Caño Herrera-Punta Cantera-Casería de Ossío



Ruta:   Caño Herrera-Punta Cantera-Casería de Ossío.





Detalles del recorrido


Ruta que discurre por la linea costera de San Fernando desde Caño Herrera a la Casería de Ossío pasando por Punta Cantera. Sitios históricos de la Isla de León situados en el extremo SW del "saco interno" de la Bahía de Cádiz.

El paisaje natural que se observa durante el recorrido es el de una marisma mareal, en el que los elementos mas visibles varian con el estado de la marea. En pleamar, toda la zona esta cubierta de agua; en bajamar, aparece  una extensa planicie intermareal fangosa que alcanza una anchura de un km en las mareas vivas. La Bahía de Cádiz tiene su origen en la colmatación del estuario del río Guadalete en el transcurso de los siglos.

La zona bahía interior o "saco interno", está delimitada, siguiendo el sentido de las agujas del reloj, por el Puente Carranza, Puerto Real y por el istmo que une Cadiz y San Fernando. La característica fundamental de este "saco interno" es la existencia de amplias planicies fangosas intermareales de muy escasa pendiente. La influencia de los vientos, corrientes y oleajes son menores que en la bahía exterior, situada mas allá del Puente Carranza. 




Distancia   
 7 kms.
Tiempo aproximado
 3 horas.
Época del año
 Verano.
Espacio Natural
 Parque Natural Bahía de Cádiz.
Municipios
 San Fernando.








RUTA


Iniciamos el recorrido en la zona del Caño Herrera, junto al complejo urbano y comercial de Bahía Sur. Caño Herrera paisaje de marisma mareal, integrado en el Parque Natural de la Bahía de Cádiz y conjunto medioambiental de ámbito marino de gran valor ecológico y etnográfico. Al frente se observa Punta Cantera adonde nos dirigimos.




Pasamos junto a los restos del Molino de Caño Herrera. Éste fue construido en el año 1759 por Gabriel Alonso de Herrera. La presa esta construida de piedra ostionera, única en su genero, lo habitual en los restantes molinos mareales de la Bahía de Cádiz que la presa o caldera consistiera en un ensanche natural de los caños.



Aprovechando la bajamar, tomamos una pequeña senda que circula bajo el perímetro de los muros de piedra ostionera de los Polvorines de Fadricas. Estos polvorines fueron hasta hace poco tiempo un recinto militar, que en la actualidad muestran un claro aspecto de abandono.





Nuestro caminar nos lleva bajo unas imponentes murallas asentadas sobre la plataforma rocosa, hacia un muelle de piedra ostionera de unos 100 metros de largo, que penetra en las aguas de la bahía. 

Punta Cantera fue protagonista en la batalla de la Poza de Santa Isabel (14 de Junio de 1808), primera victoria contra las fuerzas francesas. Jugó durante esta batalla un papel fundamental en el apresamiento de la escuadra francesa del almirante francés Rossilly, realizando un fuego muy efectivo sobre los navíos franceses.





Arribamos al muelle que penetra en la bahía y divide dos grandes ensenadas: la de Santibáñez y la de Ossio. Dicho muelle se utilizaría exclusivamente para embarcar y desembarcar la pólvora de los navíos de la Real Armada, durante los siglos XVIII y XIX. El montaje de las piedras que constituyen el muelle se realizó mediante un ingenioso sistema en puzzle que con el tiempo y gracias a la acción del agua del mar ha hecho que todas las rocas se hayan fundido en una sola pieza.






Tras disfrutar de la visita al muelle continuamos, hacia la Casería de Ossío, por el interior de las instalaciones. Seguir por la marisma se hace harto imposible. De esta forma podemos contemplar polvorines y edificaciones que contiene el complejo de Fadricas y se encuentran a la intemperie, sin ningún tipo de mantenimiento.









Playa de la Casería está confinada entre urbanizaciones, de aguas tranquilas, es un pequeño espacio que hace de resguardo para las numerosas barcas que descansan en su orilla. Rodeada de pequeñas casas con aire marinero, los pescadores y vecinos constituyen los principales usuarios. La playa está formada por una cala de pequeño tamaño, situada junto a eucaliptos que generan agradables sombras y restos de muralla que  delimitan el final de su extensión.





Al final del recorrido encontramos los restos de la Batería de la Casería, que sirven como base a la terraza de uno de los restaurantes de la playa. 

La Batería de Ossio presentaba un frente semicircular abaluartado. Disponía de un pequeño embarcadero al Este y no estaba cerrada a su gola ni disponía de barracones ni polvorín.




No hay comentarios:

Publicar un comentario