Montejaque-La Escarihuela-Hundidero-Presa de los Caballeros



Ruta:   Montejaque-La Escarihuela-Hundidero-Presa de los Caballeros.





Detalles del recorrido


Ruta circular por el entorno de Montejaque, visitando varios lugares relevantes de este municipio, como son la Ermita de la Escarihuela, la Cueva del Hundidero y la Presa de los Caballeros. En primer lugar, el recorrido asciende hacia la Ermita de la Escarihuela y continua por la Sierra del Algarrobo. Tras asistir a la Cueva del Hundidero proseguimos por el seco vaso del Embalse de Montejaque para regresar al punto de partida.

Aparte de los sitios indicados, hay que destacar dos zonas en esta ruta: una la bajada por la falda del cerro Tavizna entre derrubios de rocas hacia la Cueva del Hundidero y otra, la Angostura de los Escalones en el curso del río Gaduares, como la hemos denominado, en pleno embalse de Montejaque.




Longitud
 8 km. Circular.
Dificultad
 Media.
Tiempo
 4 horas.
Fecha
 Primavera/2017
Lugar
 Macizo de Libar.


  • La valoración de la dificultad y el tiempo de realización de la ruta se conforman de acuerdo con las características del recorrido, según nuestras experiencias y apreciaciones. Por supuesto estas valoraciones no tienen que coincidir con las estimaciones de otras personas, son totalmente orientativas.
  • Varios son los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario: el perfil de alturas o variaciones de desnivel, la orografía del terreno y la longitud del recorrido.
  • En el tiempo de realización comprende, ademas de la mayor o menor dificultad del trayecto, las pausas para contemplar el entorno natural y el patrimonio étnico que se encuentran en el itinerario.
  • Recomendación: Cuando salgas de ruta, planifica bien el recorrido y ten en cuenta un elemento determinante, la climatología. El éxito de la ruta consiste en disfrutar de la experiencia y volver a casa sin problemas.

"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino.
 Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje".


"No esperes el momento perfecto, toma el momento y hazlo perfecto".

"Conocer para amar.

Amar para conservar".




*Pincha sobre una imagen y podrás verlas todas en pantalla completa*

RUTA

Comenzamos en el pueblo de Montejaque. Nos dirigimos a la Escarihuela, una empinada subida, coronada por una ermita. En este trayecto, tenemos vistas de Montejaque, Benaoján y el cerro Hacho.






El pueblo de Montejaque procesa una gran devoción por la Virgen de la Escarihuela. Cuenta una tradición, que Ronda padecía una gran epidemia de peste, y los vecinos de esa localidad, conociendo los milagros de la patrona de los montejaqueños, pidieron a éstos que la llevasen en procesión.

La leyenda, narra que mientras los peregrinos se alejaban de Montejaque, el peso de la Virgen aumentaba más y más. Llegó un momento donde ya no pudieron avanzar más y tuvieron que regresar, pero el esfuerzo no fue en vano, sino que al día siguiente llegaron noticias de Ronda avisando que la epidemia había remitido.

En el punto donde la comitiva dio la vuelta, se levantó una ermita en agradecimiento a la Virgen, donde se conserva un lienzo de la misma. La Virgen de la Escarihuela se procesiona también como Virgen de la Concepción.



Continuamos la marcha por la Sierra del Algarrobo en dirección al Cerro Mures, superando varias angarillas y una gran era circular. Al llegar a un gran llano cubierto de retamas, buscamos una salida a la carretera que se dirige a Cortes. Las panorámicas, a uno y otro lado, son a la Sierra de Grazalema y parte de la Serranía de Ronda. También, se avista la Presa de los Caballeros, situada entre los cerros Tavizna y Taviznilla. En este trecho encontramos a Juan "El Churrete", un vecino de Montejaque, buscando espárragos trigueros.








Juan "El Churrete" nos comenta que conoce una bajada a la Cueva del Hundidero por la falda del cerro Tavizna, usada por él en sus tiempos de cazador. Aceptamos su propuesta de ser guiados por una senda perdida. Nuestra primera intención era seguir por la carretera y bajar buscando el sendero balizado del Hundidero.





¿Donde va esta gente?


A pocos metros de llegar a las puertas de la Cueva del Hundidero la espesa vegetación nos impide avanzar. Volvemos atrás un tramo y examinando la zona encontramos un lugar que tras una corta trepada nos deja a la altura de un banco de descanso en la bajada señalizada a la cueva.




Nos despedimos del improvisado guía bajando hacia la gruta del Hundidero.








La Cueva del Hundidero tiene unas dimensiones de 64 m de alto por 10 m de ancho, por donde el río Gaduares desaparece bajo tierra. En la otra parte, en la Cueva del Gato es el vaciado natural del complejo, donde reaparece el Gaduares y se une al río Guadiaro.

Forma parte del Sistema Hundidero-Gato. Esta cavidad singular de Andalucía cuenta con dos bocas, la cueva del Hundidero y la Cueva del Gato. El cavernamiento, se produce porque la Sierra del Algarrobo obstaculiza el paso del río Gaduares, que se ve obligado a excavar en la roca para buscar una salida a sus aguas.

El Sistema consta de una galería principal de mas de 4 kms de longitud, siendo el desnivel entre las bocas de 112 m. La travesía requiere conocimientos técnicos y materiales adecuados.








Desandamos la escalinata del sendero hacia la vacía y desértica la Presa de los Caballeros.




La Presa de los Caballeros, su construcción se inicio en 1923 con el fin de utilizar las aguas del río Gaduares para generar energía eléctrica. Con este embalse la Compañía Sevillana de Electricidad pretendía completar la producción de energía en la cuenca del río Guadiaro. El proyecto de la presa fue encargado a una empresa suiza, de nombre Eclectrowat.

Lo mas notable de esta colosal obra de ingeniería es su presa o muro de cerramiento. Es del tipo denominado "bóveda-cúpula", con paramentos de doble curvatura, que desviaban la presión del agua hacia los laterales. Con una altura superior a los 83 metros, fue la primera presa de este tipo construida en Europa.

Sin embargo esta magna obra fracasó. Los estudios técnicos previos habían suscitado fundadas dudas sobre la viabilidad del pantano en un terreno kásrstico, en el que las aguas se sumían con facilidad. A escasos metros del pie de la presa, las aguas del río desaparecían por el Hundidero para la salir a la superficie por la Cueva del Gato. Tras arduos esfuerzos para taponar las vías de escapes del agua, se decidió abandonar definitivamente el proyecto en 1947.




Continuamos siguiendo el seco cauce del río Gaduares en la zona central del embalse. Hallamos una alambrada con su correspondiente angarilla. Mas adelante nos topamos con un estrechamiento manipulado por la mano del hombre, donde se observan escalones tallados en la roca, todo ello revestido por una especie de argamasa. Aun así el paraje es espectacular.













Salimos del embalse, llegando a Montejaque con vistas a la Escarihuela.




4 comentarios:

  1. Serías tan amable de facilitarme el track de la ruta? Gracias

    ResponderEliminar
  2. Una agradable ruta con excelente reportaje fotográfico, esas "escalinatas", son cuando menos "sorpresivas", enhorabuena. Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena!! fantástica y original ruta, como siempre hacéis, un placer seguiros la pista...

    ResponderEliminar
  4. ¡Que buena pinta! ¿Compartes el track? Si es así, podrías enviarmelo a anthonyguinness@gmail.com. En cualquier caso, enhorabuena por tu blog y por las rutas que subes al wikiloc. Un saludo.

    ResponderEliminar