Portus Gaditanus.




Portus Gaditanus.

Hace mas de dos mil años existía en el fondo de la bahía gaditana un puerto de mar que fue colonizado por fenicios y griegos. Posteriormente adquiere gran proyección comercial en la época romana. Portus Gaditanus, como es llamado por los romanos, era la segunda mansión del camino militar que iba de Cádiz a Cordoba en la región de los bástulos turdetanos. Su existencia se menciona por Estrabón, Pomponio Mela y Plinio.

Portus Gaditanus fue construido en el siglo I a.C. por Balbo el Joven que comprende la necesidad de construir un puerto abrigado de mas fácil acceso que el de Gades.

Portus Gaditanus se convierte en uno de los puertos más importantes del Mediterráneo, exportador a gran escala de salazón de pescado, vino y aceite. Ostia, el puerto de Roma, es su principal destino de mercancías.


Panel informativo en el Centro de Visitantes de Los Toruños.

En el año 711, tras la Batalla del Guadalete, la ciudad pasa a las huestes islámicas, denominándose "Amaria Alcanter" cuya traducción al castellano es "Puerto de las Salinas".

Alfonso X El Sabio reconquista El Puerto en el año 1.264 pasando a llamarse "Alcarnate" pero la devoción mariana del monarca traducida luego a la leyenda que sostiene la aparición de la imagen de N. S. de los Milagros en un foso del Castillo de San Marcos, impulsó el nombre de Puerto de Santa María.


Grabado del Siglo XVI donde se aprecian los restos del puente romano sobre el Guadalete.




Detalles del recorrido


Zarpando desde el emblemático muelle del vapor, ubicado en la céntrica plaza de las Galeras del Puerto de Santa María, navegaremos por el Guadalete hasta adentrarnos en la Bahia de Cadiz. Avistaremos el puerto deportivo de Puerto Sherry, divisaremos la fortaleza de Santa Catalina y navegaremos por la Bahía de Cádiz para llegar a la playa de Vistahermosa y a la playa de Valdegrana. Al fondo divisaremos Cádiz con su Catedral y otras fortalezas visibles desde el mar.








Puerto del Vaporcito en la desembocadura del Río Guadalete.

Frente al muelle la Plaza de las  Galeras en plena Ribera del Marisco portuense.

En la entrada del muelle se encuentra la Fuente de las Galeras construida en el año 1.735.  Abastecía de agua a la población y a los barcos.


El Río Guadalete nace en el Peñón Grande, en el norte de la sierra de Grazalema, y desemboca en El Puerto de Santa María, en la Bahía de Cádiz. 

Transportándonos en la historia sabemos que el Río Guadalete desembocaba hasta el siglo XVIII por el caño mareal del Río San Pedro. Discurría entonces entre el Coto de la Isleta y las marismas de la Salina de la Tapa. 

En el año 1.721 se realizo una obra de apertura del tramo recto de casi 4 km por el que hoy desemboca. Pero esta idea tuvo un antecesor, el Canal de Balbo.




Hasta ahora se creía que la desembocadura de este río era natural, dibujada por la orografía del territorio a lo largo de los siglos. Pero recientemente investigadores de diversas instituciones andaluzas han coincidido al señalar que se abrió de forma artificial hacia el año 19 a.C. ¿El responsable? Lucio Cornelio Balbo el Joven, un acaudalado militar de la Hispania Ulterior que afrontó una obra magna para crear el llamado Portus Gaditanus, abriendo un canal que uniría la bahía de Cádiz con el río Guadalete para favorecer con un puerto nuevo las exportaciones con más embarcaciones comerciales. Así pues, la actual desembocadura del Guadalete fue fruto de una gran obra romana realizada a pico y pala. Aunque hoy, transcurridos más 2.000 años, parezca una salida al mar completamente natural.


Seguimos nuestra excursión marítima por el Canal de Balbo.



Frente a la dársena del Guadalete la ciudad de Cádiz.

A la derecha del barco, tras el espigón de escollera se avista el Fortín de la Laja mas conocida como el "Castillito" en la Ensenada del Aculadero.


Nos disponemos a bordear el espigón para tomar dirección a Puerto Sherry.
Al fondo se distingue la Punta de San Felipe que junto a la Punta de Santa Catalina formaban una angostura en la entrada de la Bahía de Cádiz. En ambos puntos se situaban unas fortalezas para proteger la Bahía de la acción de barcos enemigos.

Punta del espigón de escollera de Poniente que protege la dársena del río Guadalete.

La embarcación rola hacia el noroeste ganando vistas a la costa portuense y a Rota.

Ensenada del Aculadero que alberga las playas de la Puntilla y del Aculadero.
La arboleda pertenece al parque periurbano "Dunas de San Antón"

Faro de Puerto Sherry.

El poblado marinero de Puerto Sherry.

Playa de la Muralla.

Parte de la muralla que protegía el exterior del Fuerte de Santa Catalina.


Castillo de Santa Catalina desde el mar.



El castillo de Santa Catalina se encuentra situado en una punta del litoral y sus ruinas, que se conservan aunque casi absorbidas por el empuje urbano, muestran los restos del frente abaluartado de tierra y de la muralla del frente de mar. En su interior se disponían las dependencias entre las que se encontraba una iglesia y una torre de planta circular, cuya base desmochada aún existe.

La función del Castillo de Santa Catalina era defender la entrada a la bahía mediante fuego cruzado con las baterías del Castillo de San Felipe. Por el contrario entre 1810 y 1812 (durante la Guerra de la Independencia) fue utilizada por parte de las tropas invasoras francesas para el asedio de Cádiz.






En la madrugada del 23 de octubre de 1805, finalizada ya la batalla de Trafalgar, se desató un fuerte temporal que hizo naufragar a cuatro navíos a la altura de la playa y castillo de Santa Catalina, en El Puerto de Santa María. La gente de El Puerto participó en el rescate de los náufragos y en la atención a los heridos, alojando a muchos de ellos en sus propias casas. Y todo sin hacer distingos entre compatriotas, aliados y enemigos. La solidaridad espontánea de la ciudadanía fue aprovechada por las autoridades locales para solicitar el establecimiento en El Puerto de una Escuela de Marinería, que obtuvo en 1806, y para recuperar, en forma de recompensa, la habilitación de la ciudad para comerciar con América (perdida en 1778), que le fue concedida de nuevo en 1809.

Playa de Vistahermosa.

Punta de Huete en el interior de la zona restringida de la Base Aeronaval de Rota.

Rota.

Campo de regatas de la bahía.


La nao gira 180º. Al fondo divisamos el Castillo de San Sebastián gaditano.

La Catedral de Cádiz.

El Puente de la Pepa en construcción.


En dirección sur avistamos Los Toruños.

Playa de Levante.

Playa de Valdelagrana.

Espigón de Levante de la desembocadura del Guadalete.

Retomamos el canal fluvial de la dársena.

Finalizando la derrota de nuevo en el muelle del Vaporcito.
Llama la atención la nueva pasarela que cruza el río.






Otras rutas en la Costa de la Luz


Referencias:





2 comentarios:

  1. Gran documental de la bahía... si señor.
    Espero seguir leyendo entradas de este tipo. La playa de levante, con el Aljibe al fondo... ¿no está hecha desde el catamarán, no?
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fran. Montando la entrada he pensado lo que debes disfrutar en tu campo de regatas. Las fotos no están hechas en el catamarán. Saludos.

      Eliminar