Jauletas - Coargazal desde el Puerto del Boyar




Sendero:   Jauletas - Coargazal desde el Puerto del Boyar

Señalizado:  Parcialmente. No en Jauletas y Coargazal, ademas, sin GPS es muy complicado llegar al Puente de Coargazal. Senda bien marcada hasta Las Presillas y El Dornajo. En el regreso se conecta con el sendero que une el Puerto del Boyar con el Salto del Cabrero.

Permiso del Parque Natural: No.


Longitud
12,5 km. Circular.
Dificultad
Media-Alta.
Tiempo
6:30 horas
Fecha
Febrero/2012
Lugar
Parque Natural Sierra de Grazalema

Cómo llegar: Desde Grazalema tomar la A-372 hacia Benamahoma. Tras recorrer unos 3 Km, se llega al Puerto del Boyar desde donde se inicia el sendero.

**************************************************************************************************************
Detalles del recorrido

Esta ruta conduce desde el Puerto del Boyar hasta estos dos enclaves del Parque Natural, Jauletas y Coargazal, caminando por la Sierra del Endrinal.

El camino comienza atravesando una cancela que nos traslada por una senda bien marcada hasta el Puerto de las Presillas. El recorrido continúa dirección a Benaocaz, por un sendero que va ascendiendo levemente hasta las Albarradas, donde existe un vallado de piedra.

A pocos metros ya se puede divisar la casa de Dornajo, dominada por un quejigo de carácter muy singular. El rumbo del itinerario gira al oeste, desde la fuente del Dornajo, y cruza el valle Mitano para adentrarse en territorio de Jauletas.

Pertenecientes a los montes comunales de Benaocaz los cerros de Jauletas - Coargazal despuntan sobre el recorrido del Salto de Cabrero y sus valles encajonados permiten disfrutar de una serena tranquilidad  en estos poco conocidos y apartados parajes del Parque Natural.

Pero lo realmente extraordinario es encontrar un fenómeno natural, el Puente de Coargazal, en esta sierra que no deja nunca de sorprendernos. Cuando conocimos la existencia de este Puente de Coargazal a través de los blogs de M@nuel y de Navegando por Senderos no dudamos en planear la visita a este fabuloso lugar.   Nuestro agradecimiento, para ambos, por compartir las imágenes e indicaciones del emplazamiento de esta maravilla natural. Lo llamamos Puente de Coargazal porque es la acepción que mas nos gusta y, ademas, por el lugar donde se localiza.


Mapa de la ruta



Perfil




**************************************************************************************************************
RUTA


Cruzamos la cancela metálica que da acceso al sendero en el Puerto del Boyar. La noche anterior había caído una fuerte helada, lo que comprobamos en un abrevadero próximo al camino, el agua que contenía estaba congelada.

Según ascendemos, ganamos vistas a la Sierra del Pinar. En la imagen, en primer lugar, el cerro Monete  y detrás el cerro San Cristobal.

Los cerros Monete y San Cristobal cual dos gibas de camello. (Vista ampliada).

Como hemos referido, el agua que bajaba por las escorrentías en el sendero y los arroyos aledaños estaban como témpanos de hielo. 

Una señal nos advierte de la proximidad de nacimiento del río Guadalete, prestos acudimos a contemplarlo. En el lugar encontramos una fuente con dos pilones también helados.

De nuevo transitamos por la senda, esta se muestra muy marcada, rumbo al Puerto de las Presillas.

Una calera a la derecha del camino, bien conservada y acondicionada, dispone de un panel informativo que nos instruye sobre su antigua utilidad.

El camino de subida nos permite obtener buenas vistas hacia el oeste. Divisamos  los cerros Ponce y Albarracin. Avistamos los pueblos blancos  Arcos de la Frontera y Bornos con su embalse.

Nos deleitamos con la vista de nuestro pueblo Arcos de la Frontera sobre el cerro Ponce. (Vista ampliada).

Una vez acabada la subida, en la meseta, tenemos una vista mas completa de la Sierra del Pinar.

Otro panel informativo, en el Puerto de las Presillas, nos informa de la evolución y desarrollo del paisaje kárstico de la zona.

Tomamos la vereda en dirección sur, hacia Benaocaz, en el cruce del Puerto de las Presillas. Esta vereda nos conduce a un muro de piedras con una cancela.

Después de cruzar la cancela y hacer un corto tramo en bajada, el sendero prosigue en un leve y continuo ascenso hasta llegar a un vallado de piedras,  que atravesamos en dirección a la Casa del Dornajo.

La senda transcurre por una ladera inmersa en el hermoso Circo del Dornajo. Al frente se exhibe la mole rocosa del Navazo Alto.

En lontananza se divisa la Sierra del Aljibe, en pleno Parque Natural de Los Alcornocales.


Un árbol derruido se cruza en nuestro camino.

Avistamos las ruinas de la  Casa del Dornajo.

Tras rebasar unos corrales giramos a la izquierda para la visita obligada y apetecida del Quejigo del Dornajo.

El Quejigo del Dornajo catalogado como árbol singular por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. El registro en ese catalogo le ofrece un especial protección.

La Casa del Dornajo vigilada perpetuamente por el cerro Simancon.

Nuestro caminar nos dirige a la fuente del Dornajo que mostraba, también, indicios de la helada nocturna.

Tomamos rumbo al valle Mitano y antes de comenzar la bajada hacia él, nos paramos a contemplar por la derecha el valle de las Encinas Gemelas. Al fondo la Sierra del Pinar.

Enfrente Jauletas, divisamos el cerro rocoso y en la falda una verde pinaleta.

La bajada zigzagueante al valle, eligiendo el mejor sitio para pasar entre las piedras.

Reiniciamos un ascenso, entre encinas, pasando junto a un pilón labrado en la roca.

En una pausa de la marcha, observamos que a nuestras espaldas se abre una magnifica vista del Circo del Dornajo.

Recalamos en un valle encajonado después de pasar por una bonita pinaleta.

El camino avanza por un terreno áspero entre encinas de pequeño porte.

Llegamos a una gran dolina a los pies de los canchos de Coargazal. Unas cuantas vacas pastan en este solitario lugar.

Nos desviamos a la izquierda siguiendo la traza del GPS, subiendo entre el matorral y los canchos de piedras. Abajo queda la dolina con las vacas. En el horizonte se presenta el cerro Morrocano con sus 1.453 metros de altura.

El roquedo de Coargazal se muestra enrevesado y dificil de traspasar. Algunos hitos de piedras nos alivian la marcha.

Por fin descubrimos el fenómeno natural que hemos buscado con ahínco, el Puente de Coargazal. El esfuerzo tiene una gran recompensa.

En el interior, el borde de este agujero sirve de marco a un cuadro de la Garganta del Boyar.

Mirando, desde el interior,  hacia la entrada del puente.

Pavostrotones en el Puente de Coargazal.

Nos dirigimos a la terraza superior del puente para contemplar el paisaje. La Sierra del Pinar dividida por la carretera que une Benamahoma con Grazalema.

Abajo la Garganta del Boyar, en primer termino, siguiendo la vista al frente el cerro de las Cuevas y detrás el cerro Albarracin.

Virando la mirada a la izquierda, la crestería de Coargazal, el Salto del Cabrero y la Sierra de la Silla.

Salto del Cabrero (Vista ampliada).

Cerro donde se ubica el Castillo de Aznalmara (Vista ampliada).


Una vez disfrutado del puente y las vistas nos ponemos de nuevo en marcha, en dirección norte, para conectar con el sendero del Salto del Cabrero.

Comenzamos una fuerte bajada. Nos topamos con un par de venados, nos extraña verlos por aquí. Fueron muy esquivos y no pudimos fotografiarlos.

Una angarilla nos da paso al próximo sendero del Salto del Cabrero.

Caminando por el sendero del Salto de Cabrero pasamos junto a esta bonita dolina donde pacen varios caballos.

Alcanzamos el cortijo de las Albarradas.

Seguimos por la pista hasta arribar al Puerto del Boyar.



Otras rutas por la Sierra de Grazalema

1 comentario:

  1. Mi agradecimiento también a vosotros por compartir esta ruta.
    Saludos.

    ResponderEliminar