Isla de las Palomas


Imagen tomada desde el punto mas meridional o mas al sur del continente europeo.


Isla de las Palomas o Isla de Tarifa.



La Isla de las Palomas, situada en el vértice de la provincia de Cádiz, es el punto más al sur de la península ibérica y de la Europa continental. Este pequeño islote está unido a la ciudad de Tarifa mediante un espigón artificial.



Los colonos fenicios ocuparon muy temprano la Isla de las Palomas de Tarifa, buscaban un punto de fácil acceso para sus embarcaciones, con facilidad para el aprovisionamiento y el establecimiento de relaciones comerciales con los indígenas. Esta isla, no muy grande, próxima a la costa y con un importante puerto natural desde el que se podía controlar perfectamente el Estrecho de Gibraltar.

La práctica totalidad de la superficie de la isla se ha visto, además, muy alterada por la construcción de canteras de donde se extrajo sistemáticamente, desde época romana, roca caliza ostionera para la construcción. Esta piedra es precisamente la empleada en la construcción del castillo de Guzmán del Bueno.



En el 711 desembarcó en la isla el caudillo Tarik Ben Zeyak en misión de reconocimiento mandada por el emir Muza y estableciendo en la población como jefe bereber Tarif ibn Malluk, de quien proviene el nombre actual de Tarifa.

La fortificación de la isla se lleva a cabo al menos desde el siglo XVII con el establecimiento de una pequeña batería, en principio con una dotación de cinco hombres, para construirse desde 1798 las primeras baterías de un fuerte proyectado dos años antes. 

Desde mediados del siglo XX se establecieron gran cantidad de cuarteles y sus terrenos fueron propiedad del Ministerio de Defensa hasta que fueron declarados de Dominio Público Marino Terrestre en 1988. 

La posterior declaración en 2003 del Parque natural del Estrecho de Gibraltar supuso la protección de la isla y de sus aguas más inmediatas debido a sus peculiares valores ecológicos.






Partimos hacia la Isla de las Palomas desde el Castillo de Guzmán el Bueno.



El monumento en homenaje al Rey Sancho IV el Bravo preside la entrada al Castillo.



En nuestro camino pasamos junto al Puerto de Tarifa y ...



... bajo el Castillo de Santa Catalina.




La isla está actualmente unida a tierra mediante una carretera. En 1808 se construyó la escollera de 769 metros que la une al continente. 



Un mural de azulejos, situado cerca del istmo, informa de los puntos mas importantes del lugar.


Caminando por el istmo hacia la ínsula vamos contemplando el entorno que lo rodea.






Por la derecha se extiende la Playa de Los Lances declarada Paraje Natural. 
Mas allá la Ensenada de Valdevaqueros entre la sierra de San Bartolo y la Sierra de Enmedio.



Playa de los Lances y la Sierra de Enmedio.



Zona norte de la ciudad de Tarifa.



Torre de la Peña, en la ladera de la Sierra de Enmedio.



Duna de Valdevaqueros y la Sierra de San Bartolo.



Aunque difuminada por la bruma se consigue atisbar Punta Paloma, la Duna de Bolonia y las estribaciones de la Sierra de la Plata.



Pegado a la isla se encuentra el "Foso" que era el lugar donde se ubicaba la antigua puerta de entrada. Ademas también se halla un muelle que proporciona abrigo a las embarcaciones  sea cual sea la situación dominante de los vientos.






Por la parte izquierda de la carretera, mirando hacia el Mediterráneo, el Puerto de Tarifa 
con su constante transito de Ferrys hacia la ciudad marroquí de Tanger.






Muralla del Frente de Tierra.




La cumbre del Jbel Musa asoma entre las nubes. Durante nuestra visita a la isla la costa marroquí permaneció oculta por la persistente bruma.



Con la construcción del espigón se han formado las playas que la flanquean la isla. Al este la Caleta. Numerosos submarinistas vienen a bucear en sus proximidades para disfrutar del encanto de sus fondos marinos, únicos en el litoral gaditano. 



Vista lateral del istmo. Al fondo Tarifa.



Castillo Palacio de Santa Catalina.



Sobre el caserío de Tarifa se levanta el Tajo de las Escobas situado en el extremo sur de la Sierra de Ojén.



Este istmo marca la línea divisoria entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico. Unos carteles se encargan de señalarlo.






Cruzando un pequeño puente accedemos a interior de la isla por la actual puerta que fue abierta hacia 1940.









Una breve cuesta nos traslada a una planicie encima de la formación rocosa. La cota se eleva sobre el nivel del mar entre 8 y 10 metros. La isla cuenta  con un perímetro de 1.850 metros y  una superficie de 227.380 m2.






Iniciamos la visita por la zona de levante. Se ven las primeros edificios; estos muestran un estado ruinoso como la mayoría  de las construcciones asentadas en la isla.



Este islote es un lugar importante para las aves por su ubicación en el Estrecho de Gibraltar.







Vista de Tarifa y los aéreogeneradores del Cerro del Tesoro.



Seguimos encontrando restos construcciones fenicias, de antiguas fortificaciones y un camino que conduce a los búnkeres.



Mas allá de los acantilados se extiende la costa tarifeña hacia el termino de Algeciras.



En lontananza se alza la Torre del Fraile, como parte del entramado defensivo que vigilaba la costa de los piratas.



Continuamos bordeando el perímetro costero en dirección al faro.



Aparece en escena una cantera, cuya piedra ostionera (calcarenita), roca sedimentaria muy porosa formada por restos de conchas, se utilizó para la construcción de las fortificaciones de la isla y de la población de Tarifa.



Se aprecian perfectamente los cortes en la roca. En la ocupación árabe se utilizó la  cantera para extraer la piedra ostionera con la que se construiría el castillo de Guzmán el Bueno en el siglo X. 



La piedra ostionera sirvió para la primera construcción de la torre almenara en el siglo XVI hoy convertida en faro. En su origen media 17 metros de altura y 10 de diámetro.



En nuestro avance flanqueamos la batería de casamatas llamada de "San Fernando" construida  en el siglo XIX.






La antigua torre almenara fue durante el reinado de Carlos IV cuando se transforma en el actual faro de Tarifa al servicio de guía del tráfico marítimo. Fue en la noche del 30 de mayo de 1822 cuando se encendió por vez primera. Junto a él se procedió a construir un casa para el farero que se encargaba del mantenimiento de la luminaria. Actualmente un automátismo se encarga de su funcionamiento.



Faro Punta de Tarifa es de primer orden ubicado en el extremo sur de la Isla de Las Palomas. Es una torre troncocónica de sillería encalada, que mide 43,8 metros de alto sobre el nivel del mar y 33 metros sobre el terreno.
Se erige sobre una torre de sillares del siglo XVI. En
 1812 se reanudaron los trabajos que ya se iniciaron en 1799 para recrecer la torre en dos nuevos cuerpos y colocar en el último un fanal. 
Dos halógenas de 2.000 vatios dan luz al Estrecho, este faro realiza tres destellos que alcanzan a verse a 27 millas náuticas cada 10 segundos. Cada faro es único y este alumbra así todas las noches, gracias a un reloj astronómico. 



A los pies del faro la Punta Marroquí, allí se extiende un conjunto de grandes bloques de piedras planas que se adentran en el mar alzándose entre las olas, donde se unen o se enfrentan las aguas del Mediterráneo y del Atlántico.
Este es el punto mas cercano al continente africano del que nos separan 14 kms.



Se cree que el  nombre  de "de las Palomas" tiene que ver con la espuma blanca que forman las olas del mar al chocar con  las rocas.









Reanudamos la marcha por el borde costero hacia poniente.



Dejamos atrás el faro.



Otra batería de casamatas se ubica en este lugar y que es similar a la que vimos anteriormente. Esta tiene por nombre "Daoíz y Velarde”.


A partir de aquí el camino esta vedado porque en la zona norte de la isla en uno de los antiguos barracones militares se ha acondicionado para acoger a inmigrantes procedentes del Tercer Mundo.



Terminamos la visita cruzando por el centro el islote y contemplamos la zona menos vistosa de este lugar.



En la isla se instaló por los años 60
el Regimiento de Infantería de la Compañía de Operaciones Especiales con un total de 3000 hombres y 500 mandos. En su estancia se habilitaron una serie de instalaciones en el interior para la práctica de los ejercicios de entrenamiento, atletismo y el tiro. 
Mas tarde este Regimiento de Infantería fue trasladado a otro lugar y la isla se destinó a la instrucción de reclutas hasta el 2001 que se decretó la supresión del Servicio Militar Obligatorio. 



















PANORÁMICAS

























Otras rutas en el Parque Natural del Estrecho



2 comentarios: