Arroyo Mondragón - Palomar de la Breña





Ruta:   Arroyo Mondragón - Palomar de la Breña
Señalizado:  Si




Detalles del recorrido


En nuestra anterior visita marítima al Acantilado de Barbate nos enteramos de la existencia de un nuevo sendero acondicionado por el Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate, el sendero Arroyo Mondragón.
El sendero del Arroyo Mondragón comienza en las cercanías del Palomar de la Breña y termina en el carril de Los Veteranos que es donde se encuentran las casas rurales "Finca El Abuelo", que están a dos kilómetros de Barbate. Este sendero tiene una longitud de 3.700 metros.
La ruta comienza entre pinares hacia la cabecera del Barranco Hondo, donde nace el Arroyo Mondragón.
El sendero transcurre por un extenso pinar que junto a un denso matorral fijan las antiguas dunas. Casi al final del sendero señalizado hay un mirador natural con vistas a las marismas del Barbate y a Vejer de la Frontera.
Regresamos por un camino utilizado por senderistas, ciclistas y jinetes a caballo que une Barbate con San Ambrosio. Completando la jornada con una visita al magnifico y colosal Palomar de la Breña.

Ruta en Wikiloc: Enlace.


Mapa de la ruta.



Longitud
 10 km. Circular
Dificultad
 Baja.
Tiempo
 3 horas
Fecha
 Julio/2013
Lugar
 P.N. de la Breña y Marismas del Barbate.

La valoración de la dificultad, según nuestras apreciaciones, y el tiempo de realización de la ruta se conforman de acuerdo con las características del recorrido de la misma.
Varios son los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario: el perfil de alturas o variaciones de desnivel, la orografía del terreno y la longitud del recorrido.
En el tiempo de realización interviene, ademas de la dificultad del itinerario, la contemplación del entorno natural y étnico que se encuentran en el trayecto.
Por supuesto estas valoraciones no tienen que coincidir con las estimaciones de otras personas, son totalmente orientativas. Planifica bien el recorrido y ten en cuenta un elemento determinante, la climatología.

"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino.
 Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).




RUTA




Comenzamos la caminata transcurriendo por un  pinar. Encontramos las primeras balizas del recorrido de Sendero Arroyo Mondragón.






En esta primera parte del camino los helechos comunes aparecen por todas partes.






Tomamos contacto con el cauce del arroyo Mondragón por el lugar conocido como Barranco Hondo. Arriba el Cerro de la Porquera con su tierra de calma sembrada de cereal.






Un puente de madera habilita el paso de una pequeña arroyada.






El sendero mas o menos marcado continua paralelo al barranco, junto a una alambra que marca el limite del Parque Natural.



          



Al otro lado del arroyo, en el camino de Vejer, se ubica un parque eólico sobre el cerro.



Entramos en una zona donde abundan enormes ejemplares de pinos piñoneros.



El pino piñonero (Pinus Pinea) es propio de suelos arenosos, puede alcanzar hasta 30 metros de altura y predomino en las muchas dunas de Parque Natural. Posee un tronco único, recto y vertical que se eleva sin ramificaciones en su primera mitad o mas arriba, para después abrirse mediante ramas se similar grosor en forma redondeada y achatada. La superficie del tronco se caracteriza por disponer de placas de color grisáceo separadas por grietas rojizas.

La pinas tienen forma ovalo-esféricas, su tamaño oscila entre los 10 y 15 cm de longitud y maduran al tercer año. El fruto que dan, el piñón, esta recubierto de una dura corteza de 10 cm. 

El pinar de pino piñonero desarrolla un papel fundamental en en la protección de los suelos y la fijación de las dunas sobre las que se asienta.







Junto al pinar se asocia un matorral compuesto por matagallos, lentiscos, acebuches y torviscos, que ayudan a fijar las antiguas dunas. 






A un lado del sendero se ubica un abrevadero para animales pequeños pues se halla protegido por una alambrada.



La abundante arboleda nos proporciona unas agradables sombras que se agradecen en este época veraniega.






Llegamos a un promontorio donde alcanzamos vistas de Vejer y de las Marismas del Barbate. Al norte, sobre las copas de los pinos, el pueblo de Vejer de la Frontera.



En primer plano, abajo, la angostura del arroyo Mondragón. Hacia el Este, arriba, las marismas del Barbate.



En el horizonte se adivina la silueta de la Sierra del Aljibe en el Parque Natural de los Alcornocales.



En el centro de la marisma el curso fluvial del río Barbate.






 Vejer de la Frontera. Con su blanco caserío, el castillo y la torre de la iglesia.



El sendero cruza un cortafuegos arenoso.



Las vistas del barranco con las laderas cubiertas de matorral contrastan con el paisaje del pinar.



El sendero Arroyo Mondragón finaliza en el carril de Veteranos en las afueras de Barbate. No encontramos señal que lo indique.



Al otro lado del carril de Veteranos la Calle Levante. Paradojas buscamos una ruta evitando el viento de Levante y nos encontramos de frente con su recuerdo.



No regresamos por el mismos sendero para completar una ruta circular. Continuamos en sentido a Barbate cruzando el pinar por caminos arenosos.



Y hallamos el camino de Barbate a la ermita de San Ambrosio que nos devolverá al punto de partida.



Aunque hemos completado la ruta circular ante la proximidad del Palomar de la Breña nos encaminamos a visitarlo. Un carril  junto a cerro de la Porquera conduce al mencionado palomar.



Molino del Cerro de la Porquera.



Entrada al Cortijo y Ermita de la Porquera.




El Palomar de la Breña se halla en el Cortijo de la Porquera en las proximidades del núcleo de San Ambrosio. Este cortijo fue construido por una comunidad religiosa en torno al año 1.700.

























El Palomar de la Breña tiene 7.700 nidos y casi 400 metros cuadrados de superficie. Así es el palomar más grande del mundo según el libro Guiness de los Records.
El palomar contaba con unas 5.000 parejas, que representan 10.000 palomas adultas. Las palomas se caracterizan por su gran capacidad de reproducción, cada pareja puede tener de uno a dos pichones cada tres semanas. Así cada mes el Palomar de la Breña podía contar con unas 15.000 palomas.

El primer producto que se le saca a tal concentración de palomas es el estiércol o palomina, considerado como el mejor abono orgánico, hasta  el punto que pide estar rebajado con agua o estiércol de otros animales para no quemar los cultivos. La producción de palomina podría estar entre 10 y 15 toneladas de abono al año.

El segundo producto que se sacaba era la carne. Con una o dos crías por pareja cada semana, eso nos da una producción de 80.000 a 100.000 palomas al año. Consumido por señoritos, nobles o la iglesia el consumo de carne de paloma era considerado como marca de distinción social. También surtían a las expediciones navales de carne fresca, ante la falta de luz y frigoríficos para conservarla en los barcos.

Otro producto que produce el palomar y de sumo interés para la armada, es el salitre. El mejor salitre para la pólvora para fusiles y cañones, sale de forma natural en pequeños cristales de los sitios húmedos donde hay residuos orgánicos y especialmente paredes con mortero de cal.





























PANORAMICAS:



Sendero Arroyo Mondragón.



Pinar de la Breña.



Pinar de la Breña.



Camino Barbate a San Ambrosio.



Cerro de la Porquera.



Cortijo de la Porquera.



Cortijo de la Porquera.



Palomar de la Breña.



Palomar de la Breña.




En el camino de regreso a casa nos acercamos a los Caños de Meca para contemplar la costa. El mar se encontraba muy agitado por efecto del temporal de Levante. En las playas ondeaban las banderas rojas avisando del peligro de las bravas aguas.

Playa de los Castillejos.



Cabo de Trafalgar.






Otras rutas en el Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada