Torre de Lascuta




Ruta:   Torre de Lascuta o del Esparragal.


"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino.
 Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).



Detalles del recorrido


Esta ruta discurre cercana a la Mesa del Esparragal, una meseta aislada de pastos ganaderos, acebuches, fresnos y encinas, rodeada de amplias y antiguas vías pecuarias como el Cordel de Alcalá, el Cordel de los Espartales y Correderas, la Vereda del Esparragal, o la Vereda de la Flor de Lis.
Primeramente se circula por un camino rural que confluye en el valle del arroyo del Ballesteros, atravesando una frondosa arboleda ribereña de fresnos y sauces.
Luego se marcha entre paisajes de prados ganaderos y cultivos de secano, acompañados por la escarpada silueta de Peña Arpada, para llegar al valle del río del Álamo que destaca por su densa fresneda.
El recorrido circunda la Mesa del Esparragal, donde se levantan los restos de una vieja atalaya de piedra, único vestigio de la antigua ciudad romana de Lascuta. La Torre del Esparragal se construyó en el siglo II a.C. sobre un primitivo asentamiento calcolítico.


Mapa del recorrido.


Longitud
 10 km. Circular
Dificultad
 Media.
Tiempo
 4 horas
Fecha
 Marzo/2014
Lugar
 La Janda.

La valoración de la dificultad, según nuestras apreciaciones, y el tiempo de realización de la ruta se conforman de acuerdo con las características del recorrido de la misma.
Varios son los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario: el perfil de alturas o variaciones de desnivel, la orografía del terreno y la longitud del recorrido.
En el tiempo de realización interviene, ademas de la dificultad del itinerario, la contemplación del entorno natural y étnico que se encuentran en el trayecto.
Por supuesto estas valoraciones no tienen que coincidir con las estimaciones de otras personas, son totalmente orientativas. Planifica bien el recorrido y ten en cuenta un elemento determinante, la climatología.




RUTA

Comenzamos la ruta junto al km. 8 de la carretera CA-5031 que une San Jose del Valle con Alcalá de los Gazules, frente al cortijo de Las Albarizas. Por una pista rural, la cañada de los Ballesteros.



La cañada de los Ballesteros traza en dirección sur, paralela al arroyo, atravesando una frondosa arboleda ribereña de fresnos y sauces. 



Sobre los verdes cerros destaca una atalaya pétrea, la Torre de Lascuta.



Un puentecillo de madera cruza el arroyo Ballesteros.



Arroyo Ballesteros.



El sendero esta balizado, sobre todo en las intersecciones, durante todo el recorrido. Esta baliza, concretamente, esta situada en el cruce de veredas al que volveremos en el regreso.



Pasado un grupo de casas, por la izquierda sale la Vereda de la Miranda. Se aprecia como el ganado vacuno es trasladado por ella. Al fondo, difusa, la Sierra del Aljibe.



Cortijo de los Santos Nuevos y el inconfundible cerro del Montero.



Pozo y pilón.



El fuerte viento de levante nos acompañara durante toda la ruta. El cielo muestra la nubosidad que este viento trae del Estrecho.



Dejamos atrás el cortijo de Miranda y seguimos avanzando por la ancha cañada avistamos la escarpada figura de Peña Arpada.






Continuamos rodeando, por la falda oriental, la Mesa del Esparragal.



Desde el acebuche solitario ubicado en la cañada se disfruta de este singular paisaje de prados ganaderos y cultivos de secano, entre las vegas del arroyo Ballesteros y del río Álamo.



Nuevo cruce de cañadas, tomamos el Cordel de los Espartales y Correderas.



Peña Arpada o Peña Arpá es un promontorio de roca caliza poco elevado que destaca sobremanera en el paisaje al estar rodeada de terrenos de labor de relieves alomados y suaves.











Es increíble como esta cañadas conservan las anchuras originales y no son ocupadas indebidamente como  gran parte de ellas que observamos en nuestras rutas.






Nos situamos en la vega del río del Álamo con vistas a Medina Sidonia, al cortijo de Lobatón y a la sierra del Valle.



Medina Sidonia.



Cortijo de Lobatón. Abajo eucaliptos y frenos indican el curso del río del Álamo.



Sierra del Valle.



El Cordel de los Espartales y Correderas cruza el río en dirección a Gigonza.



Río del Álamo.






 Siguiendo el curso del río y  rodeando el cerro de la Mesa  del Esparragal giramos el sentido de la marcha al norte.



Mesa del Esparragal.



Desde el camino rural se observa la fresneda que envuelve el curso fluvial.









La Vereda de la Flor de Lis hacia el cerro de la Era Empedrada..



Tras una corta subida nos desviamos al emplazamiento de la torre de piedra, como nos indica la baliza.



En el termino de Alcala de los Gazules, en lo alto del cerro del Esparragal emergen los restos de una vieja atalaya de piedra, único vestigio del asentamiento de la ciudad romana de Lascuta.



Lascuta fue una importante fundación de origen fenicio y romano que tuvo un notable desarrollo durante la época visigoda.



La torre romana y visigoda del Esparragal de doce metros, levantada en el siglo II a.C.



La entrada esta dispuesta por tres magníficos sillares romanos.



Que suerte hemos tenido al llegar en horario abierto de visita.



Una bóveda cubre la primera planta.



Unas deterioradas escaleras llevan a la parte superior de la atalaya.



La segunda planta al aire libre cuenta con unas aberturas a modo de saeteras.



Vista de la planta alta desde arriba.






Hacia el sur se extiende la meseta del Esparragal.



Dejamos la torre y atravesando la meseta nos encaminamos a la parte mas elevada donde se encuentra un vértice geodésico.









Vértice geodésico de la Mesa del Esparragal (230 m.s.n.m.)






Desde este otero vislumbramos el horizonte.

Torre de Lascuta. Detrás el cerro de los Ballesteros.



Sierra del Aljibe.



Peña Arpá.



Medina Sidonia.



Paterna de Rivera.



Regresamos a la torre. En este lugar fue donde se encontró el "Bronce de Lascuta", primera inscripción romana hallada en España.
El Bronce de Lascuta es una placa con un tratado de hospitalidad latino hallado en 1840 en el yacimiento de Lascuta (Alcalá de los Gazules, en la actual provincia de Cádiz), localidad ubicada en la Bética hispanorromana.
Datado en el año 189 a. C. es, pues, el documento en latín más antiguo de España (de hecho está escrito en latín arcaico).
Estudiado por Hübner y Mommsen, en el siglo XIX, en el siglo XX fue analizado primero por d'Ors y Saumagne, y más tarde por López Castro.
Actualmente se encuentra en el Museo del Louvre (París), aunque se expone una copia en el Museo Arqueológico de Jerez de la Frontera.

Hace referencia al descontento de los pobladores de Lascuta por sus condiciones de trabajo bajo la jurisdicción de Hasta Regia.
Su transcripción es:
L(ucius) Aimilius L(ucii) f(ilius) inpeirator decreivit, utei quei Hastensium servei in turri Lascutana habitarent, liberei essent; agrum oppidumqu(e), quod ea tempestate posedisent, item possidere habereque iousit, dum poplus senatusque Romanus vellet. Ac(tum) in castreis a(nte) d(iem) XII k(alendas) Febr(uarias).
Y su traducción:
Lucio Emilio, hijo de Lucio, imperator, decretó que los siervos de los Hastienses, que habitaban la torre Lascutana, fuesen libres. Ordenó que tuvieran la posesión y conservaran los campos y el núcleo urbano que hubieran poseído hasta ese momento, mientras quisieran el pueblo y el senado romano. Dado en el campamento el doce antes de las kalendas de febrero (=el 19 de enero).


Trotones de Arcos en la Torre de Lascuta. Al resguardo del fuerte levante reinante ese día de primavera.



Regresamos a la Vereda de la Flor de Lis.






Cruce de caminos que pasamos en la ida. A la izquierda, a 1 km, se encuentra el punto de partida.


Otras rutas en La Janda

Enlace




5 comentarios:

  1. Perfecto, mañana mirare mas detenidamente...ya tengo guia para ir a visitarla....gracias.

    ResponderEliminar
  2. Una ruta muy entretenida y llena de tesoros Salaudos

    ResponderEliminar
  3. Me extraña el rotulo del horario. No existía la ultima vez que fui allá. Hace cinco años o mas estuve en la Oficina de Turismo de Alcala y vi en la pared un cartel del torre de Lascuta. Pide la informacion que tenia sobre el torre y la chica me contesto que no tenia nada y no se puede visitar porque se encuentra en propiedad privada.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por vuestro comentarios. Asidonenense la torre de Lascuta esta junto a la vereda del Esparragal no hay problema para visitarla, está abierta y muy deteriorada y descuidada. El cartel estaba partido por la mitad, suponemos que tiempo atrás habría un control de las visitas. Saludos desde Arcos.

    ResponderEliminar
  5. muchas gracias, por las fotos y los comentarios

    ResponderEliminar