Tajo del Abanico




Ruta:   Tajo del Abanico, de Ronda a Benaoján.


"Lo importante no es el fin del camino, sino el camino.
 Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje" (Louis L'Amour).



Detalles del recorrido


Ruta de Ronda a Benaoján pasando del el Tajo del Abanico, paraje de gran riqueza geológica. Primeramente disfrutaremos el paso por la ciudad de Ronda. A continuación transitaremos por la Colada del Camino de Ronda a Cortes, la cual abandonaremos, para contemplar los paredones del Tajo del Abanico. Retomando el sendero hacia Benaoján.


La roca del Tajo del Abanico es de composición arenisca con caliza y se denomina "Molasa", de las misma característica que el Tajo de Ronda. En el desfiladero la vegetación es abundante destacando los del género "quercus" y el matorral de ribera.

Atravesaremos varios hermosos y desforestados valles. Tras alcanza el Puerto del Acebuche alcanzaremos magnificas vistas al Macizo de Líbar.



Mapa del recorrido.


Longitud
 14 km. Lineal.
Dificultad
 Media.
Tiempo
 5 horas
Fecha
 Primavera/2014
Lugar
 Serranía de Ronda.

La valoración de la dificultad, según nuestras apreciaciones, y el tiempo de realización de la ruta se conforman de acuerdo con las características del recorrido de la misma.
Varios son los elementos que tenemos en cuenta para valorar la dificultad del itinerario: el perfil de alturas o variaciones de desnivel, la orografía del terreno y la longitud del recorrido.
En el tiempo de realización interviene, ademas de la dificultad del itinerario, la contemplación del entorno natural y étnico que se encuentran en el trayecto.
Por supuesto estas valoraciones no tienen que coincidir con las estimaciones de otras personas, son totalmente orientativas. Planifica bien el recorrido y ten en cuenta un elemento determinante, la climatología.




RUTA

Estamos en la Estación de Benaoján para tomar un tren que nos traslade a Ronda.




De oca a oca, de estación a estación. Llegamos a Ronda donde iniciaremos esta ruta hasta Benaoján pasando por el Tajo del Abanico.




Los pasos callejeros por la villa rondeña nos llevan al Puente Nuevo sobre el emblemático Tajo de Ronda.




Las vistas al vacío y al paisaje son extraordinarias.




Puente Nuevo de Ronda, estructura pétrea que une la vieja Villa con el Barrio del Mercadillo.




Abajo, el río Guadalevín surcando el desfiladero labrado por el incesante paso de sus aguas.




Mirando al horizonte se observa las tetas de Montejaque o lo que es lo mismo el Hacho. Por detrás, la picos de los cerros Reloj y Simancón de la Sierra del Endrinal grazalemeña.




De izquierda a derecha, todo Mures: Cerro, Boquete y Peñón.




Seguimos callejeando y disfrutando de la villa antigua de Ronda.




Otro símbolo de Ronda, la Puerta del Almocabar.





Atravesamos el Barrio de San Francisco, atrás queda el caserío rondeño colgado del tajo.




Casi a las afueras de Ronda topamos con el Predicatorio. Su nombre se debe a que aquí predicaba un recordado fraile, Fray Diego Jose.





En un cruce de caminos que indica a la ermita de la Virgen de la Cabeza parten dos carriles. Tomamos el de la izquierda que coincide con la antigua colada del camino de Ronda a Cortes de la Frontera. El carril está asfaltado y transita entre muros de piedras que delimitan las fincas adyacentes, donde crecen olivos y almendros.





La vía pecuaria desciende acusadamente, con magnificas vista al paisaje kárstico del Macizo de Líbar.





Por una bifurcación a la izquierda abandonamos la vía pecuaria, mas tarde la retomaremos. El nuevo sendero es conocido con como el Camino de Sijuela y que nos llevará al Tajo del Abanico.




Por el lado izquierdo del sendero comienzan a verse los primeros cortados rocosos.




Pasamos junto a una torre de piedra anexa a una casa en ruinas.




Cruzamos un fresco arroyo con una fuente protegida de mallas.




Abandonamos el carril tras pasar una cancela y seguimos por un sendero.




El sendero se dirige hacia al desfiladero.




Enormes encinas se yerguen al cobijo de los paredones.








El sendero se muestra empedrado en algunos tramos.




Ante nuestros ojos se abre un panorama espectacular, los paredones de un gran desfiladero dibujado por el arroyo Sijuela.




Un sendero traza entre el muro de piedra y el arroyo Sijuela.





Esta parte del arroyo Sijuela se encuentra seca, en esta época.  El agua corre subterránea porque sale un poco mas abajo de este paso.





Continuamos caminando bajo la colosal pared del desfiladero. La roca es de composición arenisca con caliza y se denomina "Molasa".




Hasta llegar a la Cueva del Abanico.




Cueva del Abanico, concavidad poco profunda.




En el interior de la cueva.




Trotones de Arcos en el Tajo del Abanico.




El sendero sigue al Puerto de las Encinas Borrachas, paralelo al arroyo, en la divisoria del Valle del Genal y del Valle Guadiaro. No sabemos si tiene continuidad o  esta cortado por alguna finca privada. 




Emprendemos el regreso disfrutando de nuevo las vistas al desfiladero.














Bueno ya estamos de nuevo el la Colada de Camino de Ronda a Cortes. Tenemos a la vista el Valle de Sijuela y el Hacho de Montejaque sobresaliendo de las colinas olivareras.




Pasado el arroyo Sijuela la pista se vuelve ascendente. En un mirada atrás logramos ver tras el valle los paredones del Tajo del Abanico.




La subida remata en el Puerto de Sijuela con vistas al Valle homónimo y a otro Valle, el de la Laguna.




El Valle de la Laguna se encuentra mas desforestado que el anterior.




A la derecha el Valle de la Laguna y al fondo las grises rocas del Hacho de Montejaque y Mures.




Una dura subida, por el sofocante calor que padecemos durante la misma, nos lleva al Puerto del Acebuche, linde los los términos municipales de Ronda y Benaoján. En este punto logramos vistas a casi todo el Macizo de Líbar.




También desde este Puerto del Acebuche, divisamos las casas de Ronda encaramadas en el Tajo.




Poca sombra, el sendero en descenso hace mas llevadera la calor, tampoco corría aire alguno. Esta zona se conoce como la Dehesilla y se avistan algunas casas de Montejaque y Benaoján.




Benaoján bajo la Sierra de Juan Diego o también llamada por su mismo nombre.  La figura del Ventana se alza tras el caserío.





Algunas casas de Montejaque asoman entre las rocas. Como telón de fondo el Hacho.





Por la izquierda del cerro Ventana se observa la Sierra del Palo.





Pasamos por la vertical de la Cueva del Gato.




Cueva del Gato.




Benaoján, mas cerca.




Estación de Benaoján, nuestro destino.




Torre del Moro, en un cerro cercano.




Bodega de los Nuñez.




Cortijo Huerta del Policia.




El carril emboca en la carretera de Benaojan a Ronda junto a un puente que cruza el río Guadiaro. Tomamos un sendero por el lateral del puente.




Bajando el sendero balizado de la Cueva del Gato. Transitamos paralelos al río Guadiaro.




Terminamos nuestro recorrido en la Estación de Benaoján, no sin antes admirar el azud del Charco de la Barranca.



Otras rutas en la Serranía de Ronda



6 comentarios:

  1. En verano esta ruta como que no ¿verdad? Excelente ruta y buenas fotos. Gracias por mostrarla. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pacorrillo, poca sombra y sin correr aire, el calor hace pesada la caminata. No recomendable en verano por supuesto. Gracias por tu opinión y saludos desde Arcos.

    ResponderEliminar
  3. La ruta es preciosa con unos cortados impresionantes, gracias por compartirlo, intentaremos realizarla en otoño. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, gracias Carlos, eres uno de nuestros mas fieles seguidores. Saludos desde Arcos.

      Eliminar
  4. Extraordinaria y preciosa ruta. Me la apunto la primera para cuando se vaya el calor.
    Por cierto las cinco horas que indicais, es con paradas incluidas o solo tiempo real. Os lo pregunto mas que nada, para tener una idea por el horario del tren.
    Saludos desde Carmona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo indicado es con paradas, sobre todo en el paraje del Tajo del Abanico. El camino no presenta ninguna dificultad, si acaso el calor desde el Valle de Sijuela a Benaoján por la poca sombra que hay y si ademas no corre aire. Dejamos el coche en la Estación de Benaoján tomando un tren pasadas las 7:30 de la mañana. Gracias por tu afable opinión, Saludos desde Arcos.

      Eliminar