Ocuri




Ruta:   Ocvri, ciudad ibero-romana.





Detalles del recorrido


Esta ruta recorre la ciudad romana de Ocuri situada en la cima del Salto de la Mora, desde donde se domina y controla el paso natural hacia Benaocaz y la Manga de Villaluenga. 


El punto de inicio se encuentra en el centro de visitantes de Ocuri, y el recorrido, discurre por un camino acondicionado, empedrado y con una valla de madera.


Desde la antigua ciudad amurallada, una vez arriba se puede divisar los pueblos blancos de Ubrique y Benaocaz. Ademas, se vislumbra una gran parte de la Sierra de Grazalema y otras sierras de Los Alcornocales.



Mapa del recorrido.

Longitud
 3 km. Lineal, ida y vuelta.
Dificultad
 Baja.
Tiempo
 2 horas.
Fecha
 Primavera/2015
Lugar
 Sierra de Cádiz.

La valoración de la dificultad, según nuestras apreciaciones, y el tiempo de realización de la ruta se conforman de acuerdo con las características del recorrido de la misma.
Varios son los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario: el perfil de alturas o variaciones de desnivel, la orografía del terreno y la longitud del recorrido.
En el tiempo de realización interviene, ademas de la dificultad del itinerario, la contemplación del entorno natural y étnico que se encuentran en el trayecto.
Por supuesto estas valoraciones no tienen que coincidir con las estimaciones de otras personas, son totalmente orientativas. Planifica bien el recorrido y ten en cuenta un elemento determinante, la climatología.



  Ocuri, antigua población situada en el Salto de la Mora o sierra de Benalfi, en las proximidades de Ubrique. 
  Es la primera civilización romana descubierta en España, y sus vestigios hacen pensar que fue una ciudad muy importante.
  Es muy conocida por sus importante restos monumentales que comenzaron a descubrirse en el siglo XVIII en las excavaciones promovidas por el erudito Juan Vegazo, que pretendía descubrir aquí la Pompeya española. 
  Aparte de la inscripciones allí encontradas, en las que aparece el nombre de la ciudad, se reconoce el trazado de la muralla, aprovechando los desniveles naturales, unas termas extensas, el foro y diversos aljibes de viviendas privadas. 



En el acceso al yacimiento arqueológico, lo primero que aparece es un mausoleo que alberga algunos nichos. En el interior de las murallas se pueden observar los vestigios de una ciudad, con restos de muros de viviendas, conducciones de aguas, cisternas, construcciones públicas, posibles termas y un foro.




*Pincha sobre una imagen y podrás verlas todas en pantalla completa*


RUTA

 El yacimiento arqueológico de Ocuri cuenta con un Centro de Recepción de visitantes dotado con Bar/Restaurante.


Sala de Audiovisuales donde al terminar la visita se puede contemplar una proyección que recrea las zonas de la ciudad romana.



Terraza mirador en la Venta de Ocuri.



Sierra de la Silla.



Cerro de Cardela donde se halla las ruinas del castillo de Fatima.



El camino de acceso a las estructuras arqueológicas, con una longitud casi de 1 km., está pavimentado con losas de piedra natural  y respaldado por una valla de troncos de madera a ambos lados del mismo, ya que atraviesa parte de una finca ganadera.








Poco antes de llegar al Mausoleo se conservan unas decenas de metros de la antigua calzada romana construida con piedras calizas irregulares. 




La calzada romana permite el acceso a la ciudad por la cara norte. Cuenta con unos 25 metros lineales que se conserva en aceptable estado. El pavimento original de piedras calizas irregulares con una anchura máxima de 2,20 metros, aunque la media es de 1,80 metros.






El Mausoleo. 

Junto al acceso principal de la ciudad está el llamado Baño de la Reina Mora que es realmente un mausoleo romano con grandes hornacinas para sarcófagos y pequeños nichos para imagenes o urnas. Su ubicación en los extramuros de la ciudad, como dictaban las leyes sanitarias romanas.

Es una estructura rectangular hecha con hormigón en su fabrica interna y recubierta con sillares escuadrados en sus caras externas. La cripta esta cubierta por una bóveda de medio cañón fraguada en hormigón. 

Se fecha entre el siglo I y el II d.C. y pudo pertenecer a una rica familia ocuritana o a unn collegin funeraticium sociedad funeraria.


