Punta del Boquerón y sus fortificaciones por tierra y por mar.




Sendero:   Punta del Boquerón y sus fortificaciones por tierra y por mar.
Señalizado:  Si.
Permiso del Parque Natural: No.


Longitud
9 km. Circular. Sólo por tierra firme.
Dificultad
Baja.
Tiempo
3 horas andando y 1 hora en barco.
Fecha
Julio/2012
Lugar
Parque Natural Bahía de Cádiz.


Cómo llegar: Desde San Fernando tomar la carretera a la playa de Camposoto. Al final de la carretera, una vez pasado el puente de acceso a la playa, comienza el sendero.




Detalles del recorrido

Mapa de la ruta en la Punta del Boquerón.
Hemos realizado una nueva incursión por la Punta del Boquerón para conocer in situ el entramado defensivo instalado en este lugar para contener la invasión francesa en la Guerra de la Independencia. Recorremos primeramente a pie este paraje, para luego trasladarnos al puerto deportivo de Sancti Petri tomando una embarcación que se dedica a hacer rutas turísticas por el caño y el castillo de Sancti Petri y así contemplar estas fortificaciones, también, desde el agua.

La Web de Milan y el Blog de M@nuel nos han servido de inspiración y fuente de información, primero para hacer la ruta  y segundo para narrar nuestra experiencia. A continuación se muestran los enlaces de estas direcciones web recomendando su visualización:


La batería de Urrutia vista desde la batería de Aspiroz.
Las baterías de Urrutia, Aspiroz, San Genis y San Melitón de Calavera, junto al reducto de Lacy y el castillo de Sancti Petri forman parte del conjunto de fortificaciones de la punta del Boquerón. Tenían la misión de proteger la entrada sur del caño de Sancti Petri y cerrarlo al paso de buques franceses, fin para el que tenía que presentar más fuego que el enemigo invasor, además de defender las avenidas de Chiclana (brazos de mar situados frente a la punta, en el municipio de Chiclana de la Frontera).

La franja mas meridional de la Punta del Boquerón vista desde el mar.
La Punta del Boquerón es un elemento geográfico de alta relevancia geomorfológica y paisajística, que constituye el extremo de una barra arenosa, llamada flecha por la rapidez con la que crece y se evoluciona.

En esta ocasión hemos centrado el recorrido en la contemplación de las fortificaciones de la Punta del Boquerón. En nuestra anterior visita nos ocupamos de realizar el sendero señalizado y luego desplazarnos al castillo de Sancti Petri para conocerlo desde el interior de su recinto amurallado.

Ruta: Punta del Boquerón - Castillo Sancti Petri




RUTA

El recorrido comienza en el final de la carretera de la playa de Camposoto.

Una vez pasado el puente de acceso a la playa, seguiremos la pasarela de madera, lo que nos permite avanzar con rapidez sobre la arena. Esta pasarela ira apareciendo intermitentemente en el camino. En primer lugar se relata el acceso a dos miradores que encontramos en el sendero, dejando el paso por la primera batería para narrarla junto a las demás. A continuación, en segundo lugar, se exponen las imagenes de las fortificaciones de la Punta del Boquerón.

A un lado del sendero se halla una garita-mirador de aves. Nos paramos a contemplar lo que desde allí se divisa.

Su ventana sirve de marco de una panorámica de la playa del Castillo y del Océano Atlántico.

También se vislumbra, siguiendo el litoral hacia el sur, los dos bunkers  y  el castillo de Sancti Petri.

Mas adelante encontramos un mirador que nos sirve de otero para observar el entorno.

Al sur, la pasarela que continua el sendero hacia la zona meridional de la Punta del Boquerón.

También al sur, de nuevo la visión de los bunkers de Camposoto y del castillo.

Al Este (con zoom) el caño, la ciudad de Chiclana y al fondo la silueta de la sierra del Aljibe.

También, al Este, la silueta de la sierra del Pinar con el Torreón como máxima altura.

Al norte la ciudad de San Fernando.

Por el otro extremo de la flecha litoral, igualmente al norte, la ciudad de Cádiz.





Baterías de la Real Isla de León.

Nuestro relato muestra imágenes de los bastiones desde tierra y desde el mar, que se irán mezclando en las descripciones de las fortalezas. Además hemos apoyado la narración con planos y textos de las fortificaciones que tan magníficamente se expone en la Web de Milán. Aprovecho para felicitarle y darles las gracias por compartir tanta información.

El orden de las baterías que vamos a abordar y visitar es el siguiente:

Batería de San Melitón de Calavera: Desaparecida, se duda de su exacta ubicación.
Batería de Aspiroz: Derruida, solo quedan restos dispersos.
Batería de Urrutia: Bien conservada pero su interior se encuentra en estado ruinoso.
Batería de San Genís: Bien conservada, la mayor parte de la construcción esta bajo las dunas.
Castillo de Santi Petri: Bien conservado, restaurado recientemente. Solo se ofrecen imágenes desde el mar, de los exteriores de la fortaleza.
Reducto de Lacy: Derruido y sepultado en la playa de Camposoto.

Mapa de situación de las baterías.



Batería de San Melitón de Calavera

Desde el sendero arenoso observamos las posibles ubicaciones de esta primera batería, San Melitón de Calavera. Estas ubicaciones están en zona de marismas, inundadas de agua, lo cual no nos permite acercarnos mucho. Como está desaparecida y no se encuentran restos del lugar de levantamiento se han originado dudas y discrepancias sobre su exacta localización.

¿Donde se ubicó la batería de San Melitón?. Se estiman cuatro posiciones A-B-C-D marcadas en el mapa. (Imagen y textos de la Web de Milan).

Discusión sobre la ubicación de San Melitón de la Calavera.

1: “Frente al caño de pan de mis hijos a la orilla del Río (de Sancti Petri) a la izquierda de la playa de Sancti Petri, y a la derecha de la de San Juan de Bausel se halla situada esta batería cuyo objeto es enfilar el referido caño y correr sus fuegos en toda la extensión de la línea para lo que tiene sobre su izquierda dos piezas y otras dos a su derecha y convendría en esta parte continuar la barbeta y explanada para colocar otra pieza. Actualmente tiene seis piezas, dos de a 24, dos de a 12 y dos de a 8”.

2: “A la orilla del rio, y a 1750 varas de la de Aspiroz, cerca del caño de Dos Hermanas".

Carlos de Vargas la sitúa en un lugar poco concreto de la orilla española del caño de Sancti Petri, a la izquierda de la playa del mismo nombre (lo que hoy llamamos Punta del Boquerón, embocada hacia el caño), a la derecha de la batería de San Juan de Bausel, y frente a la desembocadura del caño "Pan de mis hijos". Esta descripción deja demasiado margen para ubicarla. Mucho más concreto es el otro dato que podemos manejar: “…a 1750 varas (1452 metros) desde la batería de Aspiroz y cerca del caño de Dos Hermanas”. 




Las ruinas de la Casa de San Nicolás (dato aportado por M@nuel, extraído del mapa topográfico de la zona) que hemos identificado aquí como ubicación de San Melitón (posición A), quedan a unos 1250 metros en línea recta desde Aspiroz. Si la medida no fuese lineal, sino estimada por tierra firme —aproximadamente unos 1350— se acercaría más a la distancia señalada por el dato histórico, pero seguiría sin ajustarse.

Las ruinas de la Casa de San Nicolás vistas desde el caño.

Existe, sin embargo, una zona salinera (posición B), elevada de su entorno por aporte de rellenos, situada a orillas del caño de Sancti Petri y prácticamente a 1750 varas / 1452 metros lineales desde Aspiroz. Además, el contorno del terreno elevado (B) coincide exactamente con la planta de la batería en planos de Vargas. En todo caso, las ubicaciones C y D aportadas por Guardia Salinera quedarían en torno a 1700 y 2225 metros respectivamente, tal vez excesivamente alejadas de Aspiroz.


Batería de San Melitón de la Calavera. También figura como la batería de las Calaveras. Perteneciente a la línea de Sancti Petri y reducto de defensa exterior de Cádiz, en 1810 se construyó de fango y hierba, con tres lados y los ángulos achaflanados, estaba próxima a la de Aspiroz y estuvo dotada con 4 cañones de diversos calibres. En 1823 también fue habilitada esta batería como parte de las líneas constitucionalistas. (Imagen y textos de la Web de Milan).

Frente a las posibles ubicaciones de la batería de San Melitón de Calavera se encuentra esta caño mareal posiblemente el protegido por la misma. Esta caño se observa desde el barco.



Batería de Aspiroz


Recorrido los 3 primeros kilómetros del sendero nos desviamos a la izquierda por una senda poco definida, entre matorral bajo, para alcanzar la segunda batería, la de Aspiroz.

La batería de Aspiroz o de Azpiroz, es una pequeña fortificación defensiva que se utilizó durante el sitio de Cádiz. Al fondo la batería de Urrutia.

Batería de Aspiroz. Situada en la 1ª línea de la defensa exterior de Cádiz, a la izquierda de la de Urrutia, en 1811 estaba hecha de lodo, salchichones y sacos de arena, montaba 5 cañones. (Imagen y texto de la Web de Milan).

Ya que está situada más al norte que las otras fortificaciones, y por lo tanto enclavada plenamente en el caño (y no en la punta o en el islote de Sancti Petri, más abierto al mar, como los otros baluartes), su tamaño y armamento era mucho menores.

Su construcción data, como las baterías de Urrutia y de San Genís, del siglo XVIII. Para su construcción se utilizaron materiales de peor calidad que la piedra ostionera (material empleado en el resto de las fortificaciones), como son el lodo de las marismas que rodean a la batería (fango), salchichones y sacos de arena. El empleo de esos materiales ha supuesto que apenas queden restos de esta construcción.

La batería de Aspiroz vista desde el caño. Su función era, como la del resto de las fortificaciones, defender la entrada sur del caño de Sancti Petri, cerrando el paso de navíos tanto al caño como a las llamadas avenidas de Chiclana que desembocan en la orilla opuesta; aunque su situación, su reducido tamaño, su peor construcción y su menor capacidad artillera le restaron importancia. 



Batería de Urrutia

Retomamos el sendero. Avanzamos de nuevo por la pasarela de madera sobre una zona de marisma que se inunda con las mareas. Enfrente entre el matorral asoma la puntas de las columnas del muro exterior de la batería de Urrutia.

La Batería de Urrutia fue construida a comienzos del siglo XIX tras la llegada del Duque de Alburquerque a la ciudad para defender la entrada a San Fernando desde el mar por el Caño de Sancti Petri.

Batería de Urrutia. Situada entre las defensas exteriores de Cádiz, a la izquierda de la de San Genís, a corta distancia, en 1811 estaba sostenida por un muro de cantería y cerrada por la gola con una estacada, estaba artillada con 9 piezas que enfilaban la boca de los caños del Alcornocal y de Carboneros. En 1823 fue artillada por los constitucionalistas con 13 piezas. (Imagen y texto de la Web de Milan).

Aunque de construcción dieciochesca, en 1845 se levantó un plano de la fortificación para proceder a su reforma, tras la cual presenta el aspecto actual. El nombre de la batería se debe al general José de Urrutia y de las Casas, que fue Ingeniero General del Ejército Español, cargo desde el que dio vida al Cuerpo de Ingenieros militares.

Ventana  en el interior de las dependencias.

En la actualidad se halla en un estado ruinoso, en especial el interior del recinto (como el patio de armas,...), al igual que el conjunto de muros y murallas. Rodeado de vegetación, es bastante difícil distinguirlo entre la maleza.

De planta rectangular y con unos de sus frentes hacia el río, esta construcción militar presentaba un potente lienzo de murallas en línea curva, sobre un terraplén elevado sostenido por un muro de cantería, que servía para proteger de los ataques enemigos.

Frente a ella se encuentra el Puerto Deportivo Sancti Petri.

Estaba cerrada por la parte posterior con una cerca de apertura central que daba acceso a un amplio patio de armas en el que se instalaban las diversas dependencias de la guardia, así como almacenes.

El conjunto de fortificaciones defensivas del sur de la Isla de León (antiguo nombre de la ciudad de San Fernando) era la de cerrar la entrada de navíos a través del Caño de Sancti Petri y evitar un desembarco de tropas enemigas tanto en la orilla chiclanera del caño (cerrando las avenidas o caños de Chiclana de la Frontera) como en la Punta del Boquerón (la Playa de Camposoto u orilla oeste que era vigilada durente el Sitio de Cádiz por la Marina Británica).

Artillada con nueve piezas de 24 y dos de 16 sobre sus merlones.

La Batería de Urrutia, vista desde el caño. Se encuentra en el extremo meridional del municipio de San Fernando, en la entrada sur del Caño de Sancti Petri.



Batería de San Genís

Marchamos por la playa justo enfrente del puerto deportivo de Sancti Petri cuando viramos a la derecha, entre las dunas, para localizar la batería de San Genís que esta semi-soterrada bajo las arenas.

La batería de San Genís o de Sangenís. Enclavada en la estratégica entrada del caño de Sancti Petri, sirvió de manera eficaz durante el sitio de Cádiz (Guerra de Independencia Española). Su nombre se debe al ingeniero militar Antonio Sangenís Torres, especialista en fortificaciones capaces de resistir asedios.

Batería de San Genís. Situada en la playa, en la 1ª línea de defensa exterior de Cádiz, a unas 1.500 varas del castillo de Sancti Petri, en 1811 se construyo otra de fango y faginas, con capacidad para 30 piezas, en sustitución de otra existente, llamada la Vieja, que era demasiado baja y estaba cubierta de arena voladera. Nuevamente fue habilitada en 1823, siendo artillada con 5 piezas. (Imagen y texto de la Web de Milan).

Su construcción data del siglo XVIII, estuvo proyectada en un principio como una batería capaz de albergar 35 piezas de artillería, aunque sólo se terminó el primer tercio del recinto, que es lo que actualmente se conserva. Este tramo se artilló con 14 piezas (seis de a 24, dos de a 16, cuatro obuses de a 9 y dos de a 7).

Esta batería realizaba su labor de cubrir la entrada meridional del caño a la perfección, ya que su posición elevada y resguardada por dunas y el gran número de piezas de artillería con que contaba le permitían abrir mucho más fuego contra los navíos enemigos de lo que estos podían hacer contra la batería.

Hoy día se conservan numerosos restos, destacando el imponente polvorín.

Una rampa da acceso al nivel superior, en el que se encontraban las troneras, que hoy día está bajo las dunas. Desde lo alto de esta duna se vislumbra el castillo de Sancti Petri. Al estar tapada la batería por las dunas no se tiene visión de ella desde el mar.



Castillo de Sancti Petri

Volvemos a caminar por la playa. Se presenta el castillo de Sancti Petri que se encuentra en la isla del mismo nombre.

El castillo de Sancti Petri fue construido sobre el islote en el emplazamiento del Templo de Hércules Melkart. Es una construcción que data del siglo XVIII, excepto la torre, que es del siglo XVI.

Este castillo situado en la punta más meridional de la isla Gaditana, sobre un islote del que salen largos arrecifes de piedras que se internan en el mar, sirve de defensa y punto sanitario a la entrada del río de San Pedro y a la playa que está a su inmediación. Es fortificación de mucha entidad por su posición y aislamiento; tiene montadas 12 piezas de distintos calibres, y pueden colocarse más de 30; hay constantemente una guarnición de 12 hombres y un sargento, mandando este punto un capitán del estado mayor de plaza, que se titula gobernador. (Imagen y texto de la Web de Milan).

El barco se dirige a las proximidades del castillo. Lo hace por la parte del caño navegable bordeando el banco de arena que deja ver la marea baja.

Primeramente nos acercamos por la zona Este. Se observa la torre atalaya, de planta cuadrangular, levantada en el siglo XVI y la batería circular que se construyo en el siglo XVII.

Divisamos la muralla sur del castillo. La zona esta minada de acantilados.

Por la parte Oeste de la fortaleza ya podemos ver, completamente, el recinto amurallado construido en el siglo XVIII.

Las nuevas troneras del recinto ampliado incrementaron considerablemente la potencia de disparo del castillo.



Reducto de Lacy

Seguimos bordeando el extremo de la Punta del Boquerón para recorrer la playa en dirección al punto de partida. Pasamos junto a los dos bunkers que se encuentra en la playa del Castillo de Camposoto. 
Bunker nº 1 de la playa de Camposoto.

Bunker nº 2 de la playa de Camposoto.

Reducto de Lacy. A cien metros del primer bunker de Camposoto, se encuentra sepultado en la arena. Los temporales del invierno de 2010 descarnaron la playa de Camposoto hasta dejar al descubierto los restos del enclave inglés de Lacy. Se pueden ver imágenes de este descubrimiento en la web de Milan. 

El antiguo reducto de los Ingleses construido en 1810 en la línea de Sancti Petri, a retaguardia de la línea San Genís-Urrutia; en 1823 fue mejorado y denominado Lacy en recuerdo del general fusilado por los absolutistas el 5-7-1817 en el foso del castillo de Bellver en Palma de Mallorca. Se halla artillada con dieciséis piezas de grueso calibre. (Imagen y texto de la Web de Milan). 




Los integrantes de la expedición.

Otra rutas por el Parque Natural Bahía de Cádiz



6 comentarios:

  1. Estupendo reportaje y muy buenas fotografías, nos alegra que los halláis pasado tan bien en nuestra localidad, Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este lugar es maravilloso aunque muy descuidado. Ya lo hemos recorrido en varias ocasiones y no dudamos en volver de nuevo. Saludos.

      Eliminar
  2. Le he echado una ojeada por lo alto, ahora lo leeré detenidamente, pero ya puedo decir que me parece un trabajo profesional, bien documentado y realizado, de verdad que fenómeno.

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias por vuestra información,buen trabajo realizado, preciosa ruta que recorreremos el próximo año. La gente de Cádiz sois unos privilegiados.
    desde Madrid, un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dudes en venir y disfrutar de este lugar. Gracias por tu opinión.

      Eliminar