Castillo de Gigonza




Castillo de Gigonza (San José del Valle).






El Castillo de Gigonza, se encuentra en el despoblado de su nombre, en la carretera de Medina a Arcos de la Frontera, a 6 kms de San José del Valle.




Datado entre los siglos XII y XIII se alza en el lugar que se encontraba enclavada antes la ciudad de Saguntia, fundada por los turdetanos y posteriormente anexionada a Roma. Saguntia se encontraba en la calzada romana que enlazaba Hispalis con Baesipo, es decir, Sevilla con Barbate.





Debió se sitio fortificado desde antiguo, aunque el castillo actual es de origen árabe y de planta casi cuadrada, de dos cuerpos. El piso superior es de bóveda baída y tiene ventanales.












La fortaleza tiene una cerca con patio de armas, al que se accede a través de una puerta de arco de medio punto y escudo de armas de la casa de Arcos. Sobre la puerta, estrecha y baja, con un dintel con dos fuertes impostas, tiene una vena en arco de herradura.




Cerca de la fortificación se hallan las ruinas de los Baños de Agua Sulfurosa, que dan nombre al lugar y que gozaron de gran fama a finales del siglo XIX y principios del XX.


Vista del Castillo de Gigonza desde la Sierra del Valle. Se divisan, también, Partena de Rivera (abajo) y Medina Sidonia (arriba).


El Castillo de Gigonza visto desde Paterna de Rivera.





Ruta:   Castillo de Gigonza.


"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino.
 Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).



Detalles del recorrido


Ruta que transcurre, en casi todo su recorrido, por el termino municipal de San José del Valle, el ultimo en ser declarado como tal en la provincia de Cádiz. Partiendo de la falda de la Sierra del Valle nos dirigiremos al Castillo de Gigonza a través de una vía pecuaria que conserva el ancho original, la Cañada Real de Salinilla. Recorrido entre campos adehesados, unos dedicados al cultivo de secano otros a la cría de toda clase de ganado.


Mapa del recorrido.


Longitud
 12 km. Circular.
Dificultad
 Media.
Tiempo
 4 horas
Fecha
 Marzo/2014
Lugar
 Campiña de Jerez.

La valoración de la dificultad, según nuestras apreciaciones, y el tiempo de realización de la ruta se conforman de acuerdo con las características del recorrido de la misma.
Varios son los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario: el perfil de alturas o variaciones de desnivel, la orografía del terreno y la longitud del recorrido.
En el tiempo de realización interviene, ademas de la dificultad del itinerario, la contemplación del entorno natural y étnico que se encuentran en el trayecto.
Por supuesto estas valoraciones no tienen que coincidir con las estimaciones de otras personas, son totalmente orientativas. Planifica bien el recorrido y ten en cuenta un elemento determinante, la climatología.




RUTA


Para iniciar el recorrido, accedemos al lugar llamado Hoyos de la Cuna por la Barriada de San Antonio en San José del Valle. El sendero se encuentra balizado.



Tomamos la Cañada Real de Salinila, una vía pecuaria con su ancho original, delimitada por las alambradas de las fincas colindantes.



La cañada esta salpicada de grandes piedras. A uno y otro lado se observan todo tipo de animales domésticos (cabras, ovejas, asnos, cerdos, vacas, etc.).



Enorme acebuche solitario.



Pronto llegamos a la cantera de áridos de la Salinilla, establecida junto a la Cañada Real.



Arriba de la cantera de áridos el cerro del Puntal, la máxima elevación de la Sierra del Valle.



La vereda llega a las inmediaciones de El Morisco, antigua explotación minera.



Cruzamos el arroyo del Aquilón.



Atrás queda la Sierra del Valle.



Llegamos a un cruce de veredas en la Loma de Gigonza. El camino se ensancha y empina hacia una gran cortijada.



Cortijo del Banco.



Desde la loma del Cerro de la Escalera donde se asienta el Cortijo del Banco, logramos vistas de nuestro pueblo Arcos de la Frontera.



También del Castillo de Gigonza, el lugar de destino.



Seguimos la marcha con vistas a Medina Sidonia.






Un fuerte descenso por una vereda de arena blanca baja hasta el nacimiento del arroyo del Chopo.




La vereda se adentra en la Loma del Escobonar, con la presencia de Peña Arpada.



Cruzamos el arroyo del Chopo y una pradera ganadera con acebuches y grandes eucaliptos.



Un enorme eucalipto preside la pradera.



A nuestro paso encontramos la fuente del Cañuelo.



Nos refrescamos en su claras aguas.






La Cañada Real de Salinilla nos ha traído en sentido sur. En el Escobonar tomaremos un amplio carril que en sentido noroeste se dirige al Castillo de Gigonza.



Antes de continuar la marcha oteamos el horizonte, logrando vistas a zonas conocidas como la Mesa del Esparragal y el pico Montero en la Sierra del Aljibe.



Torre de Lascuta en la Mesa del Esparragal.



Peña Arpada.



Caserío de Álcala de los Gazules.



Reanudamos la marcha. Ya tenemos a la vista el castillo. La vereda por la que transitamos une San Jose del Valle con Paterna de Rivera a través de Cortegana.






Castillo de Gigonza.






En la actualidad en una propiedad privada, destinada a la explotación agropecuaria y a vivienda particular.






Sobre el caserío destaca una espadaña.



Trotones de Arcos en el Castillo de Gigonza.



Emprendemos el regreso por el camino histórico de los Baños de Gigonza.



Nos vamos alejando del castillo.



Por el lateral del castillo alcanzamos a ver el pueblo de Paterna de Rivera.



Poco a poco nos aproximamos a la Sierra del Valle. Pasamos junto a una casa de camineros.



Por la izquierda del camino se divisan las lomas de Torrecera. El pueblo y el castillo de Torre Cera.



Al fondo Jerez de la Frontera.



Un cerrito no otorga vistas al Cortijo del Banco, lugar que pasamos en la ida de la ruta y...



...del Castillo de Gigonza y Medina Sidonia.










Nuevo cruce de caminos. En un olivar pacen un rebaño de cerdos. Al fondo se divisa Arcos de la Frontera.



Tras caminar un buen trecho regresaremos al punto de partida.









Flores y animales en el camino.       Esplendor de Primavera.











































Hasta la próxima.



4 comentarios:

  1. Vaya día de claridad que tuvísteis amigos arqueños. Vistas nítidas a todos lados. El reportaje es perfecto, pero la foto del Castillo, Paterna y Medina es un fotón. No molestan ni los ventiladores y hasta Paterna sale bonito (que no es un pueblo muy agraciado que digamos). Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu grata opinión JMAV,; que cantidad de tesoros tenemos en la provincia: sierras, bosques, campiñas, playas, etc.., para disfrutar. Saludos desde Arcos.

      Eliminar
  2. Enhorabuena Trotones un reportaje sensacional. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Soy Alcalareño de nacimiento y estoy disfrutando de lo lindo al ver todas vuestras correrias tengo 72 años y como Andalucia no hay naaa

    ResponderEliminar