Puerta de entrada actual perforada en un lateral del Mausoleo.

Dentro del Mausoleo las cuatros caras internas son simétricas entre si con hornacinas de arco rebajado ya sus lados pequeños nichos para alojar las urnas cinerarias. Las laterales son mucho mas grandes y pudieron alojar estatuas. 


Interior del Mausoleo.


La entrada original se encontraba en el techo y en su planta superior pudo haber un altar al aire libre para celebrar los ritos funerarios.



Parte superior del Mausoleo.



Desde la zona del Mausoleo se avista el Castillo de Aznalmara bajo la Sierra de Albarracín.



El sendero continua hacia la entrada de la ciudad.



Puerta de acceso y muralla.

La Muralla Ciclopea.

En la zona norte se conservan un par de lienzos de una estructura defensiva hecha principalmente con grandes piedras calizas irregulares colocadas a hueso. Modificaciones posteriores incluyen sillares almohadillados y sillarejo cogido con argamasa. 

La longitud conservada es de 26 m con una anchura de 2.10 m de media. Pudo tener una altura de mas de 5 m. De origen ibérico siglo V o IV a. C., fue remodelada en época cartaginesa sillalles almohadillados y posteriormente en época romana se le construyo una puerta monumental con pilares en antas con columnas y posiblemente un friso con frontón. Conserva algunos escalones.











La cisterna nº 1

Del tipo "a bagnarola", se inscribe en un edificio rectangular, cuyo lado noroeste lo forma la propia esquina de la cisterna, construida con grandes bloques calizos, casi ciclopeos. 

Se adapta al desnivel del terreno en el cimiento, mientras que en su esquina exterior norte se traba en ·L· con la siguiente hilada, formando un potente muro de contención para resistir la presión del agua embalsada. Esta equina mide desde el cimiento al borde 4.05 m de altura, su interior esta impermeabilizado con opus signinum y tiene un cordón hidráulico en sus junturas inferiores. 

No tiene poceta de limpieza, ni desagüe alguno. su profundidad es de 2.25 m y sus dimensiones son 8.20 m de longitud por 3.15 de anchura. Las salamandras aprovechan su agua estancada.










Fuente de Minerva 

Proxima a la cisterna nº1, es una pequeña fuente casi cuadrada fabricada con sillarejo de piedras calizas escuadradas e inclusión de algún fragmento de ladrillo. 

En sus esquinas se incluyeron sendas columnas de ladrillos de cuartos de círculo que y, está recubierta por su interior con “opus signinum” que ha llegado a nosotros muy destruido. En el centro pudo estar la tubería de plomo que surtía el agua.



La vivienda n 3

Situada detrás de la muralla ciclopea, se compone de los restos de una estructura rectangular, realizado con piedras calizas y adosado a una pared de roca. Tiene una superficie de unos 20 m cuadrados, Interiormente se distingue dos recintos, uno de los cuales pudo ser una cocina.

Durante su excavación en 2001 se pudo documentar el derrumbe de la techumbre y bajo este un nivel de ocupación domestico que conservaba aun cerámicas y otro objetos de uso cotidiano. Se recogieron numeroso restos óseos de animales, cerámicas comunes, destacando un gran contenedor cerámico que se pudo restaurar en su totalidad, cerámicas de lujo algo mas escasas y algunas monedas. 

Es importante también la aparición de restos de mortero y numerosos fragmentos de estucos pintado de rojo. Esta vivienda se fecha entre mediados del siglo I y mediados del II d. C.



El Foro

En la zona central de la ciudad, donde se realizaban todas las acciones comerciales, administrativas sociales políticas y religiosas. Mide unos 1.200 m cuadrados y esta rodeado de restos de edificios, entre ellos un templo sobre el que Vegazo construyo su casa. 

En  esta zona hallo las losas del foro, así como numerosos restos de edilicos fustes basas capiteles... y las dos aras dedicadas a los emperadores Antonio Pío y  Commodo. Posteriormente, se encontró en el la sacerdotisa del culto imperial Postumia.




Zonas de tabernas al fondo del Foro.






La vivienda y cisterna n 2

Se inscribe en el lateral oriental de un edificio rectangular con tres estancias definidas y que conservan sus muros a media altura, que pudo haber sido un almacén o una vivienda. 

Esta construida con hiladas externas de piedras calizas de mediano tamaño cogidas con mortero. Sus dimensiones so 7.57 m de longitud por 4.31 de anchura externamente, con una profundidad de 2.50 m. 

El opus signinum que recubre su interior tiene una coloración algo mas rosácea y se encuentra deteriorado, con algunos orificios en el suelo.



Las Termas

Es la estructura constructiva mas espectacular de todas las excavada hasta ahora. Se trata de in conjunto de muros, pavimentos cisternas conducciones etc..., que actualmente son de difícil interpretación por haber sido sobre excavadas en los años setenta. 

Tiene mas de 460 m cuadrados en los conservado hoy dia, pero pudo se incluso mas extensa. Longitudinalmente mide 23 m por 19.40 m de anchura y tiene en su lateral sureste un amplio abside semicircular exedra de unos 11 m de diámetro. 

Se ha identificado una gran cisterna en forma de L, que pudo ser una natatio, una palestra central de mas de 100 m cuadrados, un almacén un deposito las huellas de una bañera de forma de octaedro (labrum) y un canal de desagüe central (specus).









Cisterna nº3

De menor tamaño que las otras cisternas, su interior se encuentra recubierto por un “opus signinum” idéntico al de la nº 1, conservado en muy buenas condiciones. Su profundidad es de casi 2 metros

La particularidad de esta cisterna es que, seguramente en época de Juan Vegazo, se le dotó de un muro perimetral y de una cubierta con falsa cúpula. Asimismo, se le dotó de una puerta de acceso con dintel construido con una losa, lo que ha permitido que fuera utilizado como abrevadero por el ganado.

Se estima  que debió tener algún tipo de relación con el edificio de las Termas, situado a escasos metros y al que domina en altura, por lo que podría haber sido un depósito externo a las mismas.





La casa de Juan Vegazo

Un ubriqueño llamado Juan Vegazo es el descubridor  de este importante yacimiento a finales del siglo XVIII. Según su diario construyó una casa para su descanso y lagar, y ademas le sirvió para poder vigilar las excavaciones. Prácticamente todo el material utilizado procede de las ruinas romanas y se asienta sobre los cimientos de un edificio preexistente que pudo se uno de los templo que dominaban el foro. 

En el lateral oriental de la casa se aprecian grandes sillares romanos, bien escuadrados, que parecen corresponde a este edificio previo.  En el interior de la casa haya enlosado con grandes placas de caliza bien pulimentadas que fueron extraídas del Foro. 

Conserva una linea de mechinales a 1.90 m de altura lo que indica que tuvo un techo de vigas de madera. Delante tuvo un porche techado a una sola agua y en el muro exterior del mismo hay un pequeño ventanuco. A un lado se levanta un arbol catalogado como singular "El Acebuche de la Ciudad Romana de Ocuri".





Desde el recinto arqueológico de Ocuri se divisa un gran panorama de sierras que forman parte del Parque Natural “Sierra de Grazalema”, ademas de los pueblos blancos de Benaocaz y Ubrique con asombrosas vistas.



Sierra del Caillo, Aguas Nuevas y la Manga de Villaluenga.

Calzada romana entre Benaoaz y Ubrique.

Ubrique, vista parcial. en lontananza las sierras de Los Alcornocales.

Sierra de la Silla.

La carretera A-373 a su paso por el Puerto de la Silla.

Sierra de Albarracín y el Castillo de Aznalmara.

Vistas a la Sierra del Pinar.

Con zoom, el techo de la provincia gaditana, El Torreón. Por abajo asoma los cortados del Salto del Cabrero.

Benaocaz, rodeado de sierras calizas.


Trotones de Arcos en la Ciudad Romana de Ocuri.


Las referencias bibliográficas están extraídas de los paneles informativos del yacimiento de la Ciudad Romana de Ocuri.

Para saber mas visita los siguientes enlaces:





"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino.
 Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje".
(Louis L'Amour)

"No esperes el momento perfecto, toma el momento y hazlo perfecto".

"Conocer para amar.
Amar para conservar".






2 comentarios:

  1. Muy interesante de veras, bonita entrada. Pendiente aun tengo su visita aunque lo intenté dos veces. A ver si me animo, Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Tengo que decir sobre este trabajo, que es simplemente maravilloso.

    ResponderEliminar