Castillo de Cote



El Castillo de Cote se encuentra en el extremo sureste de la sierra de Montellano, en el término municipal de Montellano, provincia de Sevilla.

El Castillo de Cote tiene sus orígenes en la época Califal (s.X) y Taifa (s.XI). En 1.240 tras la conquista castellana, se lleva a cabo la construcción de la torre tetrabsidal, también llamada Donjon (torre residencial) correspondiente al estilo gótico Alfonsí. Formaba un potente triangulo defensivo con el Castillo de las Aguzaderas y la Torre de Lopera, defendiendo el acceso por el río Guadalete.

Es de destacar la posición dominante que ocupa este castillo, pudiéndose ver desde lo alto Morón de la Frontera, Arahal, Paradas, Carmona, Sevilla, El Coronil, Los Molares, Utrera, Puerto Serrano, Zahara de la Sierra, Olvera... lo que explica la importancia geo-estratégica del emplazamiento.
 


El castillo de Cote formaba una línea de fortificaciones de la llamada "Banda Morisca" con las torres de Lopera y el Bollo y con los castillos de Morón, Aguzaderas y el de El Coronil. Tambien conecta visualmente con los castillo de Pruna, Olvera y Zahara de la Sierra.



Vista desde la Sierra del Tablón.



Vista desde Olvera.



Vista desde la Sierra de Lïjar.




Vista desde Zahara de la Sierra.



Cote viene del latín Acutu, por la forma aguda del monte sobre el que se asienta.



El castillo de Cote se alza a 526 metros de altura sobre el nivel del mar.


Leyenda: La Batalla del Guadalete.

La Batalla del Guadalete entre los musulmanes bajo el mando de Muza contra las tropas de don Rodrigo. Hay quien afirma que fue en la Junta de los Ríos en plena Vía Verde. Y una leyenda popular sostiene que fue en la Hacienda Morejón (Montellano), donde se encuentra la Vega de los Caballeros.


Durante el transcurso de la batalla, don Rodrigo no hallo un sitio mas seguro donde resguardar a su mujer que el Castillo de Cote. Y en verdad fue seguro, pues ella salvo la vida a diferencia del rey.





EXTERIORES



La torre se alza sobre la meseta superior, sensiblemente horizontal, aunque con pendiente que permite la aproximación y acceso, y está rodeada por una muralla irregular de mayor potencia que la muralla de la villa.

Por sus características arquitectónicas se considera único en España, existiendo uno similar en Francia y otro en Inglaterra.













MURALLAS


El conjunto fortificado de Cote consta de dos recintos amurallados concéntricos. El exterior, a 300 metros aproximadamente de altitud, delimitaba la villa medieval, y el interior, en cotas superiores, protegía el castillo.


Plano de la muralla interior.

La muralla es de mampostería, y parece que se hizo en varias épocas: la mayor parte probablemente en los años de dominación islámica, y en el norte, junto a la torre, un lienzo cristiano posterior. En la parte cercada se ha encontrado un gran aljibe de mortero de cal y bóveda de ladrillo, adosado al lienzo sur, rectangular y dividido en dos cámaras. 















ACCESOS

Un empinado sendero de 500 m. asciende a la cima del cerro.



Muralla exterior.










El acceso al interior de la torre se realiza entre los ábsides norte y este, estando la entrada acodada para proteger el interior, que sólo es perceptible en su totalidad una vez se ha avanzado prácticamente hasta el interior del edificio. 










El acceso se realiza entre los ábsides norte y este, estando la entrada acodada para proteger el interior. El interior de la torre destaca por su sobriedad, y está iluminado por cuatro ventanucos, uno en cada ábside, e indirectamente por el propio hueco de la entrada. 


RECINTO INTERIOR

Plano de la planta del castillo.



El edificio ocupa en planta de zócalo una superficie de 221,54 metros cuadrados, siendo la superficie construida sobre éste de 159,09 metros cuadrados y la superficie útil o superficie interior de la torre de 68,25 metros cuadrados, es decir, sólo un 42,9% de la superficie que lo envuelve.

Su planta es cuadrilobulada, un cuadrado central con cuatro ábsides adosados. El espacio central esta cubierto por una boveda de cruceria de aristas ocultas por arcos cruceros.












ACCESO A LA TERRAZA




El ábside oriental del castillo se distingue de los otros tres tanto por la presencia de la entrada que cubre una bóveda de medio punto de sillares labrados, como por desdoblarse para esconder entre sus hojas la escalera que permite ascender a la cubierta de la torre.













TERRAZA SUPERIOR

La terraza superior ocupa toda la planta de la torre. Sin protecciones laterales se echan en falta las almenas y merlones característicos en este tipo de fortificaciones. Hay que extremar las precauciones al deambular por esta amplia terraza, sobre todo en días ventosos. 

En cuanto a las panorámicas que se alcanzan desde este despejado otero destacan la extensa campiña sevillana y los cerros de la Sierra Sur de Sevilla: Sierra de San Pablo, Sierra de Esparteros y la Sierra del Tablón. Hacia la provincia de Cádiz se divisa la Sierra de Grazalema, la Sierra de Líjar y el Peñón de Zaframagón.


Sierra de San Pablo de Montellano.


La campiña sevillana y la Sierra de Esparteros junto a Morón de la Frontera.



Castillo Árabe de Morón.


Cortijo de Santa Isabel, a los pies del castillo.


Sierra del Tablón, los cerros redondeados y difusos por la neblina de la izquierda y la inconfundible figura del Peñón de Zaframagón.



Sierra de la Espuela con el Picacho de Puerto Serrano y en lontananza la Sierra de Grazalema.



Puerto Serrano.




Sierra de Líjar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario