Vereda de la Reginosa-Punta Paloma-Baños de Claudia




Ruta:   Vereda de la Reginosa -Punta Paloma- Baños de Claudia




Detalles del recorrido


Este ruta conecta el núcleo rural de El Lentiscal con Punta Paloma, ambos enclaves pertenecientes al término municipal de Tarifa. En la ida transitamos por la Vereda de la Reginosa, atravesando un pinar de repoblación. En el regreso discurriremos por el litoral atlántico, con esplendidas vistas al continente africano.

  • El Lentiscal pertenece al término municipal de Tarifa. Está situado en la Ensenada de Bolonia, en el centro de un triangulo irregular cuyos vértices son Punta Camarinal, Punta Paloma y la Loma San Bartolomé. Ademas, junto a esta pedanía, se encuentran las ruinas de la antigua ciudad romana de Baelo Claudia, en excelente estado de conservación.
  • La Vereda o Colada de la Reginosa es una vía pecuaria inmersa en un vasto pinar costero, que discurre entre Punta Camarinal y Punta Paloma.
  • Punta Paloma es un enclave situado en la costa atlántica del término municipal de Tarifa, contiguo a la Ensenada de Valdevaqueros. Se corresponde con las estribaciones meridionales de la Loma de San Bartolomé.
  • La Costa Atlantica tarifeña que nos sirve de regreso, transcurre en su mayor parte por caminos de arenas finas de playa con algún que otro pequeño acantilado. A medio camino de vuelta se pasa por El Chorrrito, lugar donde se forman unas piscinas naturales con la marea baja que son conocidas popularmente como Baños de Claudia.



Mapa de la ruta.
Longitud
 12 km. Circular
Dificultad
 Baja.
Tiempo
 4 horas
Fecha
 Julio/2013
Lugar
 P. N. del Estrecho

La valoración de la dificultad, según nuestras apreciaciones, y el tiempo de realización de la ruta se conforman de acuerdo con las características del recorrido de la misma.
Varios son los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario: el perfil de alturas o variaciones de desnivel, la orografía del terreno y la longitud del recorrido.
En el tiempo de realización interviene, ademas de la dificultad del itinerario, la contemplación del entorno natural y étnico que se encuentran en el trayecto.
Por supuesto estas valoraciones no tienen que coincidir con las estimaciones de otras personas, son totalmente orientativas. Planifica bien el recorrido y ten en cuenta un elemento determinante, la climatología.



"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino.
 Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).




RUTA

Comenzamos la ruta en el mismo núcleo del Lentiscal, para en el regreso disfrutar de un refrescante baño en el mar y degustar, también,  ricos pescados de la zona. Nuestra primera mirada se dirige a la magnifica Duna de Bolonia, catalogada como Monumento Natural. Situada en la  zona conocida como el Ancón, en plena Ensenada de Bolonia.



Tras pasar junto al diseminado de casas, chiringuitos playeros y varias zonas de aparcamientos llegamos a una portada, punto de partida del sendero señalizado Colada de la Reginosa. Se echa en falta algún panel que informe de las características del recorrido ya que se trata de un sendero oficial ofertado por el Parque Natural del Estrecho.



A la derecha se divisa la costa bañada por el Océano Atlántico y también el perfil montañoso del litoral marroquí.



Sobre una pequeña loma asomada al mar se instala uno de los numerosos bunkers que pueblan estas costas sureñas.



Se atraviesa una cancela de madera para seguir por el sendero. Las miradas hacia atrás son continuas. Se observa la Ensenada de Bolonia y la Sierra de la Plata.



Siguiendo el perfil de la Sierra de la Plata hacia las zonas mas elevadas de ella, se divisan el Monte Silla del Papa (inconfundible por esta poblada de antenas) y las imponentes rocas de la Laja de la Zarga o las Algas.



A la izquierda de la vereda se vislumbra, en medio de un sotobosque de monte bajo, las ruinas del Cortijo de la Torre.



Encontramos las primeras balizas. La senda de estrecha entre retamas y cruza el primer arroyo del recorrido.



Pronto se alcanza el denso pinar del Chaparral que ocupa de sombras la senda.



En un pequeño promontorio sobre el arroyo Reguero del Catalino otra casamata de un bunker. Advertir que el sendero continua recto bajando un pequeño barranco o si se prefiere rodeando el cerro del bunker por la derecha sin subir a el.



Otro promontorio mas adelante, con un par de bancos de piedras como zona de descanso, nos ofrece nuevas vistas a la ensenada por encima de las copas de los pinos.






Duna de Bolonia.



Faro de Camarinal.



La arenosa vereda discurre junto a los Tajos del Catalino que logramos ver en los claros del pinar. 



Cerca de alcanzar el final del sendero señalizado hallamos restos de tramos de columnas de época romana.



Mas tambores de columnas a un lado y otro del sendero.



Aparecen los primeros vestigios de construcciones humanas en Punta Paloma. Frente a nosotros el peñasco que vamos a visitar, seguidamente, con esplendidas vistas a la costa y el océano. 



Accedemos por la trasera del peñasco a la parte alta del mismo. Lo primero que encontramos son las ruinas de un antiguo cuartel militar.



Empieza el espectáculo visual. Nos situamos en el borde rocoso de este improvisado mirador natural. Se divisa una abundante cantidad de lugares que se muestran a continuación. Destacando las vistas a la costa africana que con la ayuda de los prismáticos parece al alcance de la mano.



Estrecho de Gibraltar.



Tanger.



Cabo Espartel. Llamado así por ser zona de transito de las orcas.



Abajo del mirador, el diseminado rural de Paloma Baja. 



Un gran bunker llama nuestra atención. Ya lo contemplamos en nuestra anterior visita a este lugar.






Paloma Baja.



Ensenada de Valdevaqueros.






Punta de Tarifa y Jebel Mussa africano.



Isla de las Palomas, punto mas meridional del continente europeo.






Detrás del cerro donde nos encontramos tenemos la loma de Paloma Alta que alberga, entre el denso pinar, las canteras donde se extraían las piedras para la construcción de la próxima y antigua ciudad romana de Baelo Claudia. 









Volvemos sobre nuestros pasos a la vereda de la Reginosa. Un cartel avisa del final del sendero señalizado en las cercanías de la fuente de la laguna de Paloma Baja.



La vereda pasa por debajo del mirador natural que hemos tenido el placer de disfrutar hace unos momentos. Sorpresa un escondido bunker se sitúa bajo el escarpe y que no logramos ver desde arriba.






Buscamos un camino para acceder a la orilla del mar y ponemos rumbo al punto de partida. Estamos en la playa de Isleta Grande. Un curioso y extraño manto de rocas tapiza la ribera marítima.



Aunque la mayor parte del regreso lo haremos por calas y playas de fina arenas en algunos lugares tenemos que discurrir por sendas mas hacia el interior ante la imposibilidad de transito por las resbaladizas rocas.






Desde la costa divisamos el mirador natural donde hemos estado anteriormente, ...



... y las canteras romanas de Paloma Alta.



Cala del Picacho. Enclavado junto al litoral se encuentra un enebral costero.



Un grupo de rocas que parecen talladas por la mano del hombre señalan lo que podría ser un antiguo embarcadero.



Marcas de pintura verde y blanca, distintivos de senderos de pequeño recorrido, se distribuyen por el camino. Vienen bien para elegir el mejor paso entre las zonas rocosas.









El sendero nos sitúa en El Chorrito. En esta zona se encuentran los famosos chorritos de agua natural que junto con la roca de pizarra forma un barro terapéutico con el que la gente suele embadurnarse el cuerpo. Este lugar es muy conocido por las famosas piscinas, Baños de Claudia. Como su propio nombre indica se trata de un conjunto de piscinas naturales formadas por el agua del mar que queda en las rocas al bajar la marea.









Continuamos la marcha observando mas afloramientos flysch.



Playa de la Morena de Puerto Bajo. Unos siguen la linea costera y otros subimos al altozano para ganar mejores vistas.



Ensenada de Bolonia.



Loma de San Bartolo.



Playa de Bolonia.



Otras rutas en el Parque Natural del Estrecho





 PANORAMICAS: 

Punta Paloma.



Playa de las Hileras.



Cala del Picacho.



Baños de Claudia.



Estrecho de Gibraltar.



2 comentarios:

  1. Enhorabuena, una ruta refrescantemente preciosa. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora toca explorar nuestro litoral, disfrutar de el y mostrar su hermosura. Gracias por tu parabién y esplendido que te guste la entrada. Saludos Carlos.

      Eliminar