios para doblegar el ímpetu frenético de los grandes atunes acorralados.
En los últimos años la mayor parte de la producción se dirige hacia el Japón, que demanda los productos del atún en crudo.



Barco japones atracado en la ensenada de Barbate.


















Enfilamos el rumbo de regreso al Puerto de la Albufera. La playa del Carmen barbateña.



Entramos de nuevo en el Puerto de la Albufera.



Integrantes de la expedición.








Otras rutas en el Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate.
Pinche aquí para ver el indice de rutas.

PANORÁMICAS:





























Otras rutas en el Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate.







4 comentarios: