Cerro de los Batanes - Sierra Baja - Senda de los Carboneros


Sendero:   Cerro de los Batanes - Sierra Baja - Senda de los Carboneros.

Señalizado:  No. Desde el Aljibe a Sierra Baja la zona es complicada para avanzar hasta con el GPS. 

Permiso del Parque Natural: No.
 
Longitud
13 km. Circular.
Dificultad
Media-Alta.
Tiempo
7 horas
Fecha
Enero/2012
Lugar
Parque Natural Sierra de Grazalema.

Cómo llegar: Se accede desde uno de los miradores de la calle Carril de Ubrique, concretamente del Mirador Alto de Ubrique.

******************************************************************************************
Detalles del recorrido
 
Mapa de la ruta.
Itinerario: Ubrique - Mirador Alto - Aljibe - Cortados de la Merga - Desfiladero del Indio - Sierra Baja - Área Recreativa "El Cintillo" - Senda de los Carboneros - Mirador Alto - Ubrique.

Perfil de la ruta.





 Cerro de los Batanes. Esta ruta permite, en primer lugar, visitar uno de los cortados rocosos más conocidos y asombrosos de Ubrique, los cortados de la Merga.
El camino discurre por un camino poco marcado pero apreciable. La vegetación se hace cada vez más frondosa y se camina entre hermosos conjuntos rocosos hasta una amplia zona llana, donde se ubica el sitio conocido como “la Aljibe”.  Continua en el lugar señalado hasta llegar a otro llano bajo la impresionante y enorme pared rocosa de más de 300 metros de altitud.
Durante el recorrido se puede disfrutar de la vegetación reinante en la zona; alcornoques, quejigos, brezos, madroños, aulagas, lentiscos, jaras, etc. En cuanto a la fauna, es posible divisar, sobre todo, buitres.
Cortados de la Merga.

 
 Sierra Baja. Después de ascender por un paso natural, que se conoce como el desfiladero del Indio, así le nombro un lugareño al que preguntamos por el, y luego, transitar por el saliente de los cortados llegamos a Sierra Baja.
Esta sierra se sitúa entre Ubrique y Villaluenga del Rosario. Predomina en ella el monte bajo con algunas manchas de encinar, pero lo  que mas destaca son sus numerosos aljibes.
Sierra Baja.


 Senda de los Carboneros. Esta senda de difícil recorrido por su inclinada pendiente, conduce desde el Área Recreativa El Cintillo al pueblo de Ubrique. 
El descenso es muy empinado y hay que realizarlo con mucho cuidado. Según bajamos se puede contemplar unas vistas  espectaculares de Ubrique y su entorno.
Senda de los Carboneros



******************************************************************************************


RUTA

Partimos del centro de Ubrique hacia el Mirador Alto, al que accedemos por estas escaleras.

Mirador Alto. Buenas vistas a Ubrique y su entorno,

Una angarilla nos introduce en el sendero. Lo primero que encontramos son unas cuantas bañeras a modo de abrevadero para el ganado.

Ascendemos entre rocas, lapiaces y una  frondosa vegetación.

La pendiente se suaviza y llegamos a un murete de piedras que cruzamos por una portilla.

Atravesamos una espaciosa zona llana donde se encuentra una aljibe que le da nombre al lugar.

Este aljibe cuenta en parte posterior con una terraza de soleria que encauza el agua de lluvia hacia su interior.

Continuamos en dirección a la pared de piedra entre algarrobos.

A los pies de los cortados se ubica un pequeño llano donde contemplamos asombrados la enorme pared vertical. 

Los imponentes cortados de la Merga cuentan con un desnivel aproximado de unos 300  metros.

Abandonamos el llano por la derecha, según hemos llegado a él, franqueando un muro de piedras. Nos adentramos en la parte mas complicada de la ruta.

Avanzamos unas veces pegados a los cortados y en otras separados para buscar el mejor sitio para progresar. La zona esta repleta de derrubios rocosos.

Recorremos una ladera con una fuerte pendiente lateral explorando un paso hacia otro canchal de piedras.

Después de localizar el pasadizo al canchal pedregoso, avanzamos por el buscando un acceso a la parte superior de los cortados. El camino no es apto para todo tipo de piernas.

Delante nuestra se muestra un enorme paso natural que nos deja maravillado su descubrimiento.

Este paso natural se le conoce en la zona como el Desfiladero del Indio o del Bombo, según nos señalan los lugareños.

Aprovechamos para inmortalizar nuestro paso por este magnifico lugar.

Afrontamos su transito que nos llevara a la parte superior de los cortados.

Disfrutando de este extraordinario lugar. 

Una pequeña alambrada, a medio camino del paso, con una portilla lateral impide , seguramente, que el ganado pase por aquí.

Vista desde la parte superior del desfiladero.

Accedemos a una pasarela que transcurre por la parte superior del cortado. Las vistas a Ubrique y su entorno son formidables.

La pasarela en algunos tramos puede tener unos 8 metros de ancha pero en otros hay que pasar casi de lado.

También hay que pasar al otro lado por debajo de esta enorme bloque de piedra.

Asomándonos al borde podemos ver el desfiladero que hemos pasado para llega aquí.

Salimos de transitar por el borde de los cortados y pronto encontramos este pilón labrado en la roca.

Circulamos por el Cerro del Algarrobal en dirección a Sierra Baja entre el roquedo y una frondosa vegetación.

La senda nos conduce a un mirador natural encima del Cerro de los Batanes. El paisaje que se abre a nuestros ojos es colosal.

Ubrique en el centro del cuadro.

A nuestro pies el llano por el que contemplamos, desde abajo, los cortados previamente.

Un poco mas separado de la pared rocosa el llano donde se asienta el Aljibe. Se aprecia, perfectamente, su amplia terraza posterior.

La Sierra de la Silla, a su izquierda el peñón rocoso donde se ubica la fortaleza de Cardela o de Fátima como también es conocida.

El valle de Tavizna y el saliente rocoso, el Salto de la Mora, en las postrimeras de Sierra Alta, donde se emplazan las ruinas romanas de Ocuri.

Primer plano del Salto de la Mora y de la plataforma de las ruinas romanas de Ocuri. Por debajo del cerro transcurre la Calzada Romana que une Ubrique con Benaocaz.

Se divisa El Torreón, en la Sierra del Pinar, coronado por una aureola nubosa.

Tras disfrutar de las esplendidas vistas y de un tentempié abandonamos el lugar para seguir nuestro  marcado rumbo.

La vereda, a veces poco apreciable, nos dirige a una de los numerosos aljibes de esta sierra. La zona esta bien conservada. Un muro de piedras con un vallado protege un abundante nogal.

Reanudamos la marcha ya inmersos en plena Sierra Baja.

Alcanzamos la Casa del Algarrobal, que asimismo cuenta con otro extenso nogal.

En la Casa del Algarrobal hay un aljibe. El agua del tejado es encauzada por un canalillo hacia su interior.

Vista frontal del Aljibe, se avista también la casa aledaña.

Proseguimos el camino en direccion norte por una zona abierta sin apenas arboleda.

El ganado vacuno campa aqui a sus anchas.

La vereda mas marcada transcurre, paralela a una alambrada, cerca del Cerro del Atochar.

A  nuestra izquierda queda otro aljibe con varios nogales.

El sendero se prolonga por la meseta. En el horizonte la Sierra de la Silla.

Descendemos por una senda zigzagueante, en territorio de El Saltadero.

Cruzamos el Portillo de los Contrabandistas.

El camino, bien definido, describe una gran curva. Nos apartamos de ella buscando un mirador al Cerro de los Batanes. 

El mirador natural.

Tenemos, nuevamente, una estupenda vista de los cortados de la Merga.

El camino, mas ancho, transita, ahora, por el borde de la ladera y nos muestra un excelente escenario.

Abajo el caserío blanco de Ubrique.

Al norte Benaocaz a los pies de la Sierra del Endrinal.

Encajonada en este enorme caos de piedras esta hermosa nava.

Según nos acercamos a Benaocaz podemos avistar el edificio en ruinas de Aguas Nuevas.

Situados en las proximidades del Área Recreativa del Cintillo y antes de llegar a ella nos desviamos hacia la izquierda hacia un olivar.

Atravesamos el descampado guiados por un tendido eléctrico.

Pasamos una angarilla junto a un farallón rocoso.

Acometemos una fuerte bajada por la Senda de los Carboneros con Ubrique como destino.

Un pequeño llano, ennegrecido, nos alivia el descenso.

Arribamos al Mirador Alto de Ubrique.

Y acabamos la ruta circulando por las bonitas y empinadas calles de Ubrique hasta llegar a nuestro punto de partida.

Otras rutas por la Sierra de Grazalema

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